Lunes, 09 de junio de 2008

Pel?culas que me marcaron (III) - Juegos de Guerra (1983)

Obviamente, esta película de John Badman no la vi el año de su estreno (empecé a ir a la guardería por aquella época) sino al menos cuatro o cinco años después. Por sí misma, esta película es la responsable de la fascinación que desde siempre he sentido por los ordenadores. Badman sigue en activo como director (siendo un capítulo de Las Vegas y dos de Heroes sus últimos trabajos reconocibles, al menos por mi) pero es esencialmente recordado por esta película.

Juegos de Guerra se basa en la interpretación de un jovencísimo Matthew Broderick , quien interpreta a David, un hacker con gran habilidad para los ordenadores y otros sistemas electrónicos que utiliza para asaltar vía informática las empresas programadoras de juegos para jugar con ellos antes que nadie.

 Pero un día se encuentra con un ordenador al que el Gobierno de los Estados Unidos le ha encomendado ni más ni menos que el control del armamento nuclear del país. David cree estar jugando una simulación bélica cuando en realidad está provocando un conflicto termonuclear global.

 Como muy bien cuentan aqui con ocasión del XXV aniversario de este film, Un cuarto de siglo más tarde, WarGames se sigue sosteniendo extremadamente bien. Prácticamente toda la tecnología mostrada está totalmente fuera de fecha (miren el tamaño de los floppies que usa David!) pero a pesar de eso, y tal vez incluso debido a eso, WarGames se ha transformado en una curiosamente buena instantánea de tanto la mentalidad bunker de la Guerra Fría como la introducción de las computadoras en la vida civil.

Y es que es cierto que WarGames, a diferencia de muichas películas posteriores sobre hackers es desde el punto de vista tecnológico totalmente sostenible. 1983 es el punto álgido de las BBS, de los blackbox y bluebox para llamar gratis por teléfono, del war-dialing y de tantas y tantas otras cosas que siguieron fascinándome décadas después.






Comentarios

Añadir un comentario