Lunes, 26 de mayo de 2008

Impresiones: Advance Wars, Days of Ruin

Las pantallas que os pongo estan en distintos idiomas, pero el juego esta en perfecto español. El resumen es un refrito de Meristation, Elotrolado y elaboracion propia:




Advance Wars Dark Conflict (Days of Ruin en la version USA) es la continuacion de la afamada saga que se inicio en NES con el Famicom Wars. Se trata de un juego de estrategia por turnos, cruce perfecto de ajedrez, Starcraft y piedra/papel/tijera.

Con la posibilidad de coimpetir hasta cuatro jugadores en conexion local o con la misma DS y un excelente modo online, este juego tremendamente adictivo asegura horas de diversion para todos los amantes de la estrategia. Decir que el modo Wi-Fi online incluye chat de voz y la posibilidad de intercambiar mapas diseñados por los propios jugadores.

Dark Conflict nos presenta un mundo post-apocalíptico en el que, tras una intensa lluvia de meteoritos que ha sumido a la Tierra en la oscuridad, los habitantes han de luchar por su supervivencia. Una espesa capa de polvo recubre el planeta y los alimentos empiezan a escasear, siendo imposible cultivar al carecer de los rayos del Sol. En medio de este caos, no hay leyes ni nadie que haga cumplirlas y los saqueos se suceden.

Sin embargo, hay una pequeña esperanza, un grupo de soldados laurentinos, aún fieles a su deber, recorren su país en busca de gente a la que ayudar con las reservas de víveres que aún les quedan y haciendo frente a los maleantes que intentan aprovecharse de los ciudadanos indefensos. Y aquí es donde entramos nosotros, encarnando, aunque de forma indirecta, el papel de un joven llamado Ed, cadete de la academia de Laurentia, quien es rescatado mientras vagaba solo y sin rumbo y estaba a punto de caer en las fauces de unos renegados.

Acogido por el comandante O'Brien y el resto de su destacamento, inicia una aventura en busca de una posible solución para paliar la hambruna que se avecina, lo que significaría el fin de la humanidad. Poco a poco irán descubriendo que hay algo más aparte de ruinas en el camino y que no todo el mundo es quien parece ser, incluyendo los comandantes de otras unidades supervivientes del ejercito de Laurentia.



Foto: Ed, nuestro joven protagonista.

El sistema de juego de Advance Wars, copiado en infinidad de títulos, sigue siendo el mismo en la mayoría de aspectos. A modo de resumen, seguimos controlando por turnos nuestras unidades, pudiendo en cada baza moverlas, atacar, producir nuevas tropas y conquistar edificios tanto enemigos como propios. Hasta aquí, ninguna novedad.

Hay algunas construcciones inéditas hasta esta entrega, otras han desaparecido, pero el grueso se mantiene invariable. Los tipos de terreno siguen siendo los ya conocidos, los cuales afectan a diversos aspectos, como son la visibilidad en niebla de guerra o el daño que recibimos o producimos en un enfrentamiento dependiendo de donde se encuentren atacante y defensor.



Foto: Un tanque se dispone a subir a un vehículo de transporte naval.:



Como ya hemos mencionado antes, existen muchos juegos que copian a Advance Wars (bueno, más bien al mítico Famicom Wars en un primer momento). Sin embargo, dentro de ese elenco de videojuegos que comparten jugabilidad, algunos ya habían avanzado en un terreno diferente: la inclusión de experiencia durante las batallas. Dark Conflict incorpora esta característica y ahora cada vez que una unidad nuestra destruye una del enemigo suma un punto de experiencia hasta un máximo de tres, lo que mejora sus estadísticas y la hace más valiosa, así que hemos de procurar no perderlas.












Foto: Un tanque se dispone a atacar a otro:



El modo historia se estructura igual que en anteriores entregas, debiendo avanzar linealmente a través de un total de 26 misiones. Esto da para muchas horas de diversión, pero si a alguno aún se le hace escaso, tiene 17 niveles extra de regalo. Estas fases especiales son paralelas y en nada alteran el argumento, pero vamos liberándolas a la par que superamos las normales. Son llamadas retos porque nos ofrecen desafíos más complejos en general y con escenarios muy diversos que aportan mayor variedad.





Para un solo jugador también existe la opción de "Batalla Libre", en la que puede seleccionar un mapa de los muchísimos incluidos (28 clásicos, 70 mapas para dos jugadores, 32 para tres jugadores, 30 mapas para cuatro jugadores y los 17 de los retos) para enfrentarse a la CPU, eligiendo diferentes parámetros como el número máximo de turnos, la estilo de juego del personaje controlado por la consola (agresivo, defensivo, normal...), el presupuesto inicial o la climatología.





Sí, así es, en Dark Conflict el tiempo también influye en las batallas. Podemos encontrarnos escenarios lluviosos, en los que la visibilidad de las unidades se ve muy reducida, nevados, que restan un punto a la capacidad de avance de las tropas terrestres, o con tormentas de arena, en los que la potencia de ataque se ve mermada dado que resulta más complejo acertar.
Foto: Batalla marina en ciernes.

Tipos de unidades:

En este tiempo de escasez, cualquier arma es válida, por lo que lo primero que encontraremos son motos y coches reconvertidos en vehículos de ataque ligero. Mientras que los segundos sólo son útiles en los primeros momentos de una partida, los primeros suponen un cambio muy importante a la hora de conquistar ciudades.

La infantería motorizada, como así se llama, tiene un rango de movimiento obviamente mayor que el de las tropas a pie y también una mayor fortaleza y fuerza de ataque, así que posibilitan capturar más rápido los edificios. De este manera, el cambio de propiedad es más dinámico y hace las partidas más veloces. También tenemos una mayor variedad de opciones para configurar nuestro plan de ataque, pues podemos elegir por una unidad barata (infantería), otra bastante efectiva contra tanques (infantería mecanizada) y otra mucho más veloz (la infantería motorizada).

Aparte de los ya mencionados tres tipos de infantería, hay dos unidades de reconocimiento (una de ellas el coche), dos antiaéreas (las ya conocidas), tres tanques (adiós al neotanque) y tres clases de artillería (se suma una nuevo miembro, el obús). La unidad de exploración, nueva incorporación, pese a ser bastante débil, tiene la característica especial de poder lanzar bengalas para descubrir terreno en niebla de guerra. Mucho más interesante es el obús, pues es a la vez de ataque directo e indirecto y sumamente efectivo frente a tanques, así que es una de las más temibles en el campo de batalla.

El anteriormente conocido como TOA juega otro relevante papel. La ahora denominada tanqueta de mantenimiento, al ser creada, lleva en su interior material para construir un edificio. En concreto sólo puede hacer dos: el hangar y la dársena. Ambos tienen idéntica función, recargar munición y vida a las unidades (aéreas y marítimas respectivamente) que entren en ellos, pero no tienen capacidad de construcción. Es una herramienta útil en determinados escenarios, sobre todo en los que nos dan aviones o barcos de inicio y no hay ni aeropuerto ni puerto.

En el mar también hay novedades jugosas, empezando por la desaparición de la nave reparadora. A cambio ha llegado el "buque misiles" (literalmente), el cual sólo tienen 1 de munición, lo que lo haría bastante inútil si no fuera porque tiene capacidad de transporte para un soldado. El acorazado, por su parte, ahora es mucho más peligroso, ya que se trata de la primera unidad de ataque indirecto que no necesita un turno para disparar, así que hay que mantener las distancias. También encontramos el patrullero, que puede almacenar dos helicópteros y resulta letal contra unidades aéreas y submarinas

Foto: Una unidad antiaérea se dispone a masacrar a unos helicópteros:


Hablando de submarinos, al igual que el carguero, estos permanecen sin cambios. Todo lo contrario que el portaaviones, que se ha convertido en una fábrica flotante sin dejar de ser una unidad de transporte de aviones. En él se crea un nuevo tipo de aeroplanos, los aviones navales, con escasa autonomía y munición, pero que son fuertes contra todo tipo de tropas.

Finalmente hemos llegado a las unidades aéreas. Helicópteros, cazas, aviones de transporte y bombarderos siguen igual, mientras que el avión espía ha desaparecido. En su lugar se ha agregado el caza ligero, que es como un helicóptero algo más potente, pero en realidad no compensa en absoluto puesto que sólo es efectivo precisamente contra estos.

Multijugador online:

No obstante, la apuesta fuerte de esta nueva entrega es el multijugador online. El problema que a priori suponía la adaptación del multijugador a un juego de estrategia por turnos se ha logrado admirablemente mediante limitaciones de tiempo. Así que, ya sea con tus contactos o con oponentes aleatorios, el multijugador vía wi-fi te multiplica hasta el infinito la vida del juego y ofrece retos infinitos.

A esto hay que sumar la posibilidad de intercambiar mapas diseñados con el editor del juego y de subirlos para que después sean descargados aleatoriamente por otros jugadores. Una opción simplemente genial.




Foto: Las tropas aliadas logran una gran victoria:


En resumen, señores, el juego me ha encantado. Es absolutamente adictivo y aunque aun no me he terminado el modo historia, me veo capacitado para enfrentarme a cualquiera en modo online. Mi Friend Code es 352313-902889 y el nombre de mi comandante es Javier.

Comentarios

Añadir un comentario