Lunes, 27 de enero de 2014

Vox: Al Rajoy le diagnostican un UPyD

Un grupo de segundas espadas del PP, representantes de las presuntas esencias ideológicas del partido anteriores al congreso de Valencia capital Bulgaria, le han montado un UPyD a Mariano Rajoy. Vidal-Quadras, que es el paralelo perfecto a Rosa Díez en tanto que vividor que hará lo que sea con tal de no dejar de pisar moqueta, ha anunciado hoy mismo su marcha a Vox, donde ya están Santiago Abascal y Ortega Lara. 

Empero, sin entrar en señalar arribismos, vividores de la política y casuals varios, Vox plantea para los patriotas españoles una serie de problemas,el más inmediato de los cuales ya ha señalado sucintamente Eduardo Arias: Vox tapona por completo a cualquier alternativa patriota la posibilidad de lograr absolutamente nada en las próximas elecciones europeas. Posibilidad que -añado yo- ya era más que dudosa que existiera. 

A mí hay varias cosas que me preocupan mucho acerca de Vox: 

1) Que supone, negro sobre blanco, una crítica global a la Constitución vigente, entendiendo "Constitución" no sólo el texto de 1978, sino una serie de Leyes Orgánicas (Ley Electoral, Ley de Partidos, Estatutos de Autonomía) que configuran la arquitectura de la partitocracia autonómica vigente. Cuando Vox lanza el mensaje "Un único Gobierno, un único Parlamento, un único Tribunal Supremo" está lanzando un ataque a todo el andamiaje del Régimen vigente y su maraña de mamandurrias.

Y ese es un mensaje "nuestro". Es decir, Vox se construye en torno a al menos dos (tres, pues en realidad habría que contar también el rechazo a la inmigración masiva) de las ideas-fuerza centrales del patriotismo español. Y todo el crecimiento inicial de Vox se va a llevar a cabo, esencialmente, captando cuadros, militantes, votos y apoyos económicos dispuestos a asumir ideas-fuerza principalísimas de nuestro discurso. Por lo tanto, Vox va a crecer mermando, de entrada, posibilidades de crecimiento futuras de nuestro área política. 

2) Que Vox lanza un discurso asumible y razonable para amplias capas sociales. Acaso incluso asumible y razonable para la construcción de mayorías electorales. La gente, la sociedad, empieza a estar harta no ya de la casta política -a la que Vox plantea, cuando habla de eliminar las autonomías, jubilar en bloque- sino también de la rapacidad fiscal en la que se sustenta. En este sentido, el discurso liberal de Vox va a sonar razonable.

Porque en gran medida lo es incluso desde posiciones "nuestras", en tanto que defensores de un Régimen (1936-1975) de fiscalidad muy baja (no existía el IRPF, no existía el IVA...) y aparato administrativo pequeño y eficaz. 

3) Que la estrategia de imagen y discurso de Vox es también asumible y razonable. Lo que en Democracia Nacional llamaron "Principio de Autonomía Histórica" y en Frente Nacional denominábamos "Principio de Actualidad", Vox lo cumple a rajatabla y sin tener que desvincularse de bagajes previos. Esto significa que las posibilidades de crecimiento futuro de Vox no sólo se solapan con las "nuestras" sino que son mucho mayores. 

En suma, lo que me preocupa es que lo que está haciendo y diciendo Vox viene a ser -echando en falta una defensa explícita de la vida y la familia tradicional- muy parecido a lo que defendió entre 2006 y 2011 el Frente Nacional del que formé parte.

Y eso me causa pavor. Porque cuando hablamos de Vidal-Quadras y de Santiago Abascal estamos hablando, esencialmente, de peperos. De vividores. De profesionales del cinismo. Con un programa construído en torno a ideas-fuerza "nuestras". 

Y entre el hartazgo con el PP de Rajoy y la cobertura mediática que imagino va a tener (Libertad Digital, Intereconomía, El Mundo y muy probablemente La Sexta y PRISA) más la imagen de Ortega Lara me tengo que empezar a creer algo a priori tan complicado como que VOX va a levantar una sigla en cinco meses y obtener representación en las próximas europeas. 

Y si esto sucede, los patriotas tendremos entre manos una papeleta estratégica de muy difícil solución, toda vez que se nos habrá hurtado tanto gran parte del mensaje como la única estrategia viable para obtener un crecimiento sostenible a largo plazo y que es, por cierto, la basada en el Principio de Actualidad y la imagen asumible socialmente.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Plexi-Blas
Fecha: Jueves, 06 de febrero de 2014
Hora: 23:07

Mi padre (q.S.G.h.) solía decir que los partidos comunistas prestaban servicio a los socialistas repescando los votos que se les escapaban por la izquierda, para devolvérselos en forma de apoyo en el parlamento.

Y a veces añadía, con picardía, que el PP le hacía ese mismo servicio al PSOE con los votos que éste se dejaba por la derecha.

Pues ahora también el PP va a tener quien le recoja los votos que pierde por la derecha y se los devuelva.

Bien hallado, Fraile.