Lunes, 20 de agosto de 2012

Assange: Punto muerto

Hace dos años ya dije que todo el asunto de los cargos por violación presentados contra Assange me parecía más bien abracadabrante. Pero el hecho concreto es que Emilio Campmany tiene razón: Estados Unidos no ha pedido su extradición al Reino Unido y parece muy poco probable que se la vaya a pedir a Suecia. 

Por el momento, con Assange asilado en la Embajada del Ecuador en Londres y el Gobierno británico amenazando con asaltarla la situación ha llegado a un incómodo punto muerto del cual solo se va a salir bien por puro agotamiento psicológico del australiano que le lleve a rendirse o a cometer un error... o bien mediante una acción de inteligencia. 

Parece poco probable que el Reino Unido vaya a permitirse quedar como Cagancho en Almagro consintiendo que Assange tome un avión con destino a Ecuador o a la propia Australia. Así que las opciones que quedan son una operación de asalto a la Embajada, o bien una detención de Assange mientras los ecuatorianos tratan de sacarle envuelto en una alfombra o metido en un armario como "valija diplomática". 

Veo mucho más probable lo segundo que lo primero. Pero en cualquier caso, preveo que este punto muerto se va a prolongar durante meses. Y que no va a terminar bien para Assange. 


Comentarios

Añadir un comentario