Martes, 10 de julio de 2012

Bienvenidos a la Ultra

Hoy se cumplen quince años del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Que es, probablemente, el momento en el las inquietudes políticas que venía teniendo desde hacía tiempo cristalizaron definitivamente. Aquel verano de 1997, mientras ETA anunciaba su ultimátum, yo recorría los pueblos de Castilla con mis padres. 

Me indignó lo que vi. 

Vi pueblos enteros saliendo a la calle, esencialmente, a hacer el oso. A guardar minutitos de silencio. A pintarse las manitas. A repetir consignas idiotas y a escuchar discursos aún más idiotas de las autoridades civiles de turno. Es decir, de los jerarcas locales de los mismos dos partidos que manteniendo al Estado maniatado y desarmado eran y siguen siendo, por su inacción e incompetencia (cuando no por su acción directa...), responsables subsidiarios de que en 1997 (y en 2012) seamos el único país de Europa que mantiene una banda terrorista de carácter marxista operando en nuestro territorio.

El espectáculo en la Plaza Mayor de Madrid fue aún más deprimente. Ya lo de los lacitos azules y las manitas pintadas se había convertido en consigna extraoficial. Como lacitos y manitas no bastaban como símbolo de rendición total, miles de personas se pusieron de rodillas con las manos en la cabeza a cantar aquello de "ETA, escucha, aquí tienes mi nuca". Como maestro de ceremonias, el ex-FRAP Esteban Ibarra y su Movimiento contra la Intolerancia. Al frente de la manifestación, el PP y el PSOE. Lamentable, patético, penoso... No tenía adjetivos entonces y no los tengo ahora. Me largué en cuanto vi el panorama. 

Aquello no podía ser España. Aquello no podían ser españoles. Y sin embargo, lo eran. Y en un inmenso océano de eunucos con lazo azul, los únicos gestos de dignidad nacional en aquellos días corrieron a cargo de los habitantes de Ermua y de un puñado de localidades más que en un momento en el que el Estado defendía el derecho de Herri Batasuna a existir -es decir, el derecho de ETA a mantener portavoces políticos oficiales- decidieron intentar borrarla de sus municipios con palos y fuego.  

En aquel mes de octubre, ingresé en la Ultra. Allí, efectivamente, tenían una visión completa y lógica de lo que estaba sucediendo, y de las razones por las que sucedía. La capacidad política era (y así sigue) próxima a cero. Pero los análisis que sobre ETA -y sobre tantos otros temas- se hacían en la extrema derecha eran (y siguen siendo) escrupulosamente acertados. Todos ellos. 

En lo esencial, se resumen en lo siguiente:

a) Existe en España una partitocracia a cuatro columnas (PP, PSOE, CiU, PNV). De esta banda de cuatro, un elemento (el PNV) es abiertamente desleal y juega, pasito a pasito, a romper el país apoyado tanto en ETA como en el modelo territorial de 1978. Un segundo elemento (CiU) es igualmente beneficiario de la tensión de ETA, ya que cada pasito que da el PNV para subvertior el modelo territorial es prontamente seguido por CiU (y viceversa).

b) Tanto PNV como CiU han convertido sus respectivas regiones en dos Andalucías en lo que a mamandurrias y subvenciones artificiales se refiere... y los otros dos elementos (PP y PSOE) están felices y contentos, porque mientras PNV y CiU fuerzan el modelo autonómico en dos regiones españolas, ellos se reparten las otras quince y disimulan las pretensiones separatistas manifestadas abiertamente por el PNV y sibilinamente por CiU mediante la vía de "normalizarlas" haciendo exactamente lo mismo (gasto desorbitado, educación aldeana, embajadas en Miami...) en las restantes autonomías y regando generosamente a sus respectivos enchufados y chupópteros. 

En realidad, todo el Régimen del 78 se basa en la piedra angular de acallar la boca a cualquier grupo de presión a fuerza de llenársela de millones hasta convertirle en cómplice: Cuando el Gobierno de Zapatero negoció con ETA, hablaban de dinero. Aznar hizo exactamente lo mismo, pero (muy zorro él) simultaneó el hablar de dinero con ETA con la tramitación parlamentaria de una Ley-soborno a las Víctimas del Terrorismo

Así, ya sea a la SGAE o a Bildu, ya sean los listillos de los mineros de las prejubilaciones a los 42 o los banqueritos amigos de turno, ya sea a la CEOE o a Yogui y Bubu, ya sea a los gays o a los de HazteOir, a las feministas o a los inmigrantes...  Toda la arquitectura de 1978 se basa en esquilmar a la población para sobornar al lobby.

Incluso si ese lobby es tu más encarnizado enemigo. Una de las grandes jugadas de Felipe González fue la de crear el "Ministerio de la Oposición" en el que tan feliz triscaba Fraga, con rango protocolario incluido. No digamos nada de Bono y su colocación de adversarios en Consejos de Administración o del auténtico y verdadero reparto decimonónico de pesebres en Asturias en el que Cascos entró como elefante en cristalería. El propio Pujol, que exigió a Aznar el ostracismo de Vidal-Quadras, no puso ninguna pega a que se le pusiera en la lujosísima jaula que es el Europarlamento... misma jaula a la que Zapatero mandó a Rosa Díez in hilo tempore. PRISA vale 700 millones en Bolsa y debe 5.000... 3.500 de ellos a una CajaMadrid/Bankia que, bajo control popular, la lleva manteniendo con vida al menos desde 2006 contra toda lógica empresarial y contable. 

Ejemplos hay mil. Para aburrir. Si lo pensáis un poco, todos conocemos más de uno y más de diez. Y si lo pensamos bien, el marco constitucional vigente ha entrado en crisis en el mismo instante, en el mismo momento, en el que esquilmada la población y sin un solo prestamista externo decidido a financiar nuestro elefantiástico gasto público, empezó a haber grupos de presión cuyas demandas, simplemente, no podían -no debían y además era imposible- ser satisfechas.

En el mismo momento en el que faltó dinero para tapar una boca. En el mismo momento en el que a un camionero se le negó subvención para el gasóleo. Cuando se acabó el parné para tapar las vergüenzas contables de amiguetes y amigotes. Cuando ya no hubo dinero para pagar las chulerías de los Chicotes y rellenar los agujeros de los poceros de turno. Cuando los Juanitos de turno se encontraron de bruces con la realidad.

Este sistema quebró políticamente en Septiembre de 2008 y ahí encontramos la razón de la locura sin cuento de los penosos últimos años de Zapatero... dilatando como buenamente pudo la quiebra económica que llamó a nuestra puerta en Mayo de 2010.

Pero la quiebra moral del país, la primera, la que ha traído todas las demás, había sucedido mucho antes. Desde luego, cuando en Julio de 1997 el pueblo español dio al mundo el penoso espectáculo de ofrecer la nuca a ETA en la Puerta del Sol de Madrid previo andar tras la pancartita sostenida por los inútiles políticos de las sucesivas negociaciones con la banda terrorista, la quiebra moral ya era un hecho. Se me hace difícil intuir desde cuando. 

Pero hoy el Tribunal Europeo de Estrasburgo nos recuerda que si teníamos un Código Penal de la Señorita Pepis cuando la etarra Inés del Río cometió sus crímenes, no vale inventarse una doctrina penal de pitiminí para mantenerla en la cárcel indefinidamente. Que carguemos con nuestra propia vergüenza, vamos. El Tribunal de Estrasburgo tiene razón y nosotros, razones para avergonzarnos. 

¿Aún no las veis? Pues ocho años después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, sucedieron unos horribles atentados en el Metro de Londres. Y los hijos de la Pérfida Albión nos demostraron, cabeza bien alta y "We are not afraid" por lema, como reacciona ante el terrorismo una sociedad en la que queda algo (no digo que mucho) de decencia

¿Os da envidia? ¿Sí?

Bienvenidos a la Ultra.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Gonzalo
Fecha: Mi?rcoles, 11 de julio de 2012
Hora: 10:52

Recuerdo la manifestación de Sevilla. Me uní a ella llevando una hoja tamaño A3 en el que había impreso mi particular lazo azul. Concretamente, la soga de una horca.

En medio de aquella multitud, observaba las caras de asco que aquellos ciudadanos ejemplares me dedicaban al ver mi humilde cartel.

Yo no ponía cara de asco. El asco lo sentía por dentro al no recordar a ninguno de ellos en las concentraciones que durante años realizábamos tras los cientos de atentados anteriores y en las que a menudo nos juntábamos apenas una veintena.

Quizá muchos de ellos eran de los que nos miraban también con asco gritándonos "vosotros, fascistas, sois los terroristas".

Abandoné la manifestación. No me apetecía premiar a aquella chusma con mi vómito.

Autor: Anonimo
Fecha: Mi?rcoles, 11 de julio de 2012
Hora: 12:05

Da la casualidad de que estuve tanto en Madrid cuando lo de Miguel Angel Blanco como en Londres cuando el 5-J (también estaba en los alrededores de Madrid cuando el 11-M) y yo vi diferencia en la reacción popular de unos y otros. Manifestaciones de unión y desprecio a los terroristas, determinación a no ceder al terror. El "We are not afraid" y el "Aquí tienes mi nuca" son equivalentes en el mensaje. 

En el análisis de la panda de mangantes de la partitocracia que hay en España estamos de acuerdo. Pero de ahí no se puede argumentar que los españoles son unos eunucos morales. En absoluto. 

Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Mi?rcoles, 11 de julio de 2012
Hora: 12:58

- "We are not afraid": En pie, frente elevada, bandera alzada. Orgullo, desafío, victoria.

- "Aquí tienes mi nuca": De rodillas, manos en la cabeza, rendición, resignación, derrota.

Me da **vergüenza** tener que explicar estas obviedades en mi blog. **Vergüenza**. O venís con el abecedario aprendido, o a comentar a twitter, majos.

Autor: amdg
Fecha: Jueves, 12 de julio de 2012
Hora: 8:04

Lo de las manos blancas les tuvo que dar mucha risa a los matones.

Te dejo esta lectura sobre el PP:

http://www.vozpopuli.com/blogs/1208-jesus-cacho-el-caso-bankia-o-como-hace- 20-anos-lo-de-mario-conde-fue-una-broma

Pinta a fin de época. Protégete.