Jueves, 03 de noviembre de 2011

Pescaderías Murillo

En esta ocasión, la impresentable Jueza Murillo se ha adelantado tanto a mi comentario sobre su lamentable actitud como a la previsible Sentencia del Tribunal Supremo que anularía sin ningún género de dudas el juicio que se está desarrollando contra Txapote y otros terroristas en la Audiencia Nacional de seguir ella al frente de la Sala, tal y como ya sucedió -para vergüenza de la interfecta pero a mayor lustre de la Justicia Española- con el juicio contra Arnaldo Otegui.

Me surge la duda respecto a si bastará su retirada  para que prosiga el juicio válidamente o si el Supremo considerará que las actuaciones de la Sala están viciadas irremediablemente por la obvia animadversión de la jueza hacia los reos. Pero si el Alto Tribunal decidiera esto último, puede contarse con que defenderé en todo caso las rectas garantías del proceso penal frente a estas actitudes más propias de una pescadera que de una persona con el deber de impartir Justicia en nombre del Rey.


Comentarios

Añadir un comentario