Lunes, 11 de julio de 2011

Con R de Anticipadas

Apuesta personal: Habr? elecciones generales el 27 de Noviembre o, en todo caso, anticipadas. Y me baso para esta predicci?n en tres razones fundamentales:

1) Porque el deterioro de imagen del Partiso Socialista no va sino a acentuarse con Zapatero al frente de un Gabinete de Aid?s, Pajines, Blancos y Sindes. El plan de Zapatero de aguantar hasta marzo sin realizar reforma alguna y redondeando su programa de tierra quemada social con leyes absurdas de eutanasia o igualdad, un nuevo modelo de canon al servicio de la banda de la ceja o la retirada del Valle de los Ca?dos de los restos de Franco no hay candidato que lo resista con cinco millones dfe parados.

2) Porque Zapatero ya no pilota el Partido Socialista -s? pilota en cambio el Gobierno y la min?scula renovaci?n del mismo que ha llevado a cabo cuando era el momento id?neo de quitarse de encima pesos muertos por el bien del candidato de su partido as? lo atestigua-? desde que la materia gris que quedara en el mismo reaccionara al un?sono tras el batacazo del 22-M. Si el PSOE aspira a reconstruirse en medio de un panorama auton?mico -y posiblemente nacional- de partido cuasi-?nico, no solo debe empezar a desligarse del zapaterismo cuanto antes sino que, adem?s, debe volver a convertirse en un partido nacional... y esto excluye necesariamente el dejar de pagar los peajes que los nacionalistas perif?ricos van a reclamar para posibilitar un final nornal de la legislatura.

3) Porque la capacidad de endeudamiento del Estado se ha terminado o est? peligrosamente cerca de acabarse y Zapatero no quiere ser recordado como el Presidente del Gobierno que acepte el "rescate" de la Uni?n Europea y el FMI o que declare la quiebra del Reino de Espa?a.

Frente a estos tres argumentos, se puede oponer al menos uno: Que desde Bruselas est?n dici?ndole a Espa?a que ni hablar de anticipadas y que Zapatero antes de marcharse haga las reformas que debe. El problema es, naturalmente, que Zapatero no se plantea hacer tales reformas. M?s temprano que tarde en Bruselas y en Berl?n, y en Par?s y en donde sea se dar?n cuenta de que el Presidente del Gobierno les est? enga?ando y de que la ?nica manera de que se vean reformas que permitan a Espa?a hacer frente al pago de parte de sus vencimientos de deuda -pagar la totalidad es imposible- es con un cambio de gobierno.

?Alguien duda ya cual va a ser el programa econ?mico de Mariano? Pues se lo aclaro yo: El que le digan Bruselas y el FMI. El problema es que Bruselas y el FMI se equivocan y la deuda espa?ola es impagable. Y cuando digo impagable, me estoy refiriendo exactamente a lo que indica el diccionario.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 29 de julio de 2011
Hora: 14:17

Plas, plas, plas!!! Bravo, fray, has acertado. Elecciones el 20N, sólo resta saber si Rubalcaba podrá con Rajoy.