Martes, 29 de marzo de 2011

El Mar Mediterr?neo de las actas de ETA

Ya sab?amos todos que se estaba negociando con ETA. Ya sab?amos todos que los movimientos de peones en Ministerios y Fiscal?a iban siempre en la direcci?n que la jugada aconsejaba. A nadie sorprende -desde luego, a m? no- que en una negociaci?n con una banda armada se hable de dinero y de como articular el sustento futuro de los terroristas que acepten dejar de matar.

?Ahora nos rasgamos las vestiduras por leer las actas de la negociaci?n con ETA? ?Ahora? ?Y de qu? os pens?bais que se habla cuando un Gobierno se sienta a hablar con unos terroristas? Pues de dinero. Pues de cese de actuaciones judiciales y policiales. Pues del modus vivendi futuro que se le puede ofrecer a la banda. Pues de medidas de gracia para sus presos, arrepentidos o no.

?Realmente a alguien le extra?a esto?

Las materias que se tratan en una negociaci?n con terroristas no pueden ser otras m?s que las descritas. El esc?ndalo es aceptar sentarse a negociar con criminales. Una vez un Parlamento acepta eso, un Gobierno no puede ofrecer otra cosa. ?Porqu? os creeis que Rajoy guarda silencio? ?Con qu? os cre?ais que negoci? el primer Gobierno Aznar? ?En serio vivo en un pa?s de membrillos en el que no pasa nada cuando el Congreso ampara una negociaci?n con banda armada pero que se escandaliza porque acto seguido el Gobierno empiece a poner concesiones sobre la mesa??Nos escandaliza a estas alturas el descubrimiento del Mar Mediterr?neo?

En toda negociaci?n se pierde o entrega algo. En una negociaci?n con terroristas, un Estado de Derecho pierde, para empezar, su dignidad y sus principios. Una vez perdido eso, que se cambie a un Ministro, que se cese a un Fiscal, que se silencien unas extorsiones o que se ofrezcan generosas pensiones v?a organizaciones internacionales es el chocolate del loro. El esc?ndalo no son los t?rminos de la negociaci?n, sino la negociaci?n en s?. Y esta fue p?blicamente anunciada. A bombo y platillo.

A mi entender, la diferencia entre la negociaci?n de ZP y la de Aznar es que el segundo? tuvo atada? y bien atada a la sociedad civil durante la totalidad del proceso negociador que dur? desde el 26 de Septiembre de 1998 hasta el 21 de Enero del a?o 2000. La herramienta que permit?a a Aznar prometer generosidad democr?tica para los etarras? y al mismo tiempo no sufrir ni una sola manifestaci?n de la AVT en a?o y medio se llam?, naturalmente, Ley 32/1999 de 8 de Octubre.

Eso y que a Aznar, una vez puestos a la venta los principios del Estado, la propia estructura del mismo no se le rebel?. Que es lo que ha pasado en el asunto del Bar Fais?n y que merecer?, seguro, m?s de un comentario de aqu? a poco.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Museros
Fecha: Martes, 29 de marzo de 2011
Hora: 14:38

Un excelente artículo. Y un excelente corolario de cómo se sujeta a la llamada "sociedad civil": de la misma forma que se pretendía "sujetar" a los etarras.

Autor: Museros
Fecha: Martes, 29 de marzo de 2011
Hora: 14:47

Un excelente artículo. Y un excelente corolario de cómo se sujeta a la llamada "sociedad civil": de la misma forma que se pretendía "sujetar" a los etarras.