Viernes, 11 de febrero de 2011

El chusco episodio del Asador Guadalmina

Finalmente, la anunciada resistencia del Asador Guadalmina al cumplimiento de la nueva Ley Antitabaco se ha quedado en lo testimonial. Y el hostelero Jos? Eugenio Arias se ha buscado -no nos cabe duda-? la ruina econ?mica por lo que ha sido, a fin de cuentas, m?s una cabezonada que una cruzada.

Nadie est? negando la gravedad de las p?rdidas de los bares y restaurantes. Desde Contra los Gigantes hemos criticado en numerosas ocasiones la excesiva intromisi?n del Estado en las vidas y actividades privadas de los individuos, las reglamentaciones recaudatorias y las licencias absurdas. Pero convertir un debate sobre la conveniencia o inconveniencia de una legislaci?n -o de determinadas aplicaciones de la misma-? en uno sobre la legitimidad o ilegitimidad del Estado para regular las condiciones sanitarias de los negocios privados abiertos al p?blico me parece algo peligrosamente cercano al anarquismo.

Jos? Eugenio Arias parec?a tener una estrategia basada en provocar una insurrecci?n social generalizada que le permitiera incumplir? la Ley Antitabaco y las sucesivas resoluciones administrativas que al amparo de la misma fue dictando la Junta de Andaluc?a. El problema es que el empresario se equivocaba: No solo el pueblo no est? con ?l, sino que adem?s la abrumadora mayor?a de no-fumadores estamos realmente de acuerdo con la prohibici?n de fumar en locales p?blicos. Nos limitamos a sonre?r compasivamente cuando el fumador de turno sale a la calle a fumar y a asentir educadamente ante sus quejas cuando vuelve... pero las inconveniencias que les genere su adicci?n nos importan cero. Y este empresario lo acaba de descubrir a su propia costa.

Insisto en que la Ley Antitabaco pervivir?, o ser? derogada o habr? que modificarla. Nos da lo mismo. Pero la soluci?n a los problemas que pueda acarrear a un sector clave como la hosteler?a no pasa en absoluto por espect?culos chuscos como el organizado en torno al Asador Guadalmina. Por supuesto que Jos? Eugenio Arias es un hombre desesperado.?Pero su alocada forma de desobediencia civil no solo ha provocado que el sistema le triture econ?micamente, sino que adem?s tiene todas las trazas de que su imagen p?blica va a quedar convertida por la progredumbre medi?tica en un remedo rid?culo de un Mauricio Colmenero que ha roto la cuarta pared de la televisi?n para regentar un asador en Marbella y que, por supuesto, ha terminado cerrando. Por supuesto, sin orden judicial alguna. Y por supuesto sin morir matando. ?

Espa?a no necesita la temeridad de Jos? Eugenio Arias. Simplemente necesita una sociedad civil lo bastante fuerte frente a los partidos pol?ticos como para que no se apruebe una legislaci?n de este estilo sin que todo el mundo tenga muy claro el nivel de consenso social (alto, medio o ninguno) que tiene detr?s. El sistema actual est? dise?ado a prop?sito, desde la mism?sima Ley Electoral, ?para impedir que esto suceda y la libre expresi?n de la sociedad civil se ha sustitu?do por 350 se?ores apretando botones en bloque y medios irresponsables que afirman ser la voz de una ciudadan?a a la que realmente amordazan.?

Y a muchos de estos medios, en particular a los que han presentado la Ley Antitabaco como una agresi?n hacia los derechos m?s ?ntimos de ciudadanos y hosteleros, son a los que deber?an pedir cuentas Jos? Eugenio, sus familiares y sus empleados. Porque no me cabe la menor duda de que son en gran medida culpables de que este empresario llegara a creerse realmente que lo que pretend?a pod?a llegar a hacerse realidad. Intereconom?a, EsRadio, La Raz?n y alguno m?s son los responsables directos de haber inflado hasta el extremo de convertir en una lucha por la libertad lo que no ha sido m?s que un circo medi?tico en el que a un emprendedor, seguramente con m?s coraz?n que cabeza, se le hizo creer que era domador de leones solo para ser devorado por ?stos entre el aplauso del p?blico.?


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 11 de febrero de 2011
Hora: 16:44

El último enlace (el del vídeo de Intereconomía) es demoledor: Prácticamente la mitad de la audiencia de Intereconomía apoya el cierre del bar. Como para pretender que "el pueblo está con él".

Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 12 de febrero de 2011
Hora: 19:59

Me parece increible que lo único que importe es el dinero que están perdiendo los bares, y no la salud de los demás, llevo toda la vida aguantando el humo de los fumadores, si no les importa su salud como les va a importar la de otros, yo no creo que vayan a perder tanto ya que los bares de mi pueblo siguen tan llenos como siempre solo se ha notado un poco de bajón en enero, pero por la cuesta no por la ley antitabaco.  Por lo que a quien no le guste la ley que se fastidie ya que es mas importante la salud que un estúpido vicio. Viva la ley antitabaco una de las mejores leyes que se han hecho desde que lleva la democracia. Un saludo.

Autor: Delfos
Fecha: S?bado, 12 de febrero de 2011
Hora: 20:51

A mi este señor me parece un chulo y falto de la educacion mas básica y de los minimos respetos en el trato. Lamentable

Autor: Anonimo
Fecha: Domingo, 20 de febrero de 2011
Hora: 10:05

Este se ha puesto gallo, se ha creído que le podía echar un pulso a la administración y que el Pueblo estaba con el... y la prensa como buitres ancima, sabiendo de antemano lo que iba a pasar, más basura para tener a la audiencia entretenida, unas risas por lo bajo, disfrutando ante el duelo desigual, el tonto aupado a la notoriedad por los buitres contra una panda de gobernantes cada vez más preocupados por parir métodos con los que arreglar las cifras económicas tan desastrosas que ellos mismos se han encargado de hundir, y esos métodos invariablemente pasan por recortes de derechos adquiridos y sanciones, sanciones y más sanciones...

HAIL DEMOCRACIA PARLAMENTARIA!!!

SIEG HAIL!!!

Seguidles el juego, seguid yendo a votar cada vez que el circo llega a la ciudad...