Lunes, 06 de diciembre de 2010

Wikileaks: El Imperio contra Assange

?Tras ver su servicio interrumpido por Amazon.com, tener que abandonar servidores franceses y sufrir el corte absoluto del servicio Paypal, Wikileaks sigue funcionando, ahora desde el dominio www.wikileaks.ch, servidores suizos, 200 mirrors y recaudando fondos v?a Islandia.?

A ra?z del cablegate, Wikileaks se ha convertido en algo mucho m?s grave que la molestia que llev? a fabricar la absurda acusaci?n que ya comentamos y cuyos avatares t?cnicos detallan aqu?. Ahora ya tenemos sobre la mesa puras y simples sugerencias de crimen de estado. Y no nos extra?a en absoluto.?

?

?En definitiva, el problema de Wikileaks es que ha hecho lo que la prensa presuntamente libre ha renunciado a hacer desde hace lustros. Efectivamente, la mayor parte de lo que ha contado Wikileaks eran cosas f?cilmente deducibles. Pero no es lo mismo deducirlas, imaginarlas o pensarlas que tener la certeza material de que son ciertas. Por ejemplo, que la separaci?n de poderes en Espa?a no existe (?sorpresa! ?sorpresa!) o que no solo se legisla de espaldas al pueblo, sino incluso desde fuera del pa?s.?

No me cabe la menor duda de que Julian Assange tiene sus d?as contados en el mundo de los vivos. Pero tambi?n de que se va a ir dando una campanada tras otra sobre la clase de mundo en el que nos ha tocado vivir, sobre las pr?cticas de la potencia hegem?nica de nuestro tiempo y sobre todo de la sumisi?n vergonzosa de las autoridades de Estados te?ricamente soberanos ante los mandatos del Imperio.?

No es un mal legado, digo yo.?


Comentarios

Añadir un comentario