Viernes, 26 de noviembre de 2010

I+D Feminazi (XI): La desproporcionalidad de las penas

Ten?a que pasar. Leire Paj?n ha llegado a Ministra de Sanidad, Pol?tica Social e Igualdad y quiere dejar su impronta. En esta ocasi?n se trata de retirar la custodia a los incursos en un proceso de Violencia de G?nero. A los meros denunciados, vaya.

Porque no perdamos de vista que un proceso por Violencia de G?nero es, en definitiva,?lo que ya comentamos en su momento: Denuncia, detenci?n inmediata, 48 horas de calabozo y unas medidas cautelares salvajes que se mantienen durante muchos meses o a?os despu?s.??

Va siendo hora de empezar a decirlo: La peligrosidad social del presunto maltratador -y en gran medida incluso del real- es desde el punto de vista de la sociolog?a criminal, pr?cticamente nula. En la mayor?a de los casos, nos encontramos ante un se?or que solo es un peligro para su pareja y en cualquier caso solo en el ?mbito de la pareja. No se trata de un asesino en serie o de un ladr?n, peligrosos para la vida y propiedad de la totalidad de la sociedad. Ni siquiera de un estafador o falsificador de documentos que ponga en riesgo la seguridad en el tr?fico jur?dico y econ?mico. Un maltratador no pone en peligro la salud p?blica, como lo hace un traficante de drogas, ni promueve el odio ?tnico como lo hace un apologeta del racismo o del genocidio.?

La peligrosidad social de un denunciado por maltrato consiste en poner en riesgo bienes jur?dicos ?nica y exclusivamente de quien sea su pareja o c?nyuge. Punto. Y en este sentido, lo justo, lo normal, lo proporcionado y lo l?gico es que todas las medidas cautelares que se tomen sobre ?l vayan destinadas ?nica y exclusivamente a salvaguardar los bienes jur?dicos que se creen en peligro... que son exclusivamente los de la mujer que es su pareja. Es perfectamente entendible que a un denunciado por maltrato se le proh?ba acercarse a su pareja denunciante. Pero no hay ninguna necesidad ni se protege bien jur?dico alguno priv?ndole de la custodia de los hijos.?

As? las cosas, cabe preguntarse cual es el trasfondo de esta medida.

Particularmente, lo tengo muy claro: Empieza a haber s?ntomas de agotamiento con la VdG incluso en los sectores m?s progres de la judicatura. La injusticia manifiesta de los actuales protocolos contra la Violencia de G?nero, unido al hecho de la pura y simple inverosimilitud de un porcentaje cada vez mayor de las denuncias presentadas est?n haciendo que muchos jueces no apliquen la ley como le gustar?a al zapaterismo. Y la custodia de los hijos es un asunto vital, porque de ?l dependen, pura y simplemente, las pensiones alimenticias de muchas mujeres que aspiran a vivir del fruto de su co?o. Toca defenderlo con u?as y dientes. Toca asegurarlo para limitar las interpretaciones de los jueces al m?nimo.

La custodia de los hijos es, simplemente, la diferencia entre meter la mano o no en el sueldo del marido en beneficio de la madre y, en este sentido, ?el que se disparen o disminuyan las denuncias por VdG con la consiguiente percepci?n de "?xito" o "fracaso" de dicha legislaci?n. Lo van a pelear, aunque la modificaci?n suponga no solo un ataque a la proporcionalidad de las penas, sino el introducir en la ecuaci?n de la Violencia de G?nero un elemento absolutamente ajeno a la misma, como es la custodia de los ni?os. Pero lo que s? es evidente es la relaci?n entre los beneficios que para una mujer tenga una denuncia por malos tratos y el n?mero de tales denuncias que se formalicen.?

El otro d?a me hac?an llegar por correo electr?nico unos datos proporcionados por el Consejo General del Poder Judicial seg?n los cuales solo se habr?an dado, en el primer trimestre de 2010, 3 casos de denuncias falsas en toda Espa?a en un total de 23762 sentencias. No tengo noticias de si a los se?ores Consejeros Generales les diera la risa floja. Tampoco me consta que al Fiscal General del Estado se le cayera la cara al suelo, leprada por el cinismo. ?Est? el CGPJ aquejado de la misma desverg?enza que emana de las C?maras que nombran a sus vocales? ?Ha tenido verg?enza alguna vez el Fiscal General? Porque seguir negando a estas alturas lo que sabemos todos los profesionales del derecho implicados, incluidos los propios jueces (uno, dos, tres?y adem?s sus compa?eros les apoyan), es que no solo el porcentaje de denuncias falsas es elevado, sino tambi?n que la Fiscal?a, pura y simplemente, solo los est? persiguiendo en los casos m?s graves y evidentes. Tres en el primer trimestre de 2010.

?Cre?amos que las feminazis iban a quedarse mir?ndose el ombligo mientras atac?bamos el chiringuito de g?nero que se han montado? Inactividad de la Fiscal?a. Pseudoinforme del Consejo General del Poder Judicial. E iniciativa de la Ministra Paj?n (hay que j...) para que se multiplique a?n m?s el n?mero de denuncias de Violencia de G?nero sin fundamento penal alguno, pero s? inter?s econ?mico m?ximo.?


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 27 de noviembre de 2010
Hora: 21:22

Entregados al rigor de las leyes feminazis, muchos maridos llegan a suicidarse, como denuncia el juez Serrano. Muchos otros quedan en una gran fragilidad social y cuando pierden su trabajo se convirten en mendigos, como bien saben en las organizaciones de caridad. Pero para las que esperaban vivir de la pensión por alimentos, esto es matar al ex-marido de los huevos de oro.