Mi?rcoles, 10 de noviembre de 2010

Las autov?as piden teta

Al d?a siguiente de entrar en el Top-Ten de los pa?ses con mayor riesgo de quiebra del mundo en un novena posici?n y por encima de Irak (inserte aqu? sus v?tores a la Roja, como alg?n cachondo ha hecho en mi Facebook), estamos que lo tiramos: Rescate a las empresas concesionarias de autopistas por importe de 1400 millones de euros.

Lo dice Juan Carlos Barba y no le falta raz?n: Esas empresas DEBEN ir a concurso de acreedores. No hay ninguna otra posibilidad, ni excusa que justifique ninguna otra actuaci?n, ni mucho menos la sinvergonzoner?a de un rescate.

Dig?moslo claro: Estas empresas acumulan p?rdidas porque han constru?do autov?as que jam?s se deber?an haber constru?do, como por ejemplo las que unen Madrid con ?vila o Segovia. O la AP-36, por hablar de una que conozco, que tom? este mismo verano... y que alarg? mi viaje en cinco absurdos kil?metros. Construyendo estas infraestructuras en paralelo a v?as ya existentes y en absoluto colapsadas, asumieron un riesgo... que les ha salido mal y por el que deben asumir su responsabilidad, porque lo contrario supone un modelo de negocio basado en vivir -y muy bien- de cobrar peajes por v?as rentables (pienso en las autopistas que rodean Barcelona, por ejemplo, constru?das en los 60 y cuyos peajes han sido extendidos) y endosarle al Estado rescates por las ruinosas.?

El Ministro Blanco afirma que el rescate se hace en estricto cumplimiento de los contratos firmados. Tiene que ser mentira. No puede haber pliego de concesi?n de obra p?blica con semejantes condiciones. Y, si lo hay, urge saber quien ha cometido tama?o fraude a los contribuyentes, con nombres, apellidos y actuaciones de la Fiscal?a.

O eso, o que empiecen a dejar circular gratis por las autopistas rescatadas con dinero de todos. Pero estoy convencido de que esa cl?usula no ven?a en los contratos de esas adjudicaciones.

?

?

?


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Alfor
Fecha: Mi?rcoles, 10 de noviembre de 2010
Hora: 21:31

Podrá ser todo lo lamentable que se quiera, pero es verdad: el pomposamente llamado "modelo concesional español", efectivamente, prevé casi siempre cláusulas compensatorias cuando vienen mal dadas, como ahora. Incluso hemos estado tratando de exportar el modelo a otros países, y hasta puede que cuele en alguno. Se pueden hacer todas las reflexiones que se quiera sobre dónde está el riesgo ahí, pero la triste realidad del "project finance" es precisamente ésa.