Viernes, 05 de noviembre de 2010

Bicicritica: Aquellos suicidas en sus locos cacharros

Naturalmente, no conduzco un Seat Ibiza negro. Pero la agrupaci?n de extrema izquierda Bicicr?tica ha denunciado el presunto atropello de uno de sus miembros durante la concentraci?n que celebraron el pasado 28 de octubre por la noche, en el transcurso de la cual varios cientos de ciclistas cortaron una de las principales arterias del centro de Madrid sin m?s objetivo o lema aparente que el celebrar que usan la bici todos los d?as. En cristiano, dar por saco.

Tuve la desgracia de circular con mi veh?culo por la C/Alcal? aquel d?a y a esas horas. Y no puedo sino transmitir mi m?s absoluto apoyo al conductor del Seat Ibiza en cuesti?n. Y por lo que pude ver y por lo que estuvo a punto de pasarme a m? mismo, pod?a haber sido perfectamente mi coche el que terminara llev?ndose por delante a alguno de los ciclistas. Por culpa exclusiva de ellos.

El c?digo de la circulaci?n permite a las bicicletas circular por la calzada obligando -con evidente l?gica- a los conductores a mantener distancias de seguridad especiales para evitar tanto los atropellos a ciclistas como la desestabilizaci?n de sus veh?culos. Esto tiene la evidente contrapartida de que los ciclistas deben respetar las normas de tr?fico. Justo lo contrario de lo que estaban haciendo buena parte de los ciclistas asistentes y de forma muy especial los dos subnormales profundos a los que casi me llevo por delante.

Lo grave no es -si?ndolo- que los ciclistas circulen por la calzada, pero utilizando a conveniencia los pasos de peatones. Pero cuando se celebra una concentraci?n de ciclistas y el comportamiento de buena parte de ellos consiste en, simplemente, aprovechar los sem?foros en rojo para cruzar la? calzada? de acera a acera por cualquier punto que les parezca oportuno o circular por la misma haciendo c?rculos sobre los carriles creo que cabe preguntarse qu? es exactamente lo que andan buscando los integrantes de este colectivo.

Descartando el deseo de que les pase por encima un coche -como, repito, estuvo muy cerca de ser el m?o con dos individuos que hac?an c?rculos en la C/Alcal? subiendo desde hacia Gran V?a- el conjunto de infracciones y temeridades que esta gente ven?a perpetrando no pod?a responder razonablemente a nada... salvo al deseo de causar molestias a los dem?s usuarios de la v?a.

Un grupo numeroso de ciclistas -no llegaban ni de lejos a los 2500 que pretend?an reunir, pero probablemente andaban sobre los cinco o seis centenares- circulando por v?as anchas como Recoletos o el Paseo del Prado, incluso dispers?ndose por v?as aleda?as, no tiene porqu? causar un gran transtorno en el tr?fico m?s all? de enlentecer la circulaci?n durante, quiz?, alrededor de una hora.

Pero cuando el objetivo no-declarado de la organizaci?n y de los concentrados es el de dar por saco al malvado burgu?s-capitalista-carn?voro-antiecol?gico, seiscientas bicis no circulan por el centro de forma regular: Hay que hacer el cabra, ir despacio, cambiar arbitrariamente de carril y de sentido y, en definitiva, realizar toda clase de maniobras entre lo prohibido y lo peligroso, poniendo en riesgo la propia integridad f?sica confiando imb?cilmente en la ficci?n de que el conductor de un coche va a estar siempre preparado para lo imprevisible... y sin m?s argumento que el actitud intimidatoria -que la ten?an- de un grupo numeroso de perroflautas organizados.?

En esta situaci?n y habiendo estado yo mismo a punto de atropellar a dos de estos , es muy dif?cil no ponerme del lado del desafortunado conductor del Ibiza, que en el dudoso caso de que efectivamente haya atropellado a un ciclista, pocas dudas me caben de que ha sido por culpa ?nica y exclusiva de la v?ctima. Y ni que decir tiene que, en una situaci?n en la que una banda de gente numerosa te avasalla desde el exterior de tu coche, el aceler?n (rumbo a la Comisar?a m?s cercana) me parece una salida perfectamente comprensible y v?lida.

Lo ?nico que se echaba en falta en Cibeles era la presencia policial. Ante una concentraci?n organizada, es obligatoria la comunicaci?n a la Delegaci?n del Gobierno. Si ya en 1998 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid prohibi? a los taxistas realizar manifestaciones con m?s de 50 coches precisamente para reducir las molestias causadas a los restantes ciudadanos a t?rminos asumibles, no se me ocurre ninguna raz?n para la permisividad hacia las concentraciones peri?dicas del colectivo Bici Cr?tica.

Lamentablemente, situaciones como esta har?n que m?s tarde o m?s temprano se empiece a debatir la necesidad de controlar a los ciclistas y a sus veh?culos de forma que puedan ser multados y responsabilizados efectivamente por sus acciones e infracciones. De la voracidad controladora y recaudadora del Ayuntamiento de Madrid me lo creo todo. Y de la inconsciencia de los capitanes ara?a de la extrema izquierda, que hoy travisten a su infanter?a de ciclistas como ayer la travistieron de luchadores por la tolerancia, pues que les voy a contar.Bicicritica:?


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Miguel
Fecha: Viernes, 05 de noviembre de 2010
Hora: 23:25

Yo soy usuario habitual de bicicleta y lo de la bici crítica me da auténtica vergüenza.

Y más de un insulto me he llevado por culpa de estos cafres: evidentemente, para cualquier sufridor de esa manada acaba asociando cualquier bici con esa egentuza

Autor: Grombrindal
Fecha: S?bado, 06 de noviembre de 2010
Hora: 5:25

¿Cuantos puntos te dan por reventar  a un sociata en bici?

Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 06 de noviembre de 2010
Hora: 5:47

Me suena que estos son de los que practican el ciclonudismo, o sea que van en pelotas en la bici cuando hace buen tiempo.

Autor: Jorge Viejo
Fecha: S?bado, 06 de noviembre de 2010
Hora: 15:46

Como participante ocasional de la Bicicrítica coincido en que aprovechar un evento de estas características, cuya intención no es otra que fomentar el uso de la bicicleta y llamar la atención sobre la adecuación de Madrid a esta y siempre dentro de la ley y el sentido común, para hacer el vándalo y escupir en el capó de los vehículos que simplemente quieren llegar a su casa después del trabajo está totalmente fuera de lugar. Te aseguro, no obstante, que la mayoría somos personas civilizadas que creemos que 30 minutos de atasco son inocuos en comparación con el bien potencial que hacen a la ciudad. Te lo digo desde Países Bajos, donde tú y cualquier conductor podéis disfrutar de plena movilidad gracias a la separación efectiva de coche, bicicleta y peatón, y a una policía (y ciudadanía) que vela por el respeto de esto. La reivindicación es esa, y todo lo demás es vandalismo.

Autor: Fray_Fanatic
Fecha: S?bado, 06 de noviembre de 2010
Hora: 23:34

Personalmente, creo que el tipo de ciudad que es Madrid hace imposible el uso generalizado de la bici. Pero no deja de ser una opción perfectamente abierta a quien lo desee: Cada vez hay más carriles-bici y las últimas modificaciones del Código de la Circulación han hecho mucho para favorecer al ciclista.

Lo que quiero dejar claro, Jorge, es que no me estoy quejando de que la circulación de bicis ralentice el tráfico o no. Es obvio que la enlentece, pero no me quejo de eso: Encontrarse con ciclistas *circulando* es un mero acontecimiento más del tráfico. Encontrárselos jodiendo es otra cosa muy distinta.

Bicicrítica parece estar buscando a propósito el jorobar al personal y lo está haciendo, encima, con grave riesgo para la integridad de los propios participantes en el evento, que se comportan como verdaderos inconscientes amparados en una organización absolutamente irresponsable.

 

Autor: Anonimo
Fecha: Lunes, 08 de noviembre de 2010
Hora: 15:37

Concentraciones del estilo de BiciCritica se hacen en varios países (incluyendo UK, Francia, y USA, la wikipedia habla de más de 300 ciudades) y han ayudado a que los gobiernos locales se den cuenta de las ventajas de apoyar la bicicleta en sus ciudades y regular su uso. Así visto, una BiciCritica no tiene nada que objetar.

Ahora bien, los vándalos que se escudan en la multitud y el anonimato para fastidiar al personal no merecen el menor respecto, ni en una BiciCritica ni en ninguna otra manifestación. Fuera con ellos! Los organizadores de BiciCritica deberían ser muy cuidadosos con estas cosas, porque por culpa de esos vándalos el mensaje se diluye y desaparece: en vez de parecer un grupo de ciudadanos pacíficos y positivos se es percibido como una pandilla de delincuentes.Y eso no es bueno ni para los ciclistas ni para sus ciudades ni para nadie.

Autor: Jota
Fecha: Mi?rcoles, 30 de mayo de 2012
Hora: 18:20

soy participante ocasional de la bicicrítica y no es ninguna organización de extrema izquierda(hay de todo). efectivamente, siempre hay alguien que da la nota y es irrespetuoso con los automovilistas o con los mismos compañeros ciclistas. Desde dentro de este movimiento muchos somos los que tratamos de corregir estos comportamientos incivicos. la pretensión es no molestar a nadie, sólo ser visibles como forma alternativa al uso masivo del coche pues no me negarás que el aire que respiramos está infectado precisamente por la polución producida por los motores de los vehiculos (tenías que ver las mascarillas que utilizo al cabo de unos días). El caso al que te refieres no sé lo que pasaría, he leído varios testimonios. Sólo espero que no se reproduzcan estos incidentes que no ayudan nada a la convivencia y pensar de lo que se trata es de mejorar para todos la habitabilidad de nuestra ciudad.