Lunes, 11 de octubre de 2010

El Partido de la Jeta

Jes?s Gil lleg? a la Alcald?a de Marbella prometiendo algo tan sencillo como que gracias a ?l, todos los habitantes de Marbella empezando por ?l mismo lograr?an vender sus pisos. Y lo cumpli?. Al margen de cualquier otra consideraci?n, Gil reactiv? el urbanismo y el turismo en Marbella tanto para ?l como para sus conciudadanos que le votaron en masa elecci?n tras elecci?n.?

En Chiclana, municipio de 70.000 habitantes con 40.000 viviendas ilegales del que ya hablamos aqu??han decidido dar el siguiente paso l?gico: Los propietarios de las viviendas constru?das sin licencia han montado un partido pol?tico propio con el que esperan presentarse a las elecciones?y autolegalizar sus viviendas a costa de los dem?s contribuyentes. Al parecer, el plan que les propone el Ayuntamiento para dotar de agua, luz y alcantarillado a sus barrios les parece muy caro ya que , en palabras de su candidata, tales servicios deben ser prestados por las instituciones al margen de barreras arquitect?nicas o legales. Con un par.

?

Cuando toda Andaluc?a -toda la pol?tica municipal espa?ola, en realidad- se ha convertido en un mar de sinvergonzoner?a urban?stica, uno llega a no sorprenderse por nada. Pero las declaraciones de esta se?ora hablando de eliminar el trauma psicol?gico que sufren muchas familias?desde que descubrieron que tienen que cumplir la Ley no deja de ser un interesante avance en esto de mostrar a cara descubierta la jeta de cemento armado de muchos, muchos espa?oles.

En Moraleja de Enmedio, los cooperativistas que compraron suelo r?stico hace nueve a?os confiando -vaya usted a saber porqu?- en que se lo iban a recalificar no han montado todav?a un partido pol?tico, limit?ndose a acampar en su suelo. Pero todo se andar?. Porque esto es Espa?a y aqu? no no solo no hay caradura que no se salga con la suya, sino que adem?s tenemos montado todo un elefanti?stico sistema legal que asegura un grado tal de intervenci?n administrativa en todos los ?mbitos de la vida -sin ir m?s lejos, en el precio del suelo- en el que la pura y simple voluntad arbitraria de un Ayuntamiento dicta d?nde, c?mo, cu?ndo y qu? se puede construir. Y esa voluntad, por supuesto, se compra y se vende.?

En Moraleja de Enmedio, los inversores (pues eso son y no otra cosa) de la cooperativa 'La Tener?a' cometieron un error: Creerse que iban a edificar sin antes pasar por la caja del concejal de turno. En Chiclana lo tienen m?s claro y, directamente, planean decirle al Alcalde que vienen a ocupar su silla y a utilizar el Ayuntamiento para arreglarse sus propios problemas. Pa chulos, los del Partido Vecinal Regionalista.?

Por supuesto, de liberalizar el suelo, nasti de plasti. Que la maquinaria de la casta no se financia sola.?

?


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Mi?rcoles, 13 de octubre de 2010
Hora: 15:28

Un partido político solvente con soluciones reales, y que habla claro: "“El paro es el mayor trauma que sufre la ciudad. Esta es la triste realidad y que aparte de las gestiones más o menos acertadas de los gobiernos municipales nosotros nos proponemos, sin falsas promesas decirles, que sin fórmulas mágicas conseguiremos mitigarlo y seguro que así se hará”.

 

Tela.