Jueves, 16 de septiembre de 2010

Zapatero y Rajoy: El roto y el descosido.

A Jos? Luis Rodr?guez Zapatero y a Mariano Rajoy les sucede como a muchas parejas que uno conoce: Que cada uno de ellos tiene defectos que parecen hechos a la exacta medida de los que, a su vez, tiene su contraparte. El saber popular -que es menor que el de Museros, pero mayor que el de los aparatos de los partidos- recoge esta com?n situaci?n bajo el adagio de "siempre hay un roto para un descosido".

Que Zapatero y Rajoy llevan casi dos lustros mereci?ndose el uno al otro es algo que poca gente duda. Donde el uno es inane, el otro es silente. Donde uno es torpe, el otro es perezoso. Donde uno es maligno, el otro es aleatorio. Y donde uno le vende un peine a un calvo, el otro es experto en hablar sin decir nada y acto seguido desdecirse sin contradecir lo anterior. En definitiva, tal para cual.?

?

El problema ya no es que vendan humo, o que sean productos absolutamente vac?os del mark?ting de sus respectivos aparatos, sino que estos mismos aparatos son absolutamente incapaces de dotar?es del menor contenido, tal como dijo dijo hace unos d?as Ernesto Mil? a prop?sito de Rosa D?ez. El problema ya es otro: Zapatero y Rajoy no est?n vac?os, sino llenos de malas ideas.

As?, Zapatero asombraba el otro d?a al mundo entero con sus ?ltimos hallazgos en materia de doctrina sovi?tica -eso y no otra cosa es la imb?cil pretensi?n antiecon?mica de que los parados realizando cursos de formaci?n est?n realmente "trabajando por su pa?s". Pero lo hac?a a?o y pico despu?s de que Rajoy? adelantara lo que luego? confirmar?amos como cierto: Que el PP no tiene otras ideas para salir de la crisis m?s que las de ladrillo, ladrillo y ladrillo.?

Primera propuesta de Rajoy:? Exenci?n total del pago del IRPF a las rentas menores de 16.000 euros...? siempre que tengan hipoteca, para que la puedan pagar mejor. Conjugada con deducci?n del IRPF para los ingresos mayores del IRPF siempre que tengan hipoteca, para la misma causa. Es decir, dediucciones de Hacienda para pagar m?s c?modamente a los bancos (menci?n especial inclu?da a esos bienaventurados que tienen menos de 16.000 euros de renta y una hipoteca: Ellos lo valen).?

Segunda propuesta: Aumentar la construcci?n de viviendas de protecci?n oficial. ?ramos pocos y pari? la abuela. Como si el problema de la vivienda en Espa?a fuera la falta de las mismas y no el gigantesco excedente existente.EL hecho es que el tema de la VPO est? mal orientado en Espa?a desde el momento en el que se empieza a otorgar lo que es una ayuda p?blica -y de no escasa entidad- a un presunto necesitado al que no se le vuelve a preguntar nunca sobre su fortuna.

Lamentablemente, la VPO en alquiler no existe para nuestros dirigentes y ello por una buena raz?n: La inmensa mamandurria que suponen las cooperativas vinculadas directa o indirectamente a los partidos. Es lo que hay.

Tercera propuesta: liberar el suelo para que se pueda construir en cualquier parte. Me parece perfecto. Pero es que ahora nadie va a construir en ninguna parte. Esta era una medida ideal para haberla tomado en el a?o 2000 y desactivar la burbuja por la v?a de terminar con la falacia de la escasez de suelo. Que todav?a quede alg?n mohicano diciendo desde una c?tedra -universitaria o medi?tica- que el ritmo normal de construcci?n de vivienda en Espa?a es de 300.000 anuales no significa que eso sea verdad en absoluto: Significa, simplemente, que tenemos unas c?tedras universitarias de vuvuzela? y unos analistas econ?micos medi?ticos que, con m?nimas excepciones, no son m?s que mu?ecos de ventr?locuos del "aqu? no pasa nada" cuando en realidad est? pasando de todo.

Dig?moslo ya: Este Gobierno y esta Oposici?n, el uno centrado en tapar sus verg?enzas y la otra obcecada en que la soluci?n es el ladrillo, nos llevan de cabeza a una crisis a la japonesa... solo que sin la potencia exportadora de Jap?n. Los sucesos inevitables para salir de esta crisis son cuatro: Pensionazo, Salariazo, Ladrillazo y Autonomitis. Solo esta secuencia de sucesos nos permitir? exportar como locos, pagar nuestra deuda externa y no convertirnos en la Argentina europea.

Claro que para lograr eso, alguno de estos dos infral?deres cuasi-cl?nicos entre s?, tendr? que empezar a tratar a los espa?oles como si fu?ramos anormales. Y tal vez incluso desarrollar alguna buena idea propia, si es que no es mucho pedir.? Porque que Pepi?o Blanco les d? sopas con ondas a los dos en lo referente a valor pol?tico es como para temer por el Estado.

Sigan remando, que falta les va a hacer. Y disfruten lo votado.


Comentarios

Añadir un comentario