Viernes, 10 de septiembre de 2010

Le?a a esta gentuza

? Esto es lo que los sindicatos del R?gimen piensan del empresariado espa?ol. Esto es lo que esta banda de hijos de la gran puta se piensan que es una empresa. Esto es lo que este conjunto de vividores del cuento, de paniaguados, de liberados sindicales, de par?sitos, de iletrados y de chup?pteros varios convenientemente alimentados desde las arcas p?blicas se dedican a pregonar respecto de quienes se arriesgan -nos arriesgamos- a emprender comprometiendo nuestro patrimonio para generar en el proceso riqueza y empleo.

No queda m?s remedio: A la generaci?n que nos gobierna hay que correrla a gorrazos del aparato del Estado, por crear primero y vender como inevitable despu?s todo un establishment de calamidades, de ineficiencias, de caraduras y de ruinas econ?micas, administrativas, morales y humanas como las responsables ?ltimas de v?deos como este.?

Dig?moslo ya: Todo lo que han tocado los supercincuentones que nos gobiernan lo han podrido. Todo lo que han creado es un desastre. Todo lo que han hecho como gestores econ?micos y pol?ticos del pa?s ha sido sembrar la decadencia. Urge echarlos. A todos, sin excepci?n. A todos y cada uno de los componentes de esa generaci?n dirigente pagada de s? misma y encantada de haberse conocido que, como la orquesta del Tit?nic, es empe?a en que no pare la m?sica mientras se descubre que la Transici?n es un churro, que el modelo de Estado que han creado es insostenible y que a ellos les salieron sus viviendas literalmente gratis mientras han hecho que sus hijos se hipotequen a treinta a?os.?

? Uno de los mayores c?nceres nos van a dejar una vez sean desalojados de los mandos del pa?s -lo cual se har?, me temo,? tarde y pr?cticamente con lanzallamas- ser?n sin duda estos dos sindicatos de vuvuzela. No me cabe la menor duda de que liquidar esta casta sindical de ewoks venidos a m?s y de flautistas de Hamel?n de medio pelo es una tarea urgente, que bordea la m?s elemental higiene social y nacional. No puede haber sociedad alguna que pueda permitirse el lujo de tener a monos de feria como estos, aut?nticas caricaturas de representaci?n de los trabajadores, pintando a los empresarios -al tejido productivo del pa?s- de forma absolutamente equivalente a como pintaban los nazis a los jud?os en los documentales de Joseph Goebbels.

Pens?ndolo bien, quiz? no sea tan mala idea lo del lanzallamas...


Comentarios

Añadir un comentario