S?bado, 28 de agosto de 2010

Ceuta y Melilla: Los lapsus de la progredumbre

No me genera la menor extra?eza el doble lapsus del ministro Alonso al incluir Melilla en Marruecos, como tampoco me extra?? en su d?a la vergonzosa foto de Zapatero junto a un fantasioso mapa de Marruecos incluyendo Ceuta, Melilla, Canarias, Andaluc?a y el S?hara Occidental. Ya en el CEU de Montepr?ncipe aprend?, en las clases de "Historia" que nos impart?a un tal Felipe, que entre la generaci?n que nos precedede existe un ampl?simo n?mero de fantasiosos incultos que, amparados en posiciones de autoridad normalmente muy superiores a su nivel de competencia, se revisten de superioridad intelectual para promover complejos e ignorancia.

El tal Felipe debe ser en este momento un hombre profundamente feliz. Porque no solo tiene a indigentes intelectuales de pelaje similar al suyo a los mandos del aparato del Estado, sino que adem?s estos no tienen ning?n empacho en demostrar por donde respiran. La felicidad de mi ex-(pretendido)-ense?ante debi? empezar en el mismo momento en?el que se anunci? la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones. Es decir, de la Alianza con quienes quieren pura y simplemente?la destrucci?n de nuestra sociedad para edificar otra encima.

?

Fue precisamente a cuenta del Islam cuando me di cuenta de que aquel profesor oriundo de Guijuelo no carburaba demasiado bien: Era una la primera clase que nos impart?a y la inici? cont?ndonos lo que pretend?a ense?arnos en aquel curso, que inclu?a cosas tales como rechazar el imperialismo romano ("todo lo que lleve la palabra 'imperio' es malo", seg?n su sabia explicaci?n) y adem?s a respetar la historia de la Espa?a isl?mica, empezando por invitarnos a reflexionar sobre el porqu? a los reyes taifas se les denominaba "reyezuelos" (el carecer de legitimidad din?stica alguna, gobernar desp?ticamente y vivir en permanentes polvorines de?inestabilidad interna no le deb?an parecer razones suficientes). De remate, nos anunci? su intenci?n de llevar a cabo durante el a?o una "fiesta isl?mica" para la que deber?amos traer de casa productos magreb?es.

Aquello fue demasiado para m?. Ten?a?16 a?os, una adolescencia fatalmente llevada, ya hab?a olvidado m?s Historia de la que aquel se?or hab?a aprendido en su vida y adem?s llevaba casi tres cuartos de hora escuchando chorradas: Como producto magreb? de presencia imprescindible para esa futura fiesta, suger?, literalmente, ?"medio kilo de hach?s".

No fue precisamente un comienzo con buen pie, pero de alguna forma sirvi? -adem?s de para la carcajada general- para que algunos de mis compa?eros se dieran cuenta de que no eran los ?nicos conscientes de haber estado?escuchando un amplio conjunto de gilipolleces. En su segunda lecci?n, fue recibido en la pizarra por una pintada recordatoria de la peor de las que hab?a soltado durante su perorata inicial: "SPQR=MALO". El autor de esa en concreto no fui yo, pero s? de la gran mayor?a que siguieron.

Porque me toc? soportar aquellas lecciones durante dos a?os, en los que apenas perd? ocasi?n de corregir las barbaridades de aquel sujeto y su particular visi?n de la historia espa?ola y mundial. Cualquier idea de grandeza nacional o europea le parec?a perversa. Nos deleit? con la versi?n musulmana de la batalla de Covadonga. Descalific? como monarca a Alfonso X por sus aspiraciones al trono del Sacro Imperio Romano Germ?nico. Afirmaba (tambi?n por escrito) que los moz?rabes eran como los Ultrasur de hoy.? Critic? duramente la expulsi?n de los jud?os y la de los moriscos... y lleg? a afirmar sin pudor que sin la Conquista de Am?rica o la colonizaci?n de ?frica, los incivilizados que all? viv?an ser?an hoy m?s felices. Eso as? y sin pensar mucho, durante el primer a?o que me toc? sufrirle. Para abrir boca.

Al a?o siguiente cometi? el grave error de darnos, como libro de texto, unos apuntes mecanografiados escritos por ?l mismo y con sus propios juicios de valor entremezclados con los hechos hist?ricos, que ?bamos leyendo en voz alta en clase. El conocer con tanta anticipaci?n por donde iba a venir la idiotez de cada d?a me proporcion? incontables posibilidades de portarme como un cabrito: Bastaba con ofrecerme voluntario para leer aquel d?a y entremezclar mis propios comentarios con la lecci?n que tocara.

Naturalmente, hab?a cosas que no pon?a por escrito y que lograban cogerme por sorpresa. Por ejemplo, su insinuaci?n de que? Isabel de Baviera (a la que ?l, en un alarde de precisi?n historiogr?fica, llamaba Siss? Emperatriz) era lesbiana. O la de que Franco tram? la muerte de Sanjurjo.? Y la de Jos? Antonio.? Una de esas motiv? que me expresara sin ambages mediante un "Es que hay que o?r cada gilipollez, Felipe..." que mis compa?eros eligieron para que me acompa?ara en el Anuario del curso, convenientemente censurado el taco.

Recuerdo especialmente las veces en las que, directamente, tuve que corregirle en voz alta aquellos textos por contar puras y simples mentiras. Por ejemplo, sacando una biograf?a de Mussolini? (que "casualmente" llevaba en la mochila aquel d?a) en la que se aportaba la certificaci?n de su ascenso a Sargento por m?ritos de combate en la primer conflicto mundial, en la que ?l afirmaba que el Duce no hab?a participado. O, m?s gordo todav?a, cuando me dio por comprobar las fechas de las independencias de los pa?ses del Magreb porque algunas no me cuadraban: Efectivamente, ten?a mal las de Marruecos, T?nez, Argelia y Libia... con el agravante de que, adem?s, esta ?ltima se la atribu?a al Teniente Coronel Muammar al-Gaddafi en 1969, cuando -como todo el mundo sabe- lo que hizo Gadafi en ese a?o fue, lisa y llanamente, dar un golpe de estado contra el gobierno del Rey Idris (le tuve que deletrear el nombre) soberano de Libia desde su independencia en 1953. Ese d?a fue cuando mi compa?ero de pupitre (que seguro que me estar? leyendo) descubri? que esas correcciones las tra?a ya anotadas en los apuntes desde mi casa.

No obstante, la peor de aquella sarta de sandeces que encaden? este docente durante sus horas de clase fue -y no por casualidad- la que solt? a prop?sito de Ceuta y Melilla que eran, en su opini?n, colonias que hab?a que devolver a Marruecos ya que no eran Espa?a por estar en otro continente. Cuando salt? sobre el tema y le mencion? las Canarias, tir? los pies por alto afirmando, ni m?s ni menos, que las Afortunadas eran "el resto de un imperio naval que ya no tiene mucho sentido mantener".

Despu?s de esto, creo que se entienden mucho mejor las razones por las que el hecho de que un Ministro del Reino le atribuya a Marruecos la soberan?a de Melilla no me sorprende en absoluto: S? muy bien que no es un lapsus. Es lo que estos t?os piensan realmente. Es el mismo tipo de mierda sesentayochista a la que esta generaci?n de progres fracasados se agarr? intelectualmente tras la ca?da del Muro de Berl?n. Escogieron predicar la imbecilidad y en vez de reconocer sus limitaciones. Solo nos queda jubilarles y rezar que para entonces a?n tengamos un pa?s que recuerde adecuadamente tanto la primera, como las segundas.?

Y hasta entonces... a disfrutar lo votado.

Edito 31/08/2010: S?, la foto inicial es un montaje. Pero esta no lo es:

?


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Atridas
Fecha: S?bado, 28 de agosto de 2010
Hora: 17:20

No es mi intencion defender a gentuza traidora como ZP o tu ex-profesor, pero esa famosa foto era un fake hecho probablemente con el paint.

(Observen la risible inclinacion de los rotulos o la esquina inferior izquierda del mapa cutremente superpuesta al fondo blanco real)

 

Esta es una foto real de aquel acto:

http://www.cadenaser.com/recorte/20040424csrcsrnac_2/XLCO/Ies/Zapatero-Marr uecos.jpg

 

Estas dos fotos si son autenticas:

http://www.elplural.com/media/0000018500/0000018940.jpg

http://1.bp.blogspot.com/_pvbjXLv9N-4/Rzid3g7ouRI/AAAAAAAABFU/H8AV9vBqX4c/s 400/aznar1999zz2.jpg

 

Saludos.

 

Autor: amdg
Fecha: S?bado, 28 de agosto de 2010
Hora: 17:27

Creo que es un fotomontaje...

 

Si no fuera así sería para tomar a Moncloa, aunque van tantas...

Autor: Mary Brown
Fecha: Domingo, 29 de agosto de 2010
Hora: 1:33

Esto es una provocación contra el estado español. No nos extrañemos que  España sea del Islam en el futuro, a no ser que surja un milagro.

España tiene que despertar y darse cuenta que la invasión musulmana está sucediendo gracias a los facista de la izquierda y otros partidillos de compañía.

Que Dios nos salve del mal si esto sucede.

Autor: Museros
Fecha: Lunes, 30 de agosto de 2010
Hora: 9:17

Yo creo que el ministro Alonso no ha tenido ningún lapsus. Lo que ha dicho, lo ha dicho a sabiendas y con plena conciencia del significado de sus palabras. Hace tiempo que los dirigentes socialistas tienen "lapsus" de este tipo cuando hablan de Ceuta y Melilla.

Otra cosa es de dónde les vienen esas estúpidas ideas (origen que describes muy bien en la persona de ese profesor quien, como tantos de la generación del 68, no era -o es- más que un inmaduro que no conoce otra forma de pensamiento y comportamiento que el llevarle la contraria -porque sí- en todo a sus mayores - lo que hacen los niños de 3 años, vaya).