S?bado, 14 de agosto de 2010

Zapatero, activo tóxico

Dado que tras sucesivas intervenciones del Banco Central Europeo los mercados se hab?an calmado y estaban comprando deuda espa?ola a diez a?os a un 4,1% de inter?s, Zapatero crey? que ya nos est?bamos recuperando: Era el momento ideal de anunciar m?s gasto p?blico. El resultado inmediato de las inteligentes declaraciones de nuestro Presidente sobre los compradores de deuda p?blica del Reino no se hicieron esperar: El martes habl? Zapatero y el mi?rcoles los inversores exig?an un 4,17%? anual para prestarle dinero a nuestro pa?s.

Pese al lastimoso intento de Elena Salgado de rebajar el alcance? las declaraciones el Jefe del Ejecutivo para salir al paso, Jos? Blanco abund? en ellas explicando que dar?an marcha atr?s parcial en la paralizaci?n de la obra p?blica anunciada hace meses, a mayor gloria de varios feudos del PSOE. Y los mercados abundaron en su mensaje, consistente en explicarle al Gobierno espa?ol que con ese nivel de gasto se hac?a menos cre?ble que nuestro pa?s pudiera pagar sus deudas: Ahora pagamos un 4,18% a quien nos compre un bono a diez a?os. Y todo ello mientras un tercio del dinero que tiene prestado el BCE... lo ha prestado a entidades espa?olas.

?Este ?ltimo detalle reviste una especial importancia a la hora de valorar la ignorancia criminal de Zapatero y su Gobierno: Ya no es solo que nos estemos jugando la quiebra del Reino de Espa?a, sino que esa quiebra arrastrar?a al Banco Central Europeo merced a la vinculaci?n existente entre el Estado espa?ol y sus entidades financieras gracias a los avales que aquel ha venido otorgando a ?stas. Ya no es que las Cajas vayan a llevarse la solvencia del Estado al pozo, sino que la insolvencia del Estado se puede llevar por delante al Euro.

Y mientras la realidad de los n?meros es esta, el Ejecutivo sigue jugando con obras p?blicas fara?nicas en clave interna. Parece claro que Zapatero est? comprando apoyo interno, tanto dentro del PSOE como a nivel electoral -recordemos que tocan elecciones municipales y auton?micas en 2011- a costa de la solvencia del pa?s. Y lo grave es que, adem?s, parece ser consciente de ello a tenor de su reciente afirmaci?n de que los datos econ?micos del tercer trimestre no ser?n "tan buenos" como los del segundo, que hemos cerrado con un raqu?tico crecimiento del 0,2%... siendo que la econom?a espa?ola no genera empleo cuando crece por debajo del 2%.

A estas alturas es m?s que evidente que el primer activo t?xico del que debe deshacerse la econom?a espa?ola es Jos? Luis Rodr?guez Zapatero. Porque estando clar?simo que no ha sido ?l el causante de la crisis, s? es m?s que evidente que est? absolutamente incapacitado para abordarla y no digamos ya para ofrecer un m?nimo de credibilidad a los mercados. Mercados compuestos no por malvados especuladores deseosos de hundirnos, sino por inversores grandes y peque?os que est?n financiando con su dinero nuestro gasto p?blico y que lo ?nico que desean es la tranquilidad de que van a poder cobrar las deudas que hemos contra?do con ellos.

Huelga decir que a esa tranquilidad no contribuir?a en absoluto el anuncio de nueva obra p?blica. Pero lo que ha hecho Zapatero es a?n m?s grave: Ha rectificado medidas de recorte de gasto que se tomaron precisamente para calmar a esos inversores que compran deuda p?blica espa?ola para que siguieran haci?ndolo. El Presidente del Gobierno, pura y simplemente, ha enga?ado al mundo y va a ser dif?cil que de ahora en adelante nadie le otorgue la menor credibilidad a sus palabras en foro econ?mico alguno. Y las consecuencias de eso las vamos a ver todos.

Sigan ustedes remando. Que falta nos va a hacer.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Museros
Fecha: S?bado, 14 de agosto de 2010
Hora: 16:23

Tiene su aquél que en España, un país en el que tanta gente pretendía hacerse rica sin dar un palo al agua a base de especular con bienes inmobiliarios, se eche ahora la culpa de la crisis económica (sustantivo y adjetivo femeninos, doña Bibiana, por cierto- al igual que "burbuja inmobiliaria") a unos seres nebulosos y abstractos llamados "especuladores internacionales".

Tampoco me extraña que  a los mismos españoles que se enfadan (ahora) con el banco cuando les ahogan los plazos de la hipoteca (el mismo banco con el que se hubiesen enfadado si no les hubiese concedido dicha hipoteca), les parezca de lo más normal que el gobierno actúe como si las deudas nunca hubiese que devolverlas.

Zapatero es un fiel reflejo -cuando de la economía se trata- del españolito medio, todo hay que decirlo (y lo digo con pena).