Jueves, 05 de agosto de 2010

Veraneo en Madrid (I): Huelga de Municipales

Al menos la primera parte de mis vacaciones la voy a pasar en la Villa y Corte. Al menos hasta que me canse del aire acondicionado, la piscina, las cervezas fresquitas de la nevera, los desayunos y comidas en el bar de Antonio, las barbacoas en la terraza, las salidas con amigos y las horas extra de Wii y XBOX360.

A prop?sito de las salidas con amigos, el otro d?a experiment? en primera persona las -curiosamente agradables-? consecuencias de una huelga en el sector p?blico. En este caso, de la huelga de la autoridad sancionadora por excelencia: La Polic?a Municipal de Madrid. No s? si se ha declarado oficial o semioficialmente, pero el caso es que el pasado s?bado me merec?a un par de buenas multas y no me las llev?.?

Resumiendo: Circular por la Calle de Alcal? a las tantas de la madrugada con cinco ocupantes en un veh?culo autorizado solo para cuatro personas. Hacerlo, adem?s, con la capota quitada y la m?sica alta. Pasar dos sem?foros en amarillo. Y como colof?n, tener la Inspecci?n T?cnica de Veh?culos caducada desde veintitantos d?as antes. Fue una completa melonada. Pr?cticamente estaba pidiendo que me pararan y me sacaran la cuenta del Gran Capit?n.

Los municipales pusieron su veh?culo a mi altura y me preguntaron cuantas plazas ten?a mi coche. No ten?a sentido mentirles y les dije la verdad. Parada en el arc?n, comprobaci?n de documentos, bronca, un pasajero a tierra (se quedaron dos para que les pudiera ir a buscar luego), segunda bronca por no tener la ITV pasada, severa advertencia de que eran muchas infracciones las que llevaba... y a circular. Afortunadamente, no hab?a bebido ni una gota de alcohol en toda la noche. Aunque tampoco me hicieron soplar.Ni me dijeron nada de los dos discos en ?mbar.

Sin descartar por completo que el magnetismo natural de mi personalidad les cautivara, me inclino por pensar que la Polic?a Municipal de Madrid est? en huelga de celo. De entrada, bien est? una peque?a tregua en la voraz actividad depredadora m?s que recaudatoria del Ayuntamiento que dirige Iznogud Gallard?n, concretada en sanciones administrativas que en gran medida son ileg?timas, absurdas y desproporcionadas. Cierto es que me inquieta que una Polic?a pueda optar simplemente por incumplir deberes reglamentarios b?sicos... pero realmente (y sin entrar a calcular el multazo que me han ahorrado) tampoco era para tanto. Por una vez, una huelga en el sector p?blico no toma como rehenes a los ciudadanos, sino que les libera.

En conjunto y resumiendo: Bendita huelga de Municipales.

Y no pienso volver a hacerlo. Palabra.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Feynman
Fecha: Viernes, 06 de agosto de 2010
Hora: 11:24

Hace unas semanas vi en algún noticiario que estaba precisamente de eso, de huelga de celo. Un policía decía que pensaban parar a los conductores e informarles de las infracciones cometidas pero sin imponer sanciones. Y parece que lo están cumpliendo.