Martes, 20 de julio de 2010

Francia: El Califato que viene

Debieron haber saltado todas las alarmas en el a?o 2002, cuando la primera gran selecci?n de f?tbol de la Francia multicultural entr? en los anales de la FIFA por haber sido la selecci?n que, defendiendo el t?tulo, era eliminada cosechando un solo punto y sin marcar ni un solo gol.? Tampoco pas? nada en el a?o 2004 cuando Francia agonizaba por los campos de la Eurocopa de Portugal, ni se oy? alarma alguna? dos a?os despu?s, cuando el argelino Zinedine Zidane, le regal? directamente el campeonato del mundo a Italia autoexpuls?ndose de la final? de la forma m?s vergonzosa que se recuerda en el f?tbol europeo, quiz? con la excepci?n de la famosa patada que propin? a un espectador el Bal?n de Bronce ?ric Canton? durante su etapa en el Manchester United.?

Pero estamos en el a?o 2010. Los moritos y negritos de la Selecci?n Nacional de Francia se han rebelado abiertamente contra su Seleccionador, su Federaci?n y su pa?s de acogida cuyos colores han convertido en el hazmerre?r del mundo y han dado lugar a que la Ministra de Sanidad y Deportes de la Rep?blica les califique como "campo de ruinas f?sico y moral" tras hacer el rid?culo m?s espantoso que imaginarse pueda.

No faltar? quien diga que cualquier relaci?n entre la conducta de estos deportistas y el alzamiento civil puro y simple que desde hace d?as protagonizan otros moros en Grenoble es pura coincidencia. Pero, como dec?a aquel personaje de J.K. Rowling en el cuarto libro de Harry Potter, "Mi criterio es otro": Francia lleva d?cadas fraguando en su interior un puro y simple califato isl?mico y delincuencial, directamente ligado a la inmigraci?n masiva que ha venido importando en las ?ltimas d?cadas.

- Es un califato porque se basa en unas normas propias y en el control de territorios: Ciudades y barrios enteros de Francia son desde hace a?os zonas de non-droit en las que no imperan las leyes de la Rep?blica Francesa.

- Es isl?mico porque se ve a s? mismo y es visto como un avance del espacio cultural del Islam en territorio ajeno, adem?s de como contraposici?n al laicismo militante de Francia.

- Por ?ltimo, es delincuencial en tanto que reafirma tanto su desprecio a la Rep?blica de Francia como su propio esp?ritu de conquista mediante la comisi?n de il?citos penales.

En este sentido, prestemos atenci?n a los futbolistas extranjeros de la Selecci?n de Francia:

a) Reclaman como propio el vestuario, echando a los no-isl?micos del mismo.

b) Se rebelan contra la autoridad del Seleccionador incluso delinquiendo contra ?l primero (los insultos de Anelka contra Domenech hubieran sido considerados una falta en Espa?a y, por lo tanto, objeto de castigo penal) y neg?ndose a entrenar despu?s.

c) Como si tuvieran autoridad para hacer tal cosa, inician acto seguido la caza del "chivato" que filtr? a la prensa la situaci?n de califato isl?mico impuesta por ellos en el vestuario. En efecto, para estos moritos insultar al Seleccionador es leg?timo. Anelka debe ser protegido y el chivato, reprimido.

Sum?mosle a este c?ctel la existencia de una figura de autoridad sin unos principios demasiado claros (hasta el extremo de realizar alineaciones bas?ndose en los hor?scopos) sin capacida coactiva suficiente como para imponerse -pura y simplemente- a la morisma y lo que tenemos es, esencialmente, la radiograf?a del incidente de Grenoble: Moritos mostrando su total desprecio por la Ley y el Orden de la Rep?blica en solidaridad con un morito-delincuente reprimido (?pobrecito ?l!) por las malvadas autoridades racistas. Con el Ministro del Interior de la Rep?blica en el papel del entrenador-astr?logo.

Dig?moslo ya: Francia incuba un polvor?n ?tnico y religioso que amenaza su propia continuidad como Estado europeo y laico de ra?z cristiana. Y que el c?ncer haya hecho met?stasis hasta llegar a la mism?sima Selecci?n Nacional nos habla a las claras de la gravedad de tal amenaza. Como para andarnos con co?as.


Comentarios

Añadir un comentario