Jueves, 15 de julio de 2010

La Constitución ya no da para más

El Debate sobre el Estado de la Naci?n celebrado ayer me ha tra?do a la memoria el excelente art?culo de Atreides a prop?sito de la votaci?n del Presidente de la Rep?blica Federal Alemana, que presentaba como un s?mbolo del agotamiento de la Constituci?n de Bonn. Si el sistema alem?n est? agotado porque su Presidente Federal tarda tres votaciones en resultar elegido y porque la representatividad de la C?mara Legislativa es nula, da miedo ponerse a pensar en la situaci?n de nuestro propio sistema constitucional.

En resumen, lo sucedido ayer es lo siguiente: Por una parte, el Gobierno est? solo y en minor?a, pero al mismo tiempo la presentaci?n de una moci?n de censura es imposible. El Presidente del Gobierno confiesa la situaci?n de quiebra de las arcas p?blicas y la gran novedad del debate es que al vegetal que dirige la Oposici?n se le ocurre pedir elecciones eso s?, sin aportar programa, receta o soluci?n alguna. Qu?tate t? pa ponerme yo en estado puro. Como si los problemas del pa?s se arreglaran con solo cambiar al inquilino de la Moncloa.

Cuando en un sistema como el nuestro el Ejecutivo est? en minor?a, el Presidente del mismo dimite. En ese momento, las fuerzas del Legislativo deben recomponer una nueva mayor?a de Gobierno o disollverse, convoc?ndose de inmediato nuevas elecciones. Esto es la norma en las democracias europeas. Componer un Ejecutivo en B?lgica es una tarea casi de artesan?a. Italia lleva 67 Gobiernos en 55 a?os. Francia ha tenido 40 desde 1947.Lan propia din?mica de un r?gimen parlamentario implica un grado importante de b?squeda de apoyos en el Legislativo por parte del Gobierno. Lo contrario es sustituir mayor?as estables por minor?as parapl?jicas.

Lo anormal -y quiero hacer hincapi? en ello- es la situaci?n suicida que con tanta naturalidad aceptamos en Espa?a, en la que un Ejecutivo agotado y en minor?a contin?a en el poder debido a la absoluta inoperancia y falta de representatividad de un Legislativo al que le fallan no las matem?ticas sino las Leyes de Bronce partitocr?ticas, el ansia carro?era de los partidos perif?ricos y la misma existencia de una Constituci?n que permite que los diputados representen a su partido y no a su electorado, que consagra una circunscripci?n electoral territorial absolutamnente desigual y que considera un logro que un Presidente de Gobierno pueda ver reprobada su pol?tica por un Parlamento sin presentar autom?ticamente su dimisi?n o, cuando menos, verse sometido a una cuesti?n de confianza.?

Lo expresar? en otras palabras: Los diputados incumplen la Constituci?n al estar ligados por un mandato imperativo "de facto" que les condena a obedecer ciegamente? a las c?pulas de sus partidos y por lo tanto a no representar a nadie m?s que a ?stas. Los Partidos Pol?ticos incumplen la Constituci?n al no ser estructuras siquiera m?nimamente democr?ticas. La Ley Org?nica de R?gimen Electoral General no s?lo es preconstitucional sino que dinamita de hecho gran parte de la Constituci?n. Y la Constituci?n en si misma es un monstruo de Frankenstein que permite que tanto a la c?pula del Poder Judicial como al Tribunal Constitucional los nombre y renueve a su antojo? un Parlamento? esclerotizado a la hora de ejercer sus funciones m?s elementales de control al Ejecutivo.?

Por ello, Zapatero no teme una rebeli?n de sus parlamentarios. Por ello la ?nica esperanza de que esa ameba barbuda llamada Mariano Rajoy llegue a sentarse en la Moncloa pasa por la convocatoria de elecciones, lo que a su vez es motivo m?s que suficiente para que el Ejecutivo no las convoque y el Legislativo no le fuerce a ello.? Y por ello el PNV y -sobre todo- CiU se prometen unos muy felices meses de expolio continuado de la soberan?a nacional hasta Marzo de 2012.

Bienvenidos a la Constituci?n de 1978. Bienvenidos a este modelo pol?tico directamente extra?do de 13 Rue del Percebe que nuestros bienamados Supercincuentones se dieron a s? mismos -y a nosotros- pensando en asombrar al mundo con una Transici?n de Jauja. La inoperancia de nuestro Legislativo no se arregla aumentando el n?mero de diputados tal y como ha propuesto alegremente la supercincuentona a la que anteayer le toc? estar de guardia sino m?s bien derogando la LOREG... y muy probablemente, empezando desde cero un nuevo proceso constituyente.

Mientras tanto, disfruten lo votado. Lo votado en 1978 por estos listos que iban a ense?ar al mundo a hacer Constituciones modernas. Con un par.?


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Gonzalo
Fecha: Jueves, 15 de julio de 2010
Hora: 13:03

(puesto en pie)

PLAS, PLAS, PLAS, PLAS.