Jueves, 08 de julio de 2010

Maderos a la carta

Resulta que unos polic?as nacionales se han presentado de madrugada en casa de un ciudadano del Reino, le han llevado detenido a Comisar?a, le han hecho declarar durante diez minutos y acto seguido le han soltado. Resulta que la c?dula de citaci?n en virtud de la cual se produjo tal atropello lleva el membrete de la Direcci?n General de la Polic?a y que en ella se explica que tal actuaci?n ha sido acordada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucci?n N?mero 3 de Orihuela, ante el cual debe personarse ma?ana jueves. Resulta que durante d?a y medio se han estado machacando medi?ticamente a este buen se?or con su supuesta "detenci?n por diversos delitos de corrupci?n".

Y resulta que el Juzgado N? 3 de Orihuela dice que no sabe nada del tema, ni ha ordenado detenci?n alguna ni ha citado a nadie. Hemos hablado aqu? otras veces de la arbitrariedad de la Polic?a y de la necesidad, pura y simple, de empezar a presentar una querella tras otra contra quienes se dedican a cumplir ?rdenes absolutamente vergonzosas, impropias de un Estado de Derecho y vulneradoras de libertades civiles b?sicas. Lamentablemente, ni UPyD se querell? contra la Polic?a Local de Getafe ni (?sorpresa! ?sorpresa!) la Alternativa Espa?ola de Rafael L?pez Di?guez se atrevi? a hacer lo propio contra los Guardias Civiles ejecutores de la vergonzosa actuaci?n del Instituto Armado en el Valle de los Ca?dos a prop?sito de la Misa del 20 de Noviembre de 2008.

El resultado final de estas no-actuaciones es que los agentes que las llevan a cabo terminan crey?ndose realmente legitimados para llevar a cabo actuaciones como m?nimo discutibles, no ya en el campo de las libertades pol?ticas sino incluso -yendo un paso m?s all?- en el de los derechos civiles. En sus propias carnes lo acaba de sufrir el Presidente de la Diputaci?n Provincial de Alicante quien, corrupto o no, acaba de sufrir la "pena del telediario" por obra y gracia de una decisi?n pol?tica de las FSE y de unos maderos a la carta que la han ejecutado.

Cierto es que en este caso el brazo ejecutor es bastante menos importante que el pol?tico. Pero cualquier Polic?a debe saber que llevarse detenido a un se?or a las 8 de la ma?ana con una presunta citaci?n de un Juzgado escrita en papel de la Direcci?n General de la Polic?a para hacerle declarar diez minutos en comisar?a es absolutamente impresentable. Y que la citaci?n judicial no exista siquiera se acerca al terreno del castrismo.

A mi juicio, ordenar estas actuaciones debe tener relevancia penal. Y desde luego, ejecutarlas tambi?n. Que no quede impune el mando pol?tico... pero desde luego, tampoco el madero a la carta.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 09 de julio de 2010
Hora: 5:27

Me preocupan muy poco los derechos y libertades de los políticos. Gracias a la ley que ellos aprobaron, los varones acusados de maltrato van directamente al calabozo, con el único testimonio de la mujer. Si por un día les toca a ellos, no pienso derramar ni una lagrimita.