Martes, 06 de julio de 2010

Euro débil: La leprosería de Europa

Tres fantasmas recorren la Zona Euro: Rescate, Europeseta y Quiebra. Se trata de las tres posibilidades que tiene sobre la mesa los l?deres europeoa para atajar el desastre de los PIIGS. Del rescate y la quiebra ya hab?amos hablado hace poco? aqu?, pero para buscar un planteamiento anticipatorio de la creaci?n de un Euro d?bil para los pa?ses del Sur de la Uni?n nos tenemos que remontar mucho m?s atr?s: Recog? y coment? la noticia hace alrededor de dos a?os.

Estamos hablando, por lo tanto, de fantasmas que hemos visto venir sobradamente. Y ahora que son posibilidades reales, toca hablar un poco sobre ellas. Especialmente de la ?ltima, que es la que est? de moda:?

Personalmente, sab?is que creo que volamos hacia la quiebra y que el ?nico rescate en el que creo es en uno que incluya un perd?n ("reestructuraci?n", "quita") de parte de la impagable deuda contra?da por el Reino. La opci?n de crear un euro d?bil para los pa?ses del sur me parece ciencia-ficci?n, aparte de los inconvenientes obvios de crear una zona monetaria para pa?ses con un d?ficit p?blico disparatado, una deuda externa masiva, una productividad bajo m?nimos y una credibilidad inexistente.

Dig?moslo ya: Un Euro para los PIIGS ser?a, con todas las letras, la leproser?a de Europa. Y sus efectos ser?an esencialmente los mismos que la de una vuelta individual a escudo, la lira, la peseta, la libra irlandesa o el dracma: Corralito y cascada de devaluaciones, para empezar.Y todo ello sin que las posibilidades de pagar nuestra deuda externa (contra?da en euros fuertes) cambie en lo m?s m?nimo.

Que los euros de ciertos pa?ses podr?an llegar a cotizar con descuento respecto del resto es algo evidente desde el mismo de su creaci?n. No hab?a? ninguna otra raz?n para que cada billete y cada moneda fuera identificable seg?n el pa?s de origen del mismo m?s que permitir, precisamente, la creaci?n de euros de primera y de segunda clase, tanto en el coraz?n mismo de la Vieja Europa como en los nuevos socios del Este. La llamada "Nueva Europa".

Precisamente son las econom?as del Este las que me hacen creer que no habr? un euro d?bil: Hay un calendario de ampliaci?n de la eurozona que es de la m?xima importancia geopol?tica para el "n?cleo duro" de la Uni?n y no parece el mejor mensaje de bienvenida posible para un nuevo socio el enviarle directamente a las habitaciones del servicio.

Por ello, mi apuesta personal es que no se crear? ning?n euro d?bil, sino que se intentar? un rescate basado en el deudas por soberan?a, en una renegociaci?n de una deuda externa que es sencillamente imposible de pagar y tambi?n en -porqu? no decirlo- obligar a ajustes masivos en nuestras indisciplinadas econom?as y bhacernos pagar muy caro no solo nuestra ?ltima d?cada de desmadre financiero sino tambi?n los sucesivos disparates que hemos ido cosechando en los seis a?os de pseudo pol?tica exterior de Zapatero y en los ocho anteriores de aventurerismo permanente de Aznar L?pez.

Mientras tanto, hablar de crear un Euro d?bil -l?ase, de dar a los pa?ses del Sur de Europa una monedita de juguete para que no hagan reforma alguna, impaguen su deuda externa y se suman en una depresi?n que r?ase usted de la del 29- me parece, pura y simplemente, la alambicada forma de la Eurocasta de saludar a Espa?a con motivo de la finalizaci?n del vergonzoso semestre de presidencia europea que nos ha regalado ZP. Eso, y compararnos con Zimbabwe en una sesi?n en el Parlamento de Bruselas en la que nos han llovido palos por todas partes.

Pero por si acaso, no solt?is el remo. No vaya a ser que las corrientes terminen haciendo que la galera de nuestro PIB encalle en Molokai.


Comentarios

Añadir un comentario