Viernes, 04 de junio de 2010

La Cruzada de la Alegr?a

Las declaraciones del Presidente del Gobierno en las que, contra toda evidencia empírica y lógica, profetiza el fin de lo que él denomina "piratería cultural e informativa" abogando al mismo tiempo por su erradicación comparándola con la piratería naval del siglo XVIII no es otra cosa sino una llamada desesperada a los medios tradicionalmente adictos al PSOE en general y a la Banda de la Zeja y a PRISA en particular para que acudan a romper el asedio que sufre la Moncloa. El banderín de enganche es claro: Que Google pague a quien aparece en él y que quien comparta una canción termine en el trullo.

Y es que no me cabe la menor duda de que en la mente del líder socialista, su Gobierno representa la última fortaleza irreductible del progresismo sometido al cruento asedio de especuladores, antipatriotas y derechones variados. Toca, por lo tanto, agrupar a los leales en torno al Estandarte Monclovita para salvar al socialismo y al país.  Las Banderas de la Justicia, la Verdad, la Libertad y la Igualdad (sobre todo la Igualdad) ondean al Viento de Cruzada.


Y todos serán llamados a la Cruzada contra el infiel. Todos, sin excepción. El Alcalde de Getafe, con sus regimientos de entrampados en PAUs y su elocuente y elegante arenga. Ignacio Escolar, siempre dispuesto a explicar al incrédulo los malvados complots que impiden al Líder aplicar con éxito las sabias recetas de la izquierda marxista. No faltará Leire Pajín, con su alianza fuerte entre mujeres al mejor estilo de la Guardia de Amazonas del camarada Gadafi, ni tampoco Bibiana Aidó, beldad gaditana cubierta de resplandeciente armadura  al mando de su unidad de cartógrafos de clítoris.

Alfredo Pérez Rubalcaba también jugará su papel en la ruptura del sitio de la Moncloa, donde una vez sonara el piano de Narcís Serra: A buen seguro podemos esperar del astuto adalid de la Vieja Guardia mil y una detenciones de cúpulas de ETA, maniobras de distracción ideales para posibilitar el asalto por la retaguardia de las huestes de Pedro Zerolo. Por su parte, Conde-Pumpido  activará y desactivará sumarios según convenga a la jugada, de La Vega posará en bikini convirtiendo en piedra a quien ose fijar la vista en ella y Elena Salgado se mantendrá en silencio -no vaya a ser que suba el pan- y delegará en Pepiño el Blanco las funciones de abastos.

En el diseño estratégico de ZP, los barones regionales del PSOE ocupan un papel destacado: Patxi López, cabalgará hacia el sur  bajo el estandarte del Árbol de Guernika, tras haber sumado a sus mesnadas las del PNV y Griñán pone a disposición de la Moncloa sus tropas sedientas de PER, peonadas y mamandurrias a imagen y semejanza de los heroicos diez mil negros encadenados a la tienda del Miramamolín en las Navas de Tolosa. Antes de sumar al ejército cruzado las huestes del PSC,  José Montilla, el caudillo catalán nacido en Jaén, tendrá que reorganizar su variopinta coalición aceptando matrimoniar con Artur Mas por mejor mantener la mayoría en el Congreso.

A la Banda de la Zeja la organiza y motiva González-Sinde, mediante el pragmático método de volcar a sus pies las arcas públicas y, por más que estas estén vacías, nadie duda de la lealtad inquebrantable de los camaradas juglares y cineastas: Almodóvar, Joaquín Sabina, Ana Belén y Víctor Manuel... luchadores infatigables contra el fascismo desde los tiempos del Caudillo hasta la actualidad. Tampoco flaqueará el ánimo de Pilar Bardem, la Guerrera de la Rosa Blanca, verdadera momia en el combate contra la derecha desde -que sepamos- por lo menos los tiempos de Vercingetórix.

Por su parte, Toxo y Méndez, indoblegables paladines de la clase obrera han movilizado a sus mamelucos para echar la culpa de la crisis al empresariado y es de suponer que abundarán en ello. Cada mameluco y liberado que se sume a la huelga general ya debe tener claro contra quien va a protestar: No contra el Gobierno, suma de todas las virtudes de la izquierda, sino contra el malvado FMI que opina que la negociación colectiva y las castas de liberados son un lastre.

¿Qué hará en esta Cruzada Juan Luis Cebrián? ¿Qué cuerno o corneta tocará allí y que catapulta, ballesta, culebrilla o dardo disparará en la batalla y contra quién? Oficialmente, Cebrián está en el discurso de defender el castillo, pero no al castellano. Pero, a falta de un Iznogud dispuesto a ser Zapatero en lugar de Zapatero, podemos contar sin duda con que cada antena de la SER será como una lanza dirigida hacia el corazón del enemigo y cada hoja de El País cortará como una espada vorpalina.

Todo listo para la Cruzada. Todo listo para defender la Moncloa. Aquí no dimite nadie. Progresistas, la Alegría está en peligro. Acudid a salvarla.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Feynman
Fecha: Viernes, 04 de junio de 2010
Hora: 21:03

Espa?a se ha convertido en Mordor. Las huestes de Zapatauron son imparables. Los pocos hombres libres que quedamos seguimos esperando al resurgimiento del Rey de Gondor, puesto que Borajoymir ha sido claramente cegado por el Anillo de Poder.

Pero me temo que ya no es tiempo de gestas, y que el Mal y la corrupci?n terminar?n por invadir y penetrar en Espa?a en todas y cada una de sus estructuras, individuos y mentes. ?Queda alg?n atisbo de esperanza para Gondor?
Autor: Anonimo
Fecha: Domingo, 06 de junio de 2010
Hora: 13:55

Jos? Montilla, el caudillo catal?n nacido en Ja?n (C?rdoba)
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Domingo, 06 de junio de 2010
Hora: 14:14

Uuuupsss...
Autor: Soter
Fecha: Lunes, 07 de junio de 2010
Hora: 10:54

Zapaterror va a quitarle a Manuel Aza?a el t?tulo de gobernante m?s irresponsable de la Espa?a contempor?nea. Va a azuzar el fantasma de las dos Espa?as hasta la extenuaci?n y ?l y sus huestes van a morir matando y con las botas puestas. Van a movilizar a todos los cincuentones miembros de la Casta para la batalla final contra el "facismo".
La ?nica esperanza que nos queda es que las generaciones nacidas a partir de 1980 y a las que el franquismo y las monsergas progres les suenan a chino pasen ol?mpicamente de su cruzada.
S?, ya se que estos precisamente son los hijos de la LOGSE, pero bueno, quiero creer que en este pa?s todav?a hay un m?nimo de esperanza.