Mi?rcoles, 12 de mayo de 2010

La realidad hace actuar a Zapatero

No esperaba que Zapatero tomara medidas ante la magnitud de la catástrofe económica del país simplemente porque dudaba de que fuera consciente de ella. Pensé sinceramente que Zapatero iba a jugar a engañar a todo el mundo. No obstante, es evidente que la realidad no puede ser persistentemente ignorada, que en la reunión del ECOFIN del pasado fin de semana le calentaron las orejas y que la vigilancia de Merkel y la llamada de Obama han dado su fruto. Ya sabemos con qué medidas se va a presentar Zapatero al examen de Junio al que le va a someter la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Repasémoslas:
- Medicamentos unidosis en la Seguridad Social.
- Reducción del sueldo de los funcionarios en un 5% y congelación del mismo.
- Reducción de los sueldos del Ejecutivo en un 15%.
- Congelación de las pensiones.
- Fin del cheque-bebé.
- Supresión para nuevos solicitantes de la retroactividad del pago de prestaciones por dependencia al día de presentación de la solicitud.
- Reducir en 600 millones de euros en Ayuda Oficial al Desarrollo.
- Reducción de 6.045 millones de euros entre 2010 y 2011 en la inversión pública estatal.
- Y además un recorte adicional de 1.200 millones de euros en Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

Estas medidas suponen el reconocimiento implícito de lo que en este blog llevamos advirtiendo desde el año 2008 respecto al Estado de las cuentas del Reino. Son además medidas claramente deflacionarias, lo cual concuerda claramente con los escenarios de futuro en cuanto a medidas para tomar y salida de la crisis que venimos igualmente anunciando.

Vale la pena mencionar que eliminar el cheque-bebé con el problema de natalidad que mantenemos es un error que se pagará en el largo plazo, pero en conjunto el paquete de medidas es -no diré que bueno- pero sí imprescindible. Al mismo tiempo que mínimo.

Sin duda, debería haber más recortes. Caben aquí los siguientes escenarios:

a) Zapatero no hace nada mas que esto, con la esperanza de contentar así a los socios comunitarios, al BCE y a los mercados.

b) Zapatero ha planteado estas medidas como globo-sonda para medir la reacción social y -si esta es escasa- se planteará introducir más medidas.

En este sentido, gran parte del futuro político de Zapatero depende, paradójicamnete, del sentido de Estado de Mariano Rajoy. Estas reformas -y otras muchas de mayor calado- deben aprobarse con el apoyo del Partido Popular para tratar de aislar lo más posible las seguras protestas y lograr salir del agujero en el que estamos sin ser expulsados del euro.

El problema es que apoyar a Zapatero supone casi seguro que éste acabe la legislatura. Y el problema es que las medidas que Zapatero debería tomar si realmente desea evitar el desastre son tan extremadamente duras e impopulares que van a marcar a fuego el futuro político -y electoral- de quien las apoye.

Hay otra incógnita: ¿Qué harán los sindicatos en esta situación? ¿Están lo bastante apesebrados como para callar? ¿Se lo consentirán sus bases?

En 10 minutos empieza la final de la UEFA. Pero que eso no nos haga perder de vista la cartera.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Delfos
Fecha: Jueves, 13 de mayo de 2010
Hora: 10:45

Las medidas de Zapatero si bien necesarias, llegan tarde y son insuficientes.
Autor: Anonimo
Fecha: Mi?rcoles, 19 de mayo de 2010
Hora: 9:21

No s? qui?n te prepara el material gr?fico, d?nde lo encuentras, en todo caso, enhorabuena.