Mi?rcoles, 12 de mayo de 2010

Por el Emperador y por Guilliman

Dicho y hecho, mi ejército de Ultramarines es una realidad desde hace meses. Empecé comprando la totalidad de las tropas que tenían montadas, pintadas y a la venta en la Librería Atlántica (mis proveedores habituales de frikismo) y lo he ido completando con pedidos al Reino Unido (vía www.arcanesceneryandmodels.co.uk) y a  Estados Unidos (vía www.crichlowcreations.com) para terminar teniendo un ejército no solo poderoso, sino también bien pintado.

Aprovechando que acabo de recibir noticia de que mis últimas unidades me van a llegar en un plazo muy breve de tiempo para hacer un repaso general no solo a mi propio ejército, sino a lo que he aprendido hasta ahora sobre este wargame:
Tropas de Línea: Todo ejército se basa en sus tropas de línea de las que tengo que desplegar al menos dos. por batalla. En mi caso concreto, las tropas que he probado son las Escuadras Tácticas, aunque también tengo Exploradores.  Una Escuadra Táctica tiene entre cuatro y diez Marines armados con bólters,  más un Sargento y un arma pesada por cada cinco miniaturas.

Conviene aclarar que un Marine armado con un bólter y con armadura táctica (que es lo que se suele llamar "un Marine desnudo") tiene un coste de 16 puntos. La tropa básica de otros ejércitos (Orkos, Tau, Geneastealers...) suele costar bastante menos de la mitad de eso... lo cual significa que voy a estar en inferioridad numérica siempre. De ahí la importancia del lanzallamas y de que la Escuadra tenga la capacidad cuerpo a cuerpo adicional que le otorga un Sargento bien equipado.

Con las Escuadras Tácticas, la clave parece ser invertir en ellas el mínimo de puntos posibles, lo cual significa desplegar  lo mínimo: Dos Escuadras de tres Marines  con bólter y uno con un Lanzallamas (para eliminar grandes formaciones de infantería enemiga) aparte de un Sargento para cada Escuadra, al que conviene equipar con un arma cuerpo a cuerpo potente. 

Desplegar Escuadras Tácticas de diez Marines con Lanzallamas y Lanzamisiles es, por otra parte, un enorme desperdicio de puntos, tal y como tuve ocasión de comprobar a mi costa cuando las fuerzas del Caos de Harry literalmente aplastaron a mis muchachos. Más me hubiera valido desplegar cuatro Escuadras de cinco, con un Lanzallamas por cada una. Y unos Sargentos bien armados, añado.

Apoyo Pesado: Hay muchas opciones de Apoyo Pesado, pero en este momento (y hasta que me lleguen el Land Raider y el Cañón Trueno que me están pintando en Estados Unidos) he probado tres:

- Devastadores: Una Escuadra de cuatro Marines Espaciales armados con armas pesadas y un Sargento. Pueden incluirse hasta cinco Marines  más armados con Bólter, pero normalmente es un desperdicio ya que los Devastadores no deberían estar tan cerca del enemigo como para usarlos. Idealmente, los Devastadores se quedan detrás disparando mientras el resto del ejército avanza.

Naturalmente, la teoría no siempre se cumple. Mis Devastadores terminaron cuerpo a cuerpoi contra las fuerzas del Caos de Harry una vez mis Escuadras Tácticas fueron masacradas. Y en otra ocasión, las bestias Tiránidas de Luisma me flanquearon y destrozaron directamente mi retaguardia. No fue bonito en ninguno de los dos casos, más cuando no se tiene el hábito de equipar a los Sargentos con armas cuerpo a cuerpo en condiciones.

- Predator: El Predator es un tanque que se utiliza, como regla general, para atacar a otros tanques u enemigos blindados. El problema está en que su configuración básica (lo que podríamos llamar el Predator desnudo) es tan barata en puntos (60) como pobre en eficacia. Por 105 puntos más, merece la pena añadirle dos cañones láser acoplados en los laterales y sustituir el cañón automático que trae de serie por un tercer cañón láser.

Esa exitosa configuración me permitió, esencialmente, eliminar a distancia a la Armadura Apocalipsis de los Tau de Pablo  (y su supuesto petatanques) pavimentando así el camino de la victoria contra sus siniestros alienígenas azules.

- Whirlwind: Pablo lo definió -y con razón- como un tanque muy táctico y muy hijoputa. Para mí, desde luego, es algo obligatorio. Esencialmente, el Whirlwind ignora coberturas, dispara a grandes distancias y causa daño a todo lo que se sitúe en el área de disparo, por lo que es ideal contra grandes formaciones de infantería.

Como no todo podía ser perfecto, en el momento en el que el enemigo se sitúa a menos de 30 centímetros de él, se acabó la posibilidad de dispararle. Mi Whirlwind acompañó a mis Devastadores en sus sucesivas destrucciones a manos del Caos y los Tiránidos.

Ataque Rápido: Los Marines Espaciales utilizan las opciones de Ataque Rápido esencialmente para dos cosas: Llegar lo antes posible a un enemigo que prefiere mantenerte lejos (Tau, Necrones...) y cazar los blindados, dreadnoughts, vehículos y apoyo pesado en general del enemigo.

Tengo tres Land Speeders en camino desde USA pero hasta que lleguen mis únicas unidades de Ataque Rápido son dos Escuadras de Asalto (que aún no he probado) y sendas unidades de motocicletas a reacción y motocicletas de ataque (sidecars armados). La táctica con ellas es muy sencilla: Lanzarse en línea recta contra el enemigo sin parar de disparar. La velocidad y potencia de fuego de las motocicletas es tal que los ejércitos de ataque a distancia hacen cosas inverosímiles con tal de evitar que lleguen a sus líneas principales.

Tropas de Élite:  Las unidades de Exterminadores y Veteranos son la flor y nata del Capítulo de los Ultramarines. Los tipos más duros. Las unidades más mortíferas y temidas con la excepción de los Dreadnoughts (a ver si me llegan de una puñetera vez). Y sin embargo, no he tenido hasta ahora buenos resultados con ellas, probablemente por culpa mía.

Los Exterminadores, con sus poderosas armaduras, atacan directamente las líneas del enemigo, bien cuerpo a cuerpo o bien con sus armas de asalto o pesadas. Lucen una armadura especial que les hace muy difíciles de dañar por la mayoría de unidades enemigas y esa gran resistencia es su mayor baza. Yo he tenido mala suerte con ellos: Solo los he desplegado hasta ahora una vez y fueron barridos sin contemplaciones por el Caos (no, sin duda mi enfrentamiento con Harry no fue el mejor día de mi brillante carrera militar).

En cuanto a los Veteranos de la Guardia,  su función es muy parecida a la de los Devastadores. No les he terminado de pillar la ventaja concreta, ya que la verdad es que pensaba en probarlos machacando en la distancia a los Tiránidos de Luisma, pero el mismo maldito flanqueo que se llevó por delante a mis Devastadores motivó que mis Veteranos tuvieran que pasarse tres de los cinco turnos de la batalla trabados en cuerpo a cuerpo con los horrores xenos. El hecho de que aguantaran tanto matando bestias a culatazos es un tributo dice mucho en su favor, pero lo cierto es que hasta el momento no he logrado usarlos para su teórico fin.

Cuartel General: Todo ejército necesita que lo dirijan. En mi caso, las unidades de Cuartel General son un Capellán, un Bibliotecario y un Capitán.

El Capitán debe equiparse al máximo, especialmente para el cuerpo a cuerpo. Montar al Capitán en una motocicleta tiene la ventaja de que permite desplegar las motocicletas como si fueran unidades de Tropa de Línea (ideal para cuando no quieres desplegar Escuadras Tácticas). 

En cuanto a los Capellanes, su función es más bien de apoyo: Se supone que -aparte de meter leches en el cuerpo a cuerpo- van recitando letanías de odio al hereje, al alienígena, al traidor y al mutante (es de suponer que según proceda) que inflaman el ánimo de sus hermanos de batalla. El resultado final es que una unidad que cuente con un Capellán puede repetir todos sus disparos (o golpes) fallidos durante la fase de asalto. Ideal para unirlo a un Escuadrón de Motocicletas o a una Escuadra de Exterminadores.

La última unidad de Cuartel General que he probado hasta ahora es el Bibliotecario, poderoso Marine Espacial con poderes psíquicos. Hasta el momento, la mejor utilidad que le he visto ha sido la de teleportarse por el campo de batalla junto con toda la unidad a la que se le asigne. También es un buen combatiente cuerpo a cuerpo debido a su arma psíquica.

Como podéis ver, estoy aún en fase de pruebas con mi ejército. . Y esperando a los últimos envíos para completarlo. No obstante, lo que he visto hasta ahora de mi propio ejército y de los otros contra los que he jugado o que he visto en acción me ha confirmado algunas cosas y me ha dado unas primeras imptresiones sobre otras:

- Los Marines Espaciales son la fuerza más adaptable, compensada y versátil del juego, al menos en su configuración  digamos estándar (que es la que mis propios Ultramarines representan). Podremos luego discutir si otras configuraciones de Marines (sobre todo las representadas por Lobos Espaciales o los Ángeles Sangrientos) son más o menos duras, pero lo claro es que en principio y en cualquier configuración, los Marines pueden con todo.

- Los Tau son de papel. Incluso sus unidades de élite (las Armaduras Crisis) Me parecen penosamente frágiles a la hora de soportar daño tanto de disparos como de cuerpo a cuerpo. Y tampoco puede decirse que me haya impresionado en exceso su elevada habilidad de disparo (HP o Habilidad de Proyectiles). Reconozco que es posible que la mala suerte de Pablo aquella mañana me esté cegando... tendré que darle una revanchilla antes de sepultar a los Tau bajo toneladas de mofa.

- Los Orkos son fieros. Los Orkos son duros. Donde los Marines logran lo imposible en base a unas habilidades muy superiores, los Orkos lo consiguen por pura Ley de Probabilidad, tirando cinco veces más dados. Cuanto más lejos les mantengas de ti, menos dados podrán tirar. Además, son mortíferos en el cuerpo a cuerpo así que mejor dispararles desde muy lejos. 

- Si los Marines son la fuerza más versátil, los Tiránidos son sin duda la más bestia. Me parecen además un ejército sencillo de llevar. Y aún tengo bastante que pensar acerca de como pararles, porque mantenerles lejos no es tan fácil como parece debido a las reglas de flanqueo.

Es evidente que aún tengo mucho que aprender sobre este juego. Planeo dedicarme intensivamente en los próximos findes a ir afinando listas de ejército y a ir cogiendo práctica en eso de exterminar al diferente a mayor gloria del Emperador y orgullo de Roboute Guilliman.

Ya os iré contando.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Mi?rcoles, 12 de mayo de 2010
Hora: 19:42

Espero que nunca te enfrentes a un ejercito de la guardia imperial bien organizado, en mi modesta opinion se pueden enfrentar tranquilamente a cualquier otro ejercito.