Mi?rcoles, 10 de febrero de 2010

Mejor no esperar nada del Gobierno

No me cabe la menor duda: Estamos ante el peor Gobierno y la peor Oposición posibles para hacer frente a la grave situación de nuestras cuentas públicas. Que Salgado haya pasado a la ofensiva dando inicio a una gira económica para explicar la solidez del país a los analistas financieros internacionales es algo positivo, dejando de lado el hecho de que evidencia la poca credibilidad de nuestra economía.

Lo grave es que ese encuentro entre la VicePresidenta Segunda del Gobierno del Reino y los redactores del Financial Times se haya logrado a través del banco francés Societé Generale (¿acaso nuestro Gobierno no tiene peso por sí mismo como para tener que recurrir a  bancos franceses a que le organicen citas con prensa londinense?).

Peor aún es que Financial Times responda riéndose del Ejecutivo por más que Pepiño Blanco -al que le venía sentando muy bien el Ministerio- haya metido la pata denunciando movimientos -que en mi opinión existen- para partir la zona euro sin reparar en el hecho de que esos movimientos son posibles porque la economía española se asienta sobre arenas movedizas: Hemos vivido a base de crédito barato. Y eso se ha acabado.

Con todo, eso no es lo peor. El fracaso de Salgado es, a fin de cuentas, el fracaso de quien intenta hacer algo productivo. Incluso la metedura de pata de Blanco (hay cosas que no pueden decirse publicamente por mas que sean ciertas) se puede entender ante la necesidad de explicar todas las bandas de una jugada que el comun de la gente no conoce.

Pero lo que verdaderamente nos esta matando es sin duda la pésima imagen internacional del Presidente de Gobierno, convertido en el Pim, Pam, Pum de la prensa internacional desde el momento en el que entró en convergencia planetaria con Obama al presidir la Unión Europea. Él es el mayor obstáculo para la credibilidad internacional de España. Y muy posiblemente él mismo lo sabe.

El fracaso de Salgado. La hiperventilación de Pepiño. La inanidad de ZP. Tres caras del noqueo del Gobierno. Mis esperanzas están puestas en este momento en Joaquín Almunia y el rescate de la Unión Europea a Grecia que es, desde luego, la buena noticia económica de la semana, el mes y el año. No esperen nada del Gobierno. La clave ya está en Europa.







Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Mi?rcoles, 10 de febrero de 2010
Hora: 15:45

No pienso publicar tu comentario, Albadalejo, pero que tengas claro que eres un mierda.