S?bado, 23 de enero de 2010

No vas a llegar a la Moncloa en tu puta vida

Cada día está más claro que Mariano Rajoy no va a llegar jamás a la Moncloa. Nunca como en esta legislatura se ha puesto en evidencia tan rotundamente la absoluta carencia de cualquier principio o vergüenza en el Partido Popular. Y el mérito es exclusivamente suyo.

La larga retahíla de mentiras y traiciones acumuladas por el PP desde Abril de 2008 es demasiado larga como para ser pasada por alto: La derogación fáctica del Plan Hidrológico Nacional. La complicidad abierta en el asunto de Caja Castilla-La Mancha. Los sucesivos anuncios de no-derogación de leyes tales como la del aborto, la de Educación para la Ciudadanía o la del "matrimonio homosexual". Y, últimamente, la cesión de libertades y derechos ciudadanos en favor de la Banda de la Ceja y el imbécil disparate de criticar el "papeles para todos"... proponiendo su sustitución por un "servicios públicos gratis para todos". Con un par. Sólo dosis de caballo de droga mediática, en combinación con una Ley Electoral ad hoc, mantienen el bipartidismo y el fantasma del voto útil en España. Pero cuando el voto útil no reporta utilidad alguna, incluso los borreguitos pueden empezar a mirarse unos a otros y a hacerse preguntas. ¿Qué política útil en materia de cultura promueve el PP? La misma que el PSOE, es decir, subvenciones a la izquierda caviar, cánones inmorales y situar los derechos de autor por encima de la libertad de expresión.  ¿Qué política útil en materia de educación? Ninguna. ¿Qué política útil en materia de derechos civiles puede reportarme el voto a la formación de Génova? Ni la más mínima. ¿Qué política en defensa de la familia o de la vida? No me haga usted reír.

Lo grave es que ni siquiera puede contarse con el PP en las materias de más elemental sentido común. ¿Inmigración ilegal? ¡Démosles Sanidad y Educación gratis total!. ¿Terminar con la imposición lingüística? ¡Pero si eso lo implantó el mismo PP en Galicia, Valencia o Baleares! ¿Cohesión territorial? ¿Fortalecimiento del Estado? ¡En la Constitución cabe todo!. Rajoy ha conseguido lo increíble: Multiplicar por tres el argumentario de los que nunca nos creímos que el Partido Popular fuera el mal menor. Demostrar que el PP es, pura y simplemente, un Mal como otro cualquiera, ni más ni menos grande que el PSOE. Una organización sin escrúpulos ni programa irrenunciable alguno más allá del de lograr, como sea, cargos públicos

Mientras tanto, una parte nada desdeñable de la intelligentzia socialista es plenamente consciente de que Zapatero no debe repetir en el año 2012, siempre que pueda evitarlo. A mi modo de ver, el PSOE puede presentar a prácticamente cualquier candidato que no sea Zapatero para batir a Rajoy en las elecciones de 2012. No sólo porque el panorama mediático en ese año va a ser infinitamente mejor para el PSOE, sino porque un candidato nuevo permitirá al partido en el Gobierno desvincularse del desastre en la gestión económica de su predecesor y centrarse en el ataque permanente y continuo hacia las verdaderas causas y los verdaderos causantes de la situación económica del país, enarbolando de paso como "conquistas sociales" las maldades socialistas ya perpetradas en esta legislatura y las que nos quedan por ver hasta el final de la misma. En una situación de nuevo candidato socialista, realmente da igual el nivel de descomposición al que haya llegado el Ejecutivo ZP o la cantidad de frentes que tenga abiertos... siempre que el nuevo candidato no haya resultado un miembro especialmente quemado en esta legislatura.

En esas condiciones, cualquier ente -desde una ameba hasta el mismísimo Lucifer con rabo y cuernos- tiene posibilidades de ganarle unas elecciones a un Mariano Rajoy a quien sigo dando como cadáver político. Porque ha roto, una tras otra, las grandes líneas maestras sobre como presentarse ante el electorado que siguió a rajatabla José María Aznar. El PP sólo puede ser considerado "mal menor" mientras ofrezca a las clases medias una sana dosis de seriedad en materia de seguridad, dureza contra el terrorismo, políticas de cohesión territorial manifestadas en un discurso unitario en toda España en cuestiones básicas -incluso aunque esto condene al Partido a perder votos en algunas regiones- y ejemplo y promoción de las libertades civiles.... junto con guiños conservadores para mantener prietas las filas a su derecha e imagen de "partido de élites" dinámicas y eficaces para arrastrar a votantes de centro con promesas tecnócratas y a despistados de la izquierda que, en épocas de crisis, prefieren volver a entregar el poder del cortijo a los señoritos con estudios.

Tengámoslo claro: Rajoy va a perder las elecciones de 2012. Y, según quien sea el cabeza de cartel socialista, el resultado final puede incluso ser bueno para el país o, al menos, mejor de lo que hubiera sido con Rajoy al timón. Todo lo que tiene que hacer el Gobierno de ZP es mantenernos en el euro a toda costa y preparar al sucesor menos quemado posible y más distinto a Zapatero que puedan encontrar.

Javier Solana, por ejemplo, se untaría a Rajoy en la tostada y se lo desayunaría vivo. José Bono se lo comería con patatas y se limpiaría luego los restos con un palillo.

¿Más apuestas?

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Clasicismo Contemporaneo
Fecha: Domingo, 24 de enero de 2010
Hora: 2:12

?Manuel Chaves? Diecinueve a?os en la Junta de Andaluc?a le respaldan: socialismo de pandereta. Con el extra de que est? muy pero que muy habituado a las cr?ticas y suele tirar por un discurso populista seguro, nada de aventuras ideol?gicas: sociolisto de toda la vida.

?Rodriguez Ibarra? Chaves a lo extreme?o, aunque bastante m?s quemado.

?Borrell? Aunque igual est? demasiado bien en Bruselas.

Y pensando en mujeres, a uno se le vienen a la cabeza directamente Paj?n o Chac?n, pero ser?an demasiado continuistas. ?Qu? me dice de Carmen Calvo o de Maria Antonia Trujillo? "Maleni" ser?a sencillamente esperp?ntico.

Porque un posible ascenso de alg?n otro peque?o partido pol?tico (UPyD, Ciudadanos, FrN, AES...), ni pensarlo, ?verdad?

Aparte cabr?a preguntarse por la sucesi?n de Rajoy, algo necesario para que el partido remonte, su posible sucesor y la reforma de los planteamientos del partido.

Un saludo.
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Domingo, 24 de enero de 2010
Hora: 18:46

No veo a Chaves ni a Ibarra. Demasiado recientes y demasiado quemados. Antes apostar?a por Leguina.

Aunque a decir verdad... Leguina, Solana, Bono e incluso Chaves e Ibarra tienen demasiada personalidad como para que Zapatero les encumbre. En ese sentido, la aparente inanidad de Chac?n me parece mejor apuesta. Veremos.
Autor: Clasicismo Contemporaneo
Fecha: Domingo, 24 de enero de 2010
Hora: 20:14

O sea que Zapatero te?ricamente seguir? la misma estrategia que Aznar(y tantos otros a lo largo de la Historia): designar a un sucesor mediocre en un intento de pasar a la posteridad como buen gobernante ya que la incompetencia de su sucesor ocultar? la suya propia.

Tambi?n puede darse el caso que, en su soberbia, decida presentarse a las elecciones a?n a riesgo de perderlas, o que la propia organizaci?n del partido quiera que ?l se queme antes de poner a otro.

Un saludo.