Viernes, 15 de enero de 2010

I+D Feminista (II): Modelos femeninos en el cine, el origen del mal

Si ayer comentábamos la última ocurrencia del feminazismo, hoy muy bien podemos hablar del origen de esta visión sesgada del género y de su difusión masiva en nuestra sociedad. Y es que en nuestra opinión, el gran vector de difusión delas tesis feministas más radicales fue, desde el segundo tercio delSiglo XX, pero en especial desde la segunda mitad del mismo, el cine.

Y es que aparte de la clasificación porgéneros o subgéneros, la gran mayoría de las películas puedenc lasificarse con relativa facilidad como "película para hombres" o"película para mujeres".  Y los valores e ideas, la propia visión del propio sexo y del opuesto que transmite cada uno de estos tipos de cine son radicalmente distintas. Veámoslo:


Las películas "para hombres" se reconocen fácilmente por un rasgo común muy fácilmente identificativo: Las co-protagonistas femeninas son en general mujeres idealizadas, bellas, inteligentes, ingeniosas, de ideas muy claras, valientes y decididas que lo mismo saben tunear un coche y conducirlo a velocidades astronómicas que disparar o noquear a varios adversarios con nociones de artes marciales.

La Princesa Leia de Star Wars, las sucesivas Chicas Bond, LaraCroft o las diversas compañeras de Indiana Jones son todas ellas ejemplificativas de lo que estoy diciendo. El cine "para hombres"promueve, de hecho, la idealización de la mujer. Si lo hace apelando a una tendencia a esa misma idealización ya preexistente en los varones o si lo que intenta es, de hecho, implantar culturalmente dicha idealización es algo que dejo a la opinión de antropólogos y sociólogos, pero yo me inclino por la segunda opción por una razón muy sencilla: Aún no he visto ningún estreno reciente en el que un Rhett Butler bien plantado sea capaz de cogerle las justas medidas a una víbora porqueyolovalguista del pelaje de Scarlett O´Hara.

Encambio, el cine "para mujeres" es radicalmente diferente en su planteamiento de las diferencias entre los sexos y su argumentación, reducida a lo esencial, suele ser la siguiente: Mujer despreciable por algún motivo -dado que si la protagonista es demasiado perfecta suscita rechazo entre el público femenino- logra salirse con la suya y triunfar en un mundo poblado por a) Arpías aún peores que ella y b) Hombres retrasados mentales.

Mención aparte merecen los héroes de las películas femeninas los cuales responden a patrones esencialmente idénticos: Se trata de guapitos de cara no muy espabilados. A veces con dinero. Y a veces con formas de macarra o salvaje que la fémina logra domesticar a su gusto. Veamos algunos ejemplos:

La Cenicienta (1950): Cenicienta es una mujer esencialmente subnormal y cobarde que acepta vivir en una situación de semiesclavitud porque es consciente de que fuera de la fortuna de su difunto padre, que administra su madrastra, no vale para ninguna otra cosa. La única esperanza de Cenicienta para salir de esta desesperada situación es encontrar un marido que la mantenga. Elpríncipe es, aparte de un buen partido, un pan sin sal ideal para que una cualquiera como Cenicienta,con la ayuda de esa amiga-asesora que todas las mujeres tienen, lo cace sin demasiados problemas.

Similares argumentos los podemos ver en La Bella Durmiente (1959) en la que la protagonista no pone absolutamente nada de su parte durante todo el metraje, dejándose mangonear por la bruja mala hasta que el pobre hombre que es el príncipe lo hace absolutamente todo por rescatarla.

Desayuno con Diamantes (1961): Suaviza ,para hacerlo más digerible, el argumento de la novela original. Pero lo esencial sigue en pie: Una mujer que no le hace ascos a nada (desde ejercer comocorreo de un mafioso encarcelado hasta, implícitamente,prostituirse) con tal de mantenerse sin dar ni golpe a la espera de cazar un marido rico que la mantenga. El protagonista masculino es un mero comparsa igualmente despreciable en todo... pero que también pasa absolutamente por todos los caprichos del personaje encarnado por Audrey Hepburn.

Grease (1978): Olivia Newton-John es un prototipo de pija-pedorra que no sólo logra domesticar al más macarra de la pandilla sino que además cambia -según ella a mejor- tras una profunda reflexión interior que le hace renunciar a sus creencias, valores y estética para adoptar las del grupo de putones verbeneros que maneja el cotarro en su nuevo instituto. Una de las moralejas de este film sería algo así como"Si todas adoptamos los mismos patrones de conducta de mierda, obligamos a los hombres a aceptarlos como normales sí o sí".

El Amante de Lady Chatterley (1981): Lady Chatterley es una adinerada ama de casa inglesa con una vida normal y correcta. Su marido queda paralítico en la guerra y los trabajadores de las minas de carbón compadecen a la mujercita podrida de pasta. Introduce el tema de la infidelidad femenina de una forma muy curiosa: Todo el entorno de la protagonista celebra y apoya su relación con el jardinero. Todo un ejemplo de solidaridad femenina.

La Guerra de los Rose (1989): Un matrimonio aparentemente perfecto se divorcia por una estupidez. Tras el divorcio, le mujer utiliza toda clase de artimañas para hacerle la vida imposible a su ex y apoderarse de su casa, incluyendo simular una reconciliación con una felación que acaban en desgarro de pene. Lo peor,sin duda, es el final: Mueren los dos. Es decir, consiguió llevarse por delante al pobre hombre. El sueño de miles de divorciadas, en las mejores salas.

Pretty Woman (1990): Riza el rizo de La Cenicienta y Desayuno con Diamantes poniendo como protagonista directamente a una puta,que aprende a enganchar a un abogado ya entrado en años y gastar bien su dinero. La escena de la película más memorable  para un amplio número de mujeres es cuando la prostituta y su cliente ricachón se van de compras. Paga él, naturalmente.

El hecho de que esta última película arrasó en cines, arrasó en vídeo,arrasa en la tele y aún arrasa en DVD y no digamos nada en p2p, no deja de preocuparme. Y hay que mencionar que desde el estreno de esta peli, tanto el género del cine femenino como el nivel de contravalores que transmite ha crecido exponencialmente y cada vez con mayor descaro.

La Bella y la Bestia (1991): Una porqueyolovalguista de libro se cree infinitamente mejor que todo lo que tiene a su alrededor, dado que ella es culta, inteligente, bonita y, en general, perfecta. Por ese motivo, tiene a bien enamorarse de un tipo peludo, maleducado e incapaz de caerle bien a nadie que, por supuesto,ella logrará civilizar. Al final de la película, resulta que el impresentable del novio  se convierte en un prototipo de belleza, finura, elegancia... y riqueza. Mención especial a la escena en la que los jóvenes del pueblo se lanzan al rescate de Bella (que así se llama la protagonista), rescate al que naturalmente ella se resiste con todas sus fuerzas porque cualquier argumento racional sobre la inconveniencia de liarse con un ser como la Bestia es, en la mentalidad feminista, completamente banal respecto al deseo inconfesable de hacer lo que le da a una la real gana en cada momento.

El Primer Caballero (1995): Un Sean Connery enorme en el papel de Rey Arturo se comporta con la máxima nobleza que se le puede pedir a un hombre y a un gobernante jurando lealtad a la causa de Ginebra (que manda en un pequeño reino asediado por todas partes)  tanto si se casa con él, como si no. Ginebra le recompensa casándose con él para, inmediatamente después,cornearle con el valiente Richard Gere. Lo preocupante del asunto es que casi cualquier espectadora tomada al azar comprende la actitud de Ginebra. Vergonzosa.

Titanic (1997): Otra película preocupante. Una niña rica, que lo tiene todo y que se va a casar con un millonario conoce a un don nadie que le hace perder el norte. Aparte de la -a estas alturas ya casi recurrente- disculpa para la infidelidad, tenemos el hecho de que el don nadie se sacrifica para que ella viva, mensaje que ahonda en la tradicional creencia (esta sí que la aceptan las faminazis) de que la vida de una mujer es más digna de ser salvada. A destacar el hecho de que la moza no se plantea en ningún momento dejar a su prometido, podrido de pasta. Simplemente...desea a Di Caprio y lo desea ya.

Más Allá de los Sueños (1998): Con un mensaje casi tan demencial como el de Pretty Woman. Una mujer depresiva hace pasar un verdadero calvario al imbécil de su marido, al que se niega a permitir escapar de un infierno de victimismo y demencia por ella misma generado. Esta película no hace más que fomentar la idea de que las mujeres tienen derecho a lloriquear, deprimirse, empastillarse,adoptar trastornos alimentarios (anorexia, bulimia, obesidad), y en definitiva, practicar el victimismo más exacerbado para conseguir la atención, el afecto y lo que les dé la gana del varón... y que el papel del hombre en una pareja es aceptarlo sumisamente. (Véase la diferencia respecto ala película de Lady Chatterley, en la cual los papeles y los mensajes se invierten).

El Diario de Bridget Jones (2001): Bridget Jones es una mujer neurótica, gorda y no demasiado lista que consigue conquistar al hombre de sus sueños (el cual es -por supuesto- un anormal gusiluz guapito de cara y con dinero) a través, esencialmente, de la pura suerte. en las más descabelladas idioteces. Bridget es un peligrosísimo modelo de conducta femenino  que basa su existencia en buscar  como sea un pagafantas vitalicio a través de sucesivos comportamientos entre lo chabacano y lo psiquiátrico. Y todo le sale bien por pura chiripa.   ¿Para qué esforzarse en lo más mínimo en superar los propios problemas y retos? Basta con desear las cosas y se hacen realidad. Y si no se hacen realidad... pues siempre nos queda la solución vista en Más Allá de los Sueños (no la intenten en sus casas).

Estoy seguro de que mis amables lectores serán capaces de completar por sí mismos el listado con muchas otras películas de parecido pelaje. Pero queda claro que el prototipo de mujeres y de conductas femeninas que la filmografía destnada a mujeres viene promoviendo, sobre todo últimamente, va paulatinamente acomodándose más y más a patrones de conducta no de lucha de sexos, sino de masacre abierta.

Y las aficionadas a estas películas, las que lloran o se identifican con sus protagonistas, son las mujeres del hoy y del mañana.

 ¿Verdad que da miedo?

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Delfos
Fecha: Viernes, 15 de enero de 2010
Hora: 13:31

Brutal!!
Autor: Defton88
Fecha: Viernes, 15 de enero de 2010
Hora: 15:49

No puedo opinar sobre las peliculas de hombres, porque de momento y a pesar que la sociedad nos persigue con ideas que se escapan a mi entender, corro m?s que ella y no pienso hormonarme.

No solo las pel?culas, si no much?simos productos que nos rodean, tienen su segmento: hombres o mujeres.

?Por qu? nos gustan estas pelis? En primer lugar, lo que t? denominas "despreciable" para nosotras es reflejo de nuestros miedos, complejos etc. La mujer por naturaleza, es m?s retorcida que el hombre. Nos pisoteamos m?s, nos criticamos m?s... ?por envidia? No, por complejos, miedos etc. Date cuenta, que para salir nos ponemos mon?simas y si vemos alguna m?s "divina" que nosotras, vamos a por ella. Y probablemente esa "divina" har? lo propio con nosotras. Por eso ver a una mujer menos perfecta, nos hace ver que nosotras, con tantas imperfecciones como nos podemos ver, podemos alcanzar lo que deseemos (aunque la realidad sea diferente en muchas ocasiones).
Autor: Defton88
Fecha: Viernes, 15 de enero de 2010
Hora: 16:00

Respecto al "retrasado mental", date cuenta de una cosa: eres t? el que le ves as?, porque no eres p?blico objetivo de dichas pel?culas. ?como lo vemos nosotras? No como un bobo al que manipular, si no como a un ni?o al que cuidar. Piensa en el instinto maternal, la mayor?a de las mujeres lo tienen (luego hay casos progres que claman al cielo)

La conducta de la mujer, se resume en una frase de Notting Hill "solo soy una chica, delante de un chico, pidi?ndole que la quiera"

No s? en otros trabajos, pero en el mio, se nota el machismo que hay en nuestra sociedad, que a mi me han dicho tipo "es que se os da mejor fregar" "prefiero hablar con tu compa?ero, que lo entender? mejor que t?" (y solo quieren un extracto, por ejemplo, no una ra?z c?bica)... Pero dicho machismo no deber?a dar lugar a ese feminismo exacerbado donde la mujer no deja que el hombre le abra la puerta porque ella puede.
Autor: Defton88
Fecha: Viernes, 15 de enero de 2010
Hora: 16:04

El feminazismo, en s? mismo lleva a la mujer a ser diferente, ella misma se automargina con chorradas tipo "el d?a de la mujer trabajadora" y matando con ello al caballero que tanto escasea hoy en d?a.

En fin, que me l?o a hacer un an?lisis sociol?gico y me pierdo.

Gracias por publicar este art?culo...
Autor: Museros
Fecha: Viernes, 15 de enero de 2010
Hora: 19:33

Una entrada estupenda. Da para hacer un mon?logo en un teatro o un caf?.

Al igual que en el cine, todo se enfoca de la misma manera en lo que respecta a la mujer: Todo lo que hace y deja de hacer est? justificado (y si hace algo malo, es culpa del var?n m?s cercano, que no hace las cosas como es debido). En cambio, en el hombre, todo lo que no sea la perfecci?n absoluta es imperdonable y, adem?s, da licencia a la mujer para tratarlo con la punta del pie.
Autor: Hugo
Fecha: Viernes, 15 de enero de 2010
Hora: 23:02

Despreciable y vergonzoso post. No tienes verg?enza.
Autor: Jorge-P
Fecha: Viernes, 15 de enero de 2010
Hora: 23:49

Muy bueno. Sin duda, vaya contraste con "El hombre tranquilo", "la diligencia", "Sucedi? una noche" o "McLintock"!
Autor: Defton88
Fecha: S?bado, 16 de enero de 2010
Hora: 17:51

Hugo, me encantar?a saber tus motivos para calificar esta opini?n, perfectamente argumentada, como "despreciable y vergonzoso".

Queramos o no, exsiten productos dirigidos a determinados consumidores. A esto se le llama segmentaci?n del mercado y forma parte del m?rketing.

Espero leer tus argumentos, que de todo, se aprende.

Saludos...
Autor: Soter
Fecha: Lunes, 18 de enero de 2010
Hora: 12:52

La pel?cula "Sexo en Nueva York" creo que deber?a estar en esa lista. Me horroriz? la visi?n de la relaci?n hombre-mujer que transmit?a esa peli. Es feminazismo puro. En concreto la siguiente escena. Las protagonistas est?n reunidas en un restaurante y explicando la frecuencia de sus relaciones sexuales. De las 4, hay 3 que vacilan de lo mucho que follan, pero hay una que no dice ni mu y cuando le toca el turno admite a rega?adientes que hace quiz? 3 meses que no folla. Intenta disculparse diciendo que es lo normal, que si el trabajo, los ni?os, etc.
Bueno, pues resulta que el pobre desgraciado del marido, como llevaba 3 meses sin mojar, con un calent?n de aupa, tiene un desliz con una compa?era del trabajo. Al pringao no se le ocurre otra idea que, comido por los remordimientos, confesarselo a su mujer, la cual lo echa de casa, en una escena de esposa ofendida digna de lo mejorcito del g?nero.
Aqu? detecto dos de los dogmas del feminazismo moderno:
Autor: Soter
Fecha: Lunes, 18 de enero de 2010
Hora: 13:00

1? Si le pones los cuernos a la parienta, es grave, pero si se lo cuentas y te arrepientes, tus pecados quedar?n perdonados. (fijaos que en el 99% de las pel?culas y series en las que alg?n c?nyuge comete una infidelidad, la culpa acaba obligando al pecador a confesarlo a su pareja). Es lo pol?ticamente correcto.
2? La p?jara echa de casa al marido por infiel, sin pararse a reflexionar en el "peque?o detalle" que el pringao de su marido a fin de cuentas es un macho en plena madurez sexual que llevaba ?3 meses sin sexo! A ella eso le parece normal, y en cambio le supone una aberraci?n que se haya tirado una vez a una t?a, cuando lo l?gico es que se hubiera follado a toda la oficina.

La dichosa "fidelidad" ha quedado convertida en un valor absoluto, cuando en realidad deber?a ser s?lo un aspecto negociable dentro del contrato matrimonial. Hay muchos tipos de infidelidad, y su valoraci?n es muy distinta en cada pareja.
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Lunes, 18 de enero de 2010
Hora: 14:43

El concepto de que una relacion de pareja sin apenas sexo es una relacion completa es uno de los muchos conceptos que transmite ocasionalmente este cine de mierda.

A ellas les viene genial porque una relacion asi les satisface emocionalmente y les da seguridad al mismo tiempo que les permite, esencialmente, la pura y simple extorsion sexual del desafortunado varon.

No vi la pelicula de Sexo en NY. Pero he visto varios episodios irregulares de la serie de TV y me han resultado de un gusto mas que dudoso. Miedo me da que ninguna mujer pueda identificarse con situaciones tan chabacanas y lamentables.
Autor: Defton88
Fecha: Lunes, 18 de enero de 2010
Hora: 15:51

El mayor problema, es la gente que ve las pel?culas y en vez de ser un mero divertimento, se convierte en un patr?n de vida.

Puedo entender que en un momento dado uno puede verse identificado con ciertos rasgos de conducta, dado que el ser humano est? dividido en varios grupos seg?n la psiquiatr?a, sin embargo nos abstraermos tanto de la realidad, que en vez de hablar, ser sinceros etc, nos limitamos a imitar y como en Sexo en NY (de lo cual no he visto nada), se ponen a hablar entre las amigas y no con el interesado... Me parece poco apropiado que se considere normal, contar aspectos ?ntimos de la pareja, o frivolizar con una relaci?n de amor.

Si el hombre es infiel, es digno de ser crucificado aunque haya motivos como 3 meses sin sexo pero si la mujer es la que es infiel, es que el marido no la cuidaba, ya no la dec?a que estaba guapa bla bla bla. Entonces ahi, el feminazismo lo aplaude fervosorasemente; la empat?a solo sirve en caso de que la mujer se haya visto "agredida".
Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 19 de febrero de 2010
Hora: 8:56

Creo que La bella y la bestia no se puede enmarcar en el g?nero. Es m?s una pel?cula de ni?os en el que lo importante es lo que eres y no lo que tienes. Puro Disney, eso si. Aparte de un cl?sico literario.
Autor: Duna
Fecha: Martes, 05 de abril de 2011
Hora: 22:24

Una entrada muy buena y bastante de acuerdo en cuanto a como ponen siempre a los hombres: como pobres desgraciados manipulados o meros simplones que tienen que ceder o "convertirse" en el ideal que las mujeres desean. 

Lo único en lo que discrepo es en lo referente a la bella durmiente y cenicienta. Aunque sean peliculas adaptadas no dejan de ser relatos de antaño en donde esta bobada del feminazismo no existía y por tanto no me parece aceptable que se las coloque en las mismas casillas que a las otras mujeres. Es más, en esas peliculas/cuentos aun se promociona el matrimonio clasico, cosa que las modernas no hacen y solo se dedican a mostrar un tipo de mujer muy concreto y casi irreal (Que hay de todo, eso no lo niego).

Y a mi, como mujer, este rollo del feminazismo me ofende. No solo nos degrada a nosotras si no que encima abusa de su poder y degrada y humilla y criminaliza al hombre. ¿Donde está la igualdad que supuestamente buscan?

Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 10 de noviembre de 2012
Hora: 15:19

aquí únicamente escriben machirulos vs machirulas sin fundamentos ni conocimiento alguno ni de historia del cine ni de antropología ni sociología y mucho menos de feminismos y su historia, mismamente como el autor del post. Dejad de hacer el ridículo porque mostráis la ignorancia más despreciable.