Martes, 15 de diciembre de 2009

El Ataque del Gobierno Biodegradable

El Ejecutivo de Zapatero sigue dando muestras de su franca descomposición, asunto extremadamente preocupante y del que ya hablamos aquí. El problema es que no dejan de abrirse nuevos frentes que implican a más y más ministerios clave para la acción política normal de un Gobierno:



- La imbécil intentona de la Ministra de Cultura de pagar la factura a la banda de la ceja colando Disposiciones Adicionales de rondónponiendo en solfa libertades y derechos y garantías judiciales indiscutibles desde el Siglo XIX y, si me apuran, ampliamente proclamados desde la Curia Regia del Reino de León en el 1118.


- El asunto del Alakrana, vergonzoso donde los haya y en el que se ha visto la valía -nula- no sólo de la Ministra de Defensa y del Ministro de Exteriores (claves en cualquier Gobierno de cualquier Estado de cualquier signo o ideología) sino de la Vicepresidenta Primera del Gobierno.

- El secuestro de los cooperantes en Mauritania. Más de lo mismo.

- El Ministro de Trabajo sustituido de facto por Cándido Méndez y Hernández Toxo, incapaces por otro lado de sacar a la calle a más de 32.000 liberados sindicales pese a ofrecerles dietas, autobuses, trenes y bocadillos gratis total, dejando en evidencia la grave deslegitimación que, incluso por la izquierda, empieza a aquejar al Gobierno. 

- El asunto de Aminatou Haidar, en el que por hacerle un favor al Reino de Marruecos nos encontramos con una señora en huelga de hambre y sacando a pasear una vez más las multiples vergüenzas españolas sobre el Sáhara profundizando de paso en la contestación al Ejecutivo desde su base social.

- Las contradicciones internas del PSOE en Cataluña, el PSC, incapaz de aclarar si es un partido separatista, regionalista o nacional y situado, de facto, más allá del marco constitucional. 

El Gobierno tiene, además, los problemas derivados de haber planteado una legislatura en clave ideológica, con temas tales como el laicismo o el aborto. Con la misma aritmética parlamentaria podría haber planteado esos asuntos en el periodo 2004-2008 de bonanza económica explotando al máximo las contradicciones internas del Partido Popular.

En la situación actual, sin embargo, no son pocos los que opinan que el centrarse en estos asuntos en lugar de atender a los problemas reales de la ciudadanía -centrados esencialmente en la crisis económica-  puede hacer que el elector perciba a Zapatero y a sus Ministros como personas esencialmente ocupadas en todo menos en la gestión de la crisis. Sin embargo, yo sostengo otra visión distinta: Nada mejor que plantear el programa de gobierno más ideologizado de Europa Occidental para tener a la gente pensando en cualquier giliprogrez en vez de en derribar al Gobierno incapaz de gestionar la crisis.

Lo peor de esta situación es que hay importantísimas razones por las que el Gobierno agotará, salvo catástrofe mayúscula, esta legislatura, lo cual equivale a decir que tendremos que seguir soportando hasta 2012 la lenta putrefacción de las instituciones, el prestigio y las arcas del Estado en exacto paralelo a la biodegradación de la vida social, económica y muy posiblemente legislativa del país. Citemos algunas de ellas:

1) La situación económica no va a mejorar. 2010 será peor que 2009 y 2011 será peor que 2010. Con este horizonte, las perspectivas electorales del socialismo no pueden sino empeorar. Y nadie -salvo un aventurero como Calvo-Sotelo o un hombre acorralado como González- adelanta unas elecciones en esas circunstancias.

2) Con la actual composición de la Cámara, no hay posibilidad real de articular una moción de censura. Simple y sencillamente, no salen los números. Por otra parte, dicha moción requeriría la alianza del PP con el PNV -que exigiría inmediatamente contrapartidas en forma de  gobierno PNV-PP en Vascongadas- y con CiU -que exigiría directamente lo impensable, en forma de inmolación de Rajoy para poner a Duran Lleida al frente de un Gobierno de transición.  

3) El mapa mediático existente en España en este momento absolutamente favorable al zapaterismo en detrimento de la Oposición.  Desde el punto de vista televisivo, el PSOE cuenta con TVE, La Sexta, Cuatro y Telecinco además de los canales autonómicos  afectos.  Puede contar también con el firme apoyo de la SER, El País y Público (que dependen de la benevolencia del PSOE para ser viables). Por  contra, Rajoy solo puede contar incondicionalmente con la COPE, Onda Cero y La Razón, puesto que la posición de El Mundo respecto a su persona es más que dudosa y Antena 3 es más bien neutral. El grupo Libertad Digital de Jiménez-Losantos -el equivalente a Roures en la derecha española- le es abiertamente hostil y a nivel autonómico controla muchos menos canales que el PSOE.

 Esta situación empeorará más aún para el Jefe de la Oposición con el apagón analógico de abril de 2010 y proporciona al Gobierno una muy amplia capacidad de maniobra.

4) El censo electoral será infinitamente más favorable para Zapatero en 2012 de lo que es hoy por la vía de las nacionalizaciones de inmigrantes particularmente sensibles a las demagogias populistas del PSOE y fácilmente captables por su red clientelar: Andinos, y magrebíes.

5) A medida que se profundice en la crisis, le será más difícil a Mariano Rajoy el evitar un debate social en profundidad sobre las causas de la misma y, sobre todo, sobre las propuestas del Partido Popular para salir de ella. Aunque Rajoy evitar pronunciarse sobre las cuestiones de fondo, no van a faltar dentro del entorno del Partido Popular francotiradores -Aguirre, FAES, Libertad Digital...- que sí van a ser muy claros tanto en sus diagnósticos como en sus soluciones.

Las tensiones entre Génova y la Comunidad de Madrid no han terminado, ni mucho menos. Y estos francotiradores, con más o menos razón pero desde luego con más honestidad que Rajoy, pueden incluso ayudar a la movilización de las bases sociales del PSOE -liberados sindicales, funcionarios de los grupos C1 y C2, trabajadores sociales, etc... Los francotiradores poseen un discurso ideológicamente fuerte que puede servir de auténtico acicate movilizador para los votantes socialistas.

6) La batalla por Madrid, verdadera espina clavada en el costado de Rodríguez Zapatero desde 2004, podría dar al PSOE una victoria parcial en 2011 si lograra arrebatar al PP la capital de España. Es difícil calibrar en este momento si Alberto Ruiz-Gallardón va a estar en condiciones de ser un candidato creíble a la alcaldía de la Villa y Corte o si el desmedido desgaste tras tres legislaturas de obras interminables y dos batacazos olímpicos le deja imposibilitado a presentarse de nuevo. La decisión no es fácil para Rajoy.

En cualquier caso, las razones expuestas son más que suficientes para que Zapatero se aferre a la esperanza de un repunte a partir de 2012 y no solo agote la legislatura, sino que además pase a la ofensiva y nos obsequie con más y más iniciativas extremadamente ideologizadas que le sirvan para vender, a falta de ninguna otra cosa, una dimensión social a su Gobierno encomendándose a sindicatos, medios afines y artistas para dar la batalla en la calle.

No nos cabe la menor duda: La reforma de la Ley del Aborto y la profundización en el laicismo son solo la punta del iceberg de lo que nos espera de aquí a 2012. Disfruten lo votado, mis queridos lectores.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Museros
Fecha: Mi?rcoles, 16 de diciembre de 2009
Hora: 10:26

Un art?culo excelente, y perfectamente razonado, aunque asusta pensar qu? maldades se le pueden ocurrir al gobierno de aqu? al 2012, teniendo en cuenta que los a?os venideros ser?n peor que ?ste y habr? m?s pobreza y m?s paro (y m?s embargos, y m?s deshaucios, y m?s gente que pierde los ahorros invertidos de toda la vida, y hasta la pensi?n, como has rese?ado en otro art?culo) que tapar.

Lo que no s? es si la informaci?n que trae El Mundo hoy en portada no puede ser el comienzo de un serial que suponga ese factor imprevisto que no se ha tenido en cuenta (aunque siempre puede surgir) y que pudiera alterar la l?gica (inapelable, en principio) expuesta en este art?culo.

Saludos.