Lunes, 30 de noviembre de 2009

El Emir de Dubai nos da una lecci?n

La buena noticia económica del día es que el Gobierno se niega a avalar las deudas de sus entidades públicas de crédito e inversión. La mala es que el Gobierno en cuestión no es el de España sino el de Dubai, que ya ha anunciado a los inversorses de los extravagantes proyectos de  su holding Dubai World (esencialmente, faraónicas construcciones en mitad del desierto arábigo)  que tienen un problema a corto plazo.

Y es que Dubai el jeque de turno, que no es tonto,  no parece muy dispuesto a llevar a su Estado a la quiebra por avalar las absurdas deudas de su banca pública.

 Igualito que en España, país en el que doce periódicos catalanes -los mismos que censuraron durante la última campaña electoral autonómica los resultados que las encuestas daban a C´s- han publicado hace bien poco un editorial conjunto en el que esencialmente defienden a capa y espada un Estatuto según el cual será su propia agencia tributaria regional consorciada  la que les apriete bien las clavijas para sacarles hasta el último euro con el que pagar la abultada deuda externa de nuestras Cajas de Ahorros. Con un par.

En cualquier caso no está de más recordar que, efectivamente, el Gobierno de Dubai no tiene -como tampoco la tenía el de España- ninguna obligación de hacerse cargo de los pufos de estas entidades. Ninguna. La lección que nos enseña hoy el Emirato de Dubai es clarísima: Señor inversor, Ud. sabrá lo que ha hecho con su dinero y a que proyectos lo ha apostado. Punto.

¿Medidas económicas del Gobierno de España de cara a las Navidades? Limitar la temperatura en oficinas, bares y centros de trabajo y ocio. Sí, definitivamente lo que desincentiva la inversión en España es justo la temperatura de los locales. Cualquier parida vale con tal de no aprender del moro.




Comentarios

Añadir un comentario