Martes, 03 de noviembre de 2009

Pongamos que hablo de Rodrigo

Parece ser que nos hemos equivocado: La crisis de Caja Madrid parece resuelta y el entorno de Aguirre parece aceptar finalmente la candidatura de Rodrigo Rato a presidir la Entidad.

 A propósito de esto y aprovechando además que Feynman me lo pide, vamos a hablar de el ex-Director General del Fondo Monetario Internacional al tiempo que intentamos definir en pocos párrafos lo que ha pasado, en  la batalla política del momento,  siempre teniendo en cuenta que escribo estas líneas a las 23:45 del lunes 2 de Noviembre y que cuando se publiquen no se sabrán todavía las consecuencias -si es que hay alguna- del Comité Ejecutivo Nacional que se celebrará en la mañana del Martes 3... simultáneamente a la publicación de esta entrada.

Soltemos antes que nada algunas ideas sobre las consecuencias del anuncio de Ignacio González:
a) El movimiento de Ignacio González es la excusa ideal para mover a Mariano Rajoy hacia su punto favorito: La inacción. Nuestro pronóstico sobre el comportamiento de Mariano Rajoy en el C.E.N. sigue intacto e incluso reforzado. Nadie entendería hoy un puñetazo en la mesa contra Aguirre y sus huestes.

b) No hay que descartar que Esperanza Aguirre, una vez logrado (si es que finalmente lo ha logrado, como damos por hecho) el objetivo inmediato de evitar la formación de una Gestora en el PP madrileño desautorice a su número 2 no apoyando a Rato y prefiriendo a un tercero.

c) Cabe la posibilidad de que toda esta operación, incluyendo el lanzamiento de la candidatura de Ignacio González -que sólo podemos tildar de desvergonzada- haya sido una astucia más de la Lideresa. No olvidemos -Anghara no lo hace- de quien es amigo y de quien no lo es Rodrigo Rato y quien fue la persona que propuso en primer lugar a Rato para presidir la cuarta entidad financiera del Reino.

d) El asunto de fondo, es decir, el dilucidar quien manda en el PP, sigue vivísimo y coleando: Una vez que Aguirre ha demostrado que cuenta con el apoyo masivo de las bases madrileñas del Partido y que Camps ya no está capacitado para ser el puntal de Rajoy, la deslegitimación de la actual dirección nacional del PP es rampante. Las miradas  de Génova se vuelven hacia Núñez Feijoo y cada vez está más claro que el PP se ha convertido en un partido de barones.

e) No es descartable en absoluto que la única decisión que tomen Mariano Rajoy y su aparato sea, de hecho, el exonerar por completo a Manuel Cobo. Lo cual se intentará vender como un gesto de autoridad frente a Aguirre pero redundará en un aumento de la deslegitimación de la actual dirección. 

Y ahora, hablemos de Rodrigo Rato. Enemigo de Gallardón, enemigo de Rajoy... pero íntimo del Grupo PRISA, como quedó claro no solo en todo el asunto de la fusión entre Vía Digital y Digital +, sino en la mismísima no-ejecución de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre la absorción de Antena 3 de radio por parte de la cadena SER, que hubiera dejado a ésta sin un tercio de sus postes. No es de extrañar que haya sido PRISA, que adeuda a Caja Madrid 750 millones de euros,  el verdadero ariete pro-Rato en el momento en que se vio posible su candidatura para presidir la entidad.

Rodrigo Rato representa, lamentablemente, lo tercero o cuarto peor del Partido Popular. Es liberal en lo económico... y contemporizador  y centrista hasta lo lamentable en cualquier otro campo. Rato no tiene principios y, por lo tanto, tampoco tiene líneas rojas que vayan a ceñir su actuación a nada que vaya más allá del cálculo político. Es, en opinión de este blogger, poco más que un Mariano Rajoy 2.0 con mejor empuje y argumentario.

Su gestión económica del Reino sirvió -y este blog no lo olvida- para activar la auténtica bomba de relojería que fue la burbuja inmobiliaria española de la que tanto nos gusta hablar y cuyas consecuencias solo estamos empezando a sufrir. En cuanto a su proyección exterior, Aznar le encumbró -algún beneficio debía obtener España de su participación en el aventurerismo de Bush Jr.- hasta la presidencia del FMI con rango de Jefe de Estado... solo para dar la espantada a mitad de mandato dejando al país que lo había propuesto a la altura del betún.

 No es, por mucho que se empeñen la legión de infinidad de tertulianos, politicastros y lameculos de una u otra trinchera, el currículum ideal para dirigir entidad alguna. El hecho de que Mariano Rajoy haya decidido apoyar su candidatura sólo puede deberse a que Caja Madrid es el precio pactado por el aparato de Génova para mantener a Rato apartado de la política.

Y el hecho de que su periodo como Ministro de Economía (y el de Montoro como Secretario de Estado) siga siendo reivindicado obsesivamente por el Partido Popular en su conjunto lo que demuestra es la absoluta falta de cuadros políticos aptos para tomar el relevo en el principal partido de la oposición... o la falta de voluntad de tales cuadros de vincularse en el proyecto inane de Mariano Rajoy.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Feynman
Fecha: Martes, 03 de noviembre de 2009
Hora: 16:36

Siempre me he preguntado qu? extra?a relaci?n mantienen Rato y PRISA. Lo m?s probable es que compartan logia.

FMI, Aguirre, Solbes, educaci?n laica, Cebri?n, Rato. Club Bilderberg.

http://www.fluvium.org/textos/cultura/cul80.htm

Sigo pregunt?ndome c?mo alguien del opus como Pasqu?n fich? a Rato para director de Lazard. Con Floren de fondo. Y Endesa, la opa eterna, y dem?s.

http://hebdomario.typepad.com/confidencial_7d/2007/12/rodrigo-rato-en.html