Viernes, 30 de octubre de 2009

Mariano: Sanciona o revienta

Cuando predije hace más de un año que Esperanza Aguirre se enquistaría en la Comunidad de Madrid y trataría de ejercer un liderazgo de facto sobre el PP nacional desde esta plataforma, ni por asomo pensé que las cosas fueran a tomar este cariz. Cierto que la victoria del PP en las elecciones gallegas me parecía en aquel momento totalmente imprevisible, pero en ningún caso me imaginé que la inanidad de Rajoy pudiera llegar a estos extremos, y eso que le dí por amortizado en lo que era su mejor momento en cinco años.

Hoy, Rajoy dice que está harto de dirigir un bidé lleno de pirañas. Y ante esa situación, solo le quedan dos opciones: O sancionar o largarse.

Y es que a la espera de lo que se decida en el Comité Ejecutivo Nacional previsto para el próximo martes (día consagrado por los romanos al dios de la guerra Marte y que los germanos consagraban al también belicoso Tiw o Tyr) y lo que decida el Comité de Garantías en su reunión del Jueves  (día de Júpiter gravisonante y también de Thor el fuerte) los frentes abiertos que tiene Mariano Rajoy son los siguientes:

a) Ridículo absoluto de la Secretaria General del PP, María Dolores de Cospedal, en el asunto Ricardo Costa, de quien lo único que puede decirse es que, estatutos en mano, era Secretario General del PPV hasta su suspensión de militancia.

b) El explosivo asunto Manuel Cobo, verdadero coche-bomba político plantado por Gallardón y que no tiene otro objetivo posible que forzar a Rajoy a decidir o dimitir.

c) La batalla de Caja Madrid, con la sucesión en la Presidencia del PP como telón de fondo y en la que, inexplicablemente, Mariano ha pasado de vetar a Rato a convertirse en su paladín. El problema es que en Caja Madrid mandan... los órganos de Caja Madrid y no los de Génova 13, por lo que las bravatas de Mariano no pueden ser tomadas en serio sin un golpe de mano importante detrás.

d) La rebelión de los Alcaldes madrileños del PP, que muy bien podría hacerse extensible a la totalidad de militantes del PP de Madrid: Ya han firmado todos menos el propio Gallardón y su aliado el Alcalde de Villanueva, un manifiesto apoyando a Aguirre y pidiendo sanciones para Manuel Cobo. En el mismo sentido cabe entender la votación que partió en dos el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, con todos y cada uno de los Concejales de distrito votando por el cese de Cobo.

La supervivencia de Rajoy pasa en estos momentos por:

1) Recuperar el control del Partido Popular de Madrid mediante la creación de una gestora, tal y como ha hecho Aguirre en 33 municipios sin que le tiemble el pulso.

2) Sancionar ejemplarmente a Manuel Cobo y apartar a Gallardón de la Vicesecretaría General que hoy ocupa.

El problema está en que esta doble operación sí supone un severísimo riesgo de ruptura del Partido Popular.  Esperanza Aguirre quedaría en la Comunidad de Madrid controlando el Grupo Parlamentario, Telemadrid, el BOCAM y muy posiblemente CajaMadrid. Armas suficientes para formar un nuevo Partido y convertirse en la CSU (o, si se prefiere, la UPN) madrileña.

Eso sin contar el riesgo concreto de que alguien decida judicializar la curiosa aplicación de la disciplina partidaria que hace el PP. El mejor candidato para ello sería, sin duda, Ricardo Costa. O el riesgo aún más concreto de que, montada la Gestora en Madrid (rumor al que Anghara no le da credibilidad y yo tampoco), Aguirre opte por quedarse dentro del PP y volver a ser elegida Presidenta por aclamación.

 En cualquier caso, me atrevo a realizar mi propio pronóstico para el Comité Ejecutivo Nacional del próximo martes: Nada. Ni gestora en Madrid, ni sanciones para nadie, ni dimisión de Rajoy. Simplemente nada. Es que este Jefe de la Oposición no da para más. Ha consentido la baronización de una organización unitaria y ahora se ve incapaz de liderarla. La cláusula Camps fue solo el primer aviso. Es que Arenas reconoció la "Nación Andaluza" de ese imbécil que fue Blas Infante, ahora "padre de la Patria andaluza. Es que el PP Vasco es favorable al mantenimiento de los vergonzosos cupos fiscales. Es que el PPC lleva una década en caída libre. Es que en Baleares impera el caos. Es que el Presidente de Castilla y León amenaza con no presentarse a la reelección si el PP sigue de esta manera.

 Es que el método de Rajoy no es método correcto para gobernar partido alguno. Es que, Mariano, o sancionas y te haces con las riendas del Partido por vía disciplinaria y exigiendo lealtad a cambio de parcelas de poder -que es como se lidera un Partido en España- o te largas porque mandas menos que un gitano en un Juzgado.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 30 de octubre de 2009
Hora: 21:35

Javier... ?No te recuerda nada la actuaci?n de Rajoy? El paralelismo con Cantalapiedra en el segundo semestre de 2005 en La Falange es muy, muy evidente...
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Domingo, 01 de noviembre de 2009
Hora: 20:57

S?. Lo es. Y hay que decir que finalmente fue la inactividad, la escasa disposici?n de la Jefatura Nacional de La Falange en aquel momento a tomar la iniciativa la que finalmente condujo a una ruptura en las peores condiciones posibles.
Autor: anghara
Fecha: Mi?rcoles, 04 de noviembre de 2009
Hora: 11:39

Muchas gracias por el enlace :)