Martes, 20 de octubre de 2009

Star Wars: La Ca?da de la Rep?blica (I) - Instituciones de la Rep?blica Gal?ctica

Sin duda, mi período favorito de toda la filmografía de Star Wars y de su Universo Expandido (que incluye cómics, novelas, videojuegos y series de televisión) es el inmediatamente anterior al inicio de las Guerras Clon. Creo que Lucas y sus creativos a sueldo han sabido crear un universo sólido y desde luego muchísimo más interesante que elposterior a la caída del Imperio Galáctico, con Luke Skywalker como diminuta cerilla en una Galaxia oscura.

Merece la pena adentrarse un poco en las diversas instituciones oficiales y fácticas de la República Galáctica en los años anteriores a la crucial Batalla de Geonosis, que marcó el inicio de las Guerras Clon que terminaron con la conversión de la República en el Imperio Galáctico contra el que combatió la Alianza Rebelde décadas después.

Aclaremos antes que nada el marco constitucional de la Republica que es, por lo que conocemos, el siguiente:

La República lleva existiendo varios miles de años, pero su marcopolítico había ido cambiando con el tiempo. La última reforma importante fue la denominada "Reforma Ruusaniana", ocurrida aproximadamente mil años antes de los sucesos narrados en "El Ataque de los Clones".

Durante los mil años anteriores a la Reforma Ruusaniana la República había estado envuelta en una larguísima serie de Guerras Sith, enfrentándose a verdaderos ejércitos de Jedis renegados, caídos en el Lado Oscuro, a los que solo se logró vencer tras atroces batallas y seiscientos años consecutivos de Cancilleres Supremos Jedis.  A la derrota total de los Sith le siguió un periodo de reformas radicales en la República, que quedó como sigue:

El Senado Galáctico: La Galaxia, compuesta por más de un millón de mundos habitados, quedó dividida en 1024 sectores cada uno de loscuales elegiría a un Senador. Asimismo, se articuló la posibilidad deque entidades culturales (es decir, aquellas con poderío suficiente), especies unificadas y muy extendidas como los neimoidianos o poderosos mundos del Núcleo Galáctico tuvieran también su propio Senador.

Esto sentó las bases de desequilibrios graves posteriores en favor de los mundos del Núcleo (corellianos en la nomenclatura oficial) y de determinadas potencias radicadas en elmismo en detrimento de los mundos del Borde Exterior. En los años anteriores al inicio de las Guerras Clon, estos desequilibrios estaban en su máximo apogeo. Y a ellos se sumaba otro problema: El hecho de que cada Senador representara a tantos mundos suponía directamente que no respondía ante nadie... y que la corrupción campaba a sus anchas por la institución. Cualquier resolución se atascaba en medio de una maraña de comités y subcomités y la inoperancia legislativa se convirtió en otra gran característica del Senado.

El Senado elaboraba las leyes y también elegía y deponía al Canciller Supremo.

El Canciller Supremo:
Jefe de Estado y Presidente del Senado Galáctico, es realmente un puesto con poco poder más allá de facultades policiales y de circunvalación de determinadas formalidades del proceso legislativo del Senado. Controla las fuerzas del Departamento Judicial y también la raquítica Flota de la República, absolutamente insuficiente para combatir la piratería y dedicada esencialmente amisiones exploratorias y de simple mantenimiento del orden en tiempos de paz.

El primer Canciller Supremo elegido tras la Reforma Ruusoniana (que fue, dehecho, el gran impulsor de la misma) fue Tarsus Valorum, el primero de una larga dinastía de políticos cuyo último representante fue -mil años después- Finis Valorum, a quien Palpatine sucedió como Canciller tras una moción de censura en la que se evidenció el descontento de los mundos del Borde Exterior con una República incapaz de protegerles en lo más mínimo, tal y como se evidenció cuando un consorcio empresarial privado (la Federación de Comercio) bloqueó y posteriormente ocupó el pequeño planeta de Naboo en protesta por una subida de impuestos sin que los procedimientos legales del Senado ni los ilegales del Canciller Valorum (quien engañó al Senado enviando diplomáticos Jedi a negociar con la Federación de Comercio) lograran evitar que fuera finalmente el pueblo de Naboo quien tuviera que sufrir una cruenta ocupación y derrotar a sus invasores casi en solitario.

Con su actuación, por lo tanto, Finis Valorum se reveló incapaz de forzar al Senado a actuar rápidamente en una situación de urgencia, vulneró flagrantemente la legalidad de la República y no logró contentar a los representantes del Borde Exterior. Su caída no sorprendió a nadie.

El Departamento Judicial: No solo es el brazo policial de la República sino que, a través de su Flota Judicial, es lo más parecido que existe a un ejército. Entre sus misiones fundamentales se encuentra la de proteger las rutas comerciales de piratas y contrabandistas, pero sus medios son tan limitados que raras veces llega más allá del Borde Medio, salvo en misiones de exploración o patrullas nominales.

La limitadísima capacidad del Departamento Judicial para imponer la Ley se hizo patente en varias ocasiones antes de la Batalla de Geonosis. Quizá la más grave de ellas fue la Guerra Hiperespacial Stark (unos veinte años antes de "El Ataque de los Clones" y apenas ocho o nueve antes que "La Amenaza Fantasma") en la que un conglomerado de mercenarios, contrabandistas, piratas, buscavidas y cazarrecompensas logró sustraer del control de la República un sector entero y obligar a intervenir a los Jedi para restablecer el orden.

 El Senador Finis Valorum fue elegido Canciller por su contundencia y firmeza en ese conflicto y sin duda a él se debe la idea de la creación de la Flota Katana: 200 cruceros pesados clase Dreadnought que hubieran reforzado significativamente el control de la Flota Judicial sobre las rutas estelares y la capacidad de imponer la Ley en todo el espacio republicano del Departamento Judicial.

 La Flota Katana hubiera bastado por sí misma para que el Bloqueo de Naboo nunca hubiera sucedido. No sólo porque hubiera dotado a la República de la capacidadmilitar suficiente para barrer a la Federación de Comercio, sino porque su misma existencia hubiera privado a este consorcio privado -y a muchos otros- de la excusa de la incapacidad de la República para asegurar su seguridad, argumento bajo el cual el cicatero y corrupto Senado autorizaba continuamente que aumentaran su capacidad bélica.

Lamentablemente, muy poco tiempo después de su flete -quizá dos o tresaños antes de La Amenaza Fantasma- la Flota Katana se perdióirremisiblemente en el hiperespacio y Finis Valorum careció de tiempo oinfluencia para obtener del Senado los fondos necesarios para sureconstrucción.

El Departamento Judicial y muy particularmente su Flota eran herederos de la antigua Armada de la República anterior a la Reforma Ruusaniana. Tras el inicio de las Guerras Clon, la Flota Judicial se transformó nuevamente en la Armada de la República y las escasas fuerzas terrestres del Departamento Judicial quedaron encuadradas en el Gran Ejército de la República.

Gran Ejército de la República: El Gran Ejército de la República fue instituído por el Senado como respuesta a la amenaza separatista que, bajo la forma de la Confederación de Sistemas Independientes, plantearon un puñado de conglomerados empresariales  (Federación de Comercio, Unión Tecno, etc...) de gran capacidad militar con el apoyo de muchos mundos descontentos con su peso en la República o con las interferencias de la misma en sus negocios (particularmente, la República intervenía para evitar genocidios o trata de esclavos).

Sin embargo, el Senado -sin saberlo- se limitó a institucionalizar un ejército que, de hecho, llevaba formándose secretamente desde hacía varios años por encargo del Maestro Jedi Syfo Dias, quien previó que sería necesario y lo encargó por su cuenta a los clonadores del planeta Kamino. Si a alguien le extrañó la oportuna aparición casi como caído del cielo, de un ejército al servicio de la República, Syfo Dias estaba muerto.

La Orden Jedi: Tras los mil años de Guerras Sith que precedieron a las Reformas Ruusanianas, seiscientos de los cuales fueron años de gobierno directo de los Jedi, la Orden Jedi estaba absolutamente militarizada, contando con su propio ejército y flota (la denominada "Armada de la Luz") y una gran variedad de títulos y rangos militares. La primera medida de Tarsus Valorum fue la desmilitarización de la Orden, y la sustitción de los vastos ejércitos Jedis y republicanos por las pequeñas fuerzas del Departamento Judicial que mantendrían la paz y la Justicia en la Galaxia con solo intervenciones puntuales de los Jedi.

Lamentablemente, esto no fue así en absoluto. Los Jedi terminaron convirtiéndose en imprescindibles para el mantenimiento del imperio de la Ley en la República y el Senado y el Departamento Judicial recurrían cada vez con más frecuencia a sus servicios ya fueran diplomáticos o directamente armados. Poco a poco caló entre la Orden Jedi la noción de que su misión era poco más o menos que ser la última línea de defensa de una República que merecía la pena ser salvada a toda costa por ser un fin en sí mismo.

Esta ideología de dedicación absoluta a la República impregnó a toda la Orden Jedi -ahora centralizada en el Templo de Coruscant en vez de dispersa en diversos centros de aprendizaje por toda la Galaxia, como lo había estado antes- hasta el extremo de que cuando empezaron a sentir en la Fuerza que se avecinaba una gran oscuridad, no hubo ninguna voz en el Consejo Jedi que supiera ver que tal oscuridad procedía directamente de una República podrida hasta el corazón: El Maestro Syfo Dias  llegó tan lejos como para organizar clandestinamente la creación un ejército clon para defender la República y otros maestros tan clarividentes como Yoda o Mace Windu dieron el siguiente paso al convertir a los Jedis en generales y comandantes y dispersarlos por toda la Galaxia al mando de sus unidades.

La ceguera del Consejo Jedi, que tenía a su alcance todas las piezas de un rompecabezas que fueron incapaces de unir, fue causa directa de que apenas ningún Jedi sobreviviera a las Guerras Clon. Veremos como y porqué en sucesivas entregas.



Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Marijose
Fecha: Martes, 20 de octubre de 2009
Hora: 15:32

A veces das miedo, precioso :)
Autor: Anonimo
Fecha: Martes, 20 de octubre de 2009
Hora: 22:47

Cuando te pones en plan frikazo, la verdad es que acojonas...
Autor: Feynman
Fecha: Mi?rcoles, 21 de octubre de 2009
Hora: 7:21

Has conseguido que me tire 5 horas saltando de p?gina en p?gina por la wiki esta. Desde Xendor hasta Anakin Solo. Creo que ya he satisfecho mi curiosidad por la saga para los pr?ximos 5 a?os >_<U
Autor: amdg
Fecha: S?bado, 24 de octubre de 2009
Hora: 17:45

Tengo que volver a verla. No me enter? de nada, por lo que veo. ?Hay alg?n libro que presente la historia como novela?
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Domingo, 25 de octubre de 2009
Hora: 3:14

Cada pel?cula tiene una novela oficial con su mismo nombre. Las de La Amenaza Fantasma, El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith cuentan multitud de peque?os detalles importantes para entender la trama.