Viernes, 09 de octubre de 2009

Nobel a Obama. Nobel a la Inopia.

Es evidente, como el mismo premiado reconoce, que no se lo merece. Pero desde luego el mundo imbécil en el que vivimos sí se merece el otorgamiento del Nobel de la Paz a Obama. Es coherente con la idiocia generalizada en la que vivimos, particularmente en Europa.
¿Se lo han dado porque "casi" cierra Guantánamo? ¿Se lo han dado porque "por poco" no sigue la guerra en Afganistán? ¿Se lo dan porque "a lo mejor" no incrementa las hostilidades en Pakistán? ¿Se lo han dado porque "sólo ha faltado un pelo" para que persiguiera e hiciera públicas las torturas del Ejército en Irak y de la C.I.A en todas partes? o ¿Se lo han dado porque "ni por asomo" ha conseguido un acuerdo de Paz en Palestina?

No se molesten en buscar respuestas o causas. Después de otorgarse a personajes como Jimmy Carter (quien dejó caer al Sha de Persia), a la mentirosa Rigoberta Menchú, al muñidor de golpes Kissinger y a los terroristas Yasser Arafat y Simon Peres, nada puede sorprendernos ya del Premio Nobel de la Paz.

Próxima parada: Zapatero, Nobel de Economía. Permanezcan atentos a sus pantallas.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Feynman
Fecha: Viernes, 09 de octubre de 2009
Hora: 20:43

Propongo que se le cambie el nombre al premio. Deber?a llamarse Nobel de la PAZZZZ.

Pero casi mejor, cada vez que dan el nobel de la paz a un personaje sospechoso dicho premio se desvirt?a m?s y m?s. Llegar? un momento en que ni siquiera su concesi?n ser? noticia. Deber?a entrar en un manual bajo el ep?grafe especial sobre "c?mo cargarse un premio y una reputaci?n".