Martes, 06 de octubre de 2009

Hay que ser muy at?n para apoyar a estos listos

Érase una vez que se era... unos señores, empresarios, que decidieron consciente y voluntariamente mandar a sus barquitos a pescar a cierto Estado-Detritus del Tercer Mundo del que hemos hablado en más de una ocasión. Su elección de caladero donde echar las redes no fue casual: Somalia (Estado ficticio donde los haya) es incapaz de ejercer la menor soberanía sobre sus aguas territoriales y, por lo tanto, es incapaz de exigir a los pescadores españoles -o de cualquier otro sitio- la remuneración usual a cambio de faenar en sus aguas.

De hecho, los sucesivos llamamientos de las denominadas "autoridades somalíes" a la ONU para evitar el puro y simple expolio de su riqueza marina por parte de buques que faenan ilegalmente y sin control alguno en sus aguas (cuando no se dedican directamente al vertido de residuos tóxicos aprovechando la ausencia práctica de Gobierno alguno) han caído en saco roto. Estamos ante un país sin ley ni autoridad de ningún tipo. Y ante unos empresarios que han decidido aprovechar ese vacío de poder para reducir sus costes. Hasta ahí, vamos bien.
En todo lo demás, lamentablemente, vamos muy mal. Vamos muy mal cuando estos mismos señores pretenden que seamos el resto de los ciudadanitos los que carguemos con los costes de seguridad extraordinarios derivados de ejercer la pesca en una zona sin ley. Vamos muy mal cuando empiezan a surgir despistados que ven comprometido el prestigio internacional de España en defender los intereses de los cuatro listos del atún. Vamos muy mal cuando se plantea que el Gobierno de España se implique ni más ni menos que en el pago de rescates, que en buena lógica corresponde pagar única y exclusivamente a los armadores que han enviado sus barquitos a donde no deben. Y vamos decididamente mal cuando se plantea como algo absolutamente lógico el que el Ejército se dedique aproteger actividades empresariales privadas.

Y es que por una vez el Gobierno de España está haciendo algo lógico en materia de Defensa: No implicar al Ejército en algo que no le compete en absoluto. Y dotar a los armadores de la cobertura legal necesaria para que puedan ocuparse eficazmente de su propia seguridad, que es lo que deben hacer.

Es algo tan evidente que incluso un ser inane como Carme Chacón ha sido capaz de cerrarle el pico al Partido Nacionalista Vasco poniendo de relieve su hipocresía respecto al uso correcto de las Fuerzas Armadas del Reino de España, que al parecer sobran en las provincias Vascongadas pero son muy necesarias para defender a costa de todos los intereses de los empresarios navales vascos... que en muchas ocasiones ni siquiera navegan bajo pabellón español. Defensa que ya nos está costando una pasta gansa, como muy bien le ha recordado la Ministra a los propios atuneros.

Y es que efectivamente, sobre los piratas somalíes hay múltiples visiones. Pero en lo que a los atuneros no puede caber la menor duda de que estamos ante unos listos del estilo de los Señores de los Tráilers de quienes también hablé -y nada bien- en su momento.

Hay que ser muy atún para ponerse del lado de estos listos. Y una vez más, Rajoy lo ha conseguido. Culpar al Gobierno de las imprudencias de los atuneros es un insulto a la inteligencia. No hay Gobierno español alguno que se pueda permitir el proteger  de sí mismo a tanto imbécil como tenemos suelto allende nuestras fronteras.

España no es una superpotencia intervencionista como Estados Unidos, Inglaterra o Francia ni tampoco debe permitirse el actuar como si lo fuera. Porque no tenemos ningún "prestigio imperial" que mantener y tampoco podemos permitirnos el costear operaciones absurdas que no hacen sino dar alas a inconscientes como los armadores atuneros.  Que las actividades de cuatro buques de pesca de altura hayan conseguido convertirse en un problema de prestigio para España es surrealista: El único prestigio que debe quedar comprometido es el de unos armadores irresponsables, el de un Gobierno que les permite que vayan por el mundo pescando sin licencias para ello... y el de un Jefe de la Oposición que no sabe ya que hacer para convencer a sus votantes de que, efectivamente, es el elemento más atún del país.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Lunes, 09 de noviembre de 2009
Hora: 8:37

....no se quien eres pero me adhiero a ti y a tu blog por lo claro que es, no lo has podido explicar mejor.
un saludo y no te cortes un pelo.