Jueves, 17 de septiembre de 2009

Los Intocables de la Ceja... o porqu? perro no come perro.

Vergonzosa y tremenda caradura la de la organización liderada por Bautista y su brazo político, el PSOE. La misma banda de la ceja que es capaz de exigir canon preventivo a quien se compre un CD o un fax, de sablear a hoteles y restaurantes o de colar detectives en las bodas, resulta que es incapaz de cobrar al Partido Socialista los derechos de autor de La Internacional por no haber podido enviar a nadie a constatar su uso en el cierre de un mitin que ha sido más que difundido por todos los canales posibles por la tremenda imagen de las Pajines y Aidós puño en alto.

No nos extraña en absoluto, dado que desde antiguo es sabido que perro no come perro.

No obstante, vale la pena analizar como es posible que con la tremenda impopularidad de la SGAE como estructura, sosteniendo unas reivindicaciones que cada vez más amplios sectores entienden que son absurdas, con actuaciones cada vez más y más desmedidas y en un contexto en el que parece obvio que vamos de cabeza a una superación del marco actual de los derechos de autor tal como fueron concebidos en el siglo XIX... pueda seguir saliéndole gratis al PSOE en términos electorales el descarado pago de favores que se hace a colectivos como el de la ceja vía legislación o subvenciones.

 En realidad, la causa de esto es muy sencilla: Al PSOE le sale gratis apoyar a la SGAE -y apoyarse en ella- pura y simplemente porque el Partido Popular renuncia a hacer sangre con el asunto. No nos olvidemos que fue el primer Gobierno Aznar el que aprobó, por ejemplo, el canon digital. Y durante mucho, mucho tiempo ha sostenido oficialmente como propias las tesis más radicales de la SGAE por boca de portavoces de Cultura como la diputada Rodríguez-Salmones. Y todo esto pese al maltrato y acoso  continuo al que la banda de la ceja somete al PP. ¿Alguien lo entiende?

Nosotros, sí.

SGAE y PSOE nunca se enfrentarán porque comparten el progre-pijismo como ideología y manual de actuación permanente. Y el Partido Popular tiene que soportar y callar ante la obvia pinza que conforman... por su condición de partido atlantista y proamericano. Pura y simplemente, el Partido Popular no va a proponer jamás la eliminación del canon digital por su excesivo vínculo transatlántico con un Estado que obtiene una parte importantísima de su balanza de pagos precisamente de la exportación masiva de producción cultural sustentada en el marco actual de la propiedad intelectual, tal y como señalan numerosos informes.

Tan enorme es el peso de la propiedad intelectual en el PIB estadounidense -llega hasta el 14%- que sus sucesivas administraciones no se cortan un pelo a la hora de la publicación de listas negras como el famoso Informe 301 con los países que menos respetan el modelo de propiedad intelectual promovido por el Imperio. Un país que cambia sus leyes para que un icono cultural como Mickey Mouse no pase al dominio público es el peor aliado posible cuando se trata de proponer reformas en la Ley de Propiedad Intelectual que se adapten a la realidad diaria de la era digital.

 Porque perro no come perro y un Partido Popular tan sumiso a la política estadounidense como para embarcarnos en la aventura militar iraquí y hacernos participar como infantería colonial en la vergüenza total de la ocupación de Afganistán... no va a poner en riesgo el 14% del PIB de los Estados Unidos. Hay muchas formas de sumisión al Imperio. Y muchas son compartidas por toda nuestra clase política. No nos olvidemos de los apuros de Zapatero por agradar a Joe Biden, el VicePresidente de Obama íntimamente ligado a los lobbies discográficos,  poco después de la publicación del último Report 301.

Y aquí es donde se cierra el círculo vicioso del piji-progresismo engrasado con abundantes cantidades de dinero ajeno. Artistas de la ceja de hondaas convicciones antiamericanas de la mano del PSOE, mientras el PP actúa de cómplice más o menos forzado... para proteger un modelo de propiedad intelectual que aparte de a una minoría de artistillas españoles que creen ser la vanguardia intelectual del país, no beneficia a nadie más que a los lobbies que controlan el 14% del PIB norteamericano.

Las vergonzosas presiones americanas para el endurecimiento de las legislaciones mundiales de propiedad intelectual no van a  ser nunca el blanco de las campañas reivindicativas de la banda de la ceja, ni de su brazo político. Y la derecha "liberal", la del "patriotismo constitucional", tampoco tiene libertad ni bemoles para decir esta boca es mía. Nuestra clase política, de principio a fin, es una vergüenza vendida a la complicidad con un lobby "progresista"... que fundamenta su existencia continuada en la defensa reaccionaria de la propiedad intelectual tal como le conviene entenderla a los Estados Unidos... porque, efectivamente, perro no come perro.

 Disfruten lo votado.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Jueves, 17 de septiembre de 2009
Hora: 19:51

De todas formas, para mi lo preocupante es que la SGAE pueda cobrar derechos de autor por La Internacional. ?Tambi?n los podr? cobrar por el Cara al Sol? ?Y por el himno de Espa?a? ?Cu?l es la legislaci?n que rige exactamente? Siempre pens? que cuando pasaba cierto tiempo (por ejemplo, un siglo) se extingu?an los derechos de autor. Por otra parte, ?en base a qu? la SGAE se erige en su representante? ?Acaso el autor de la Internacional o sus herederos han comisionado a la SGAE para que defiendan sus derechos?