Lunes, 07 de septiembre de 2009

Definitivamente, este hombre es una calamidad

Me refiero a Mariano Rajoy. Quien parece incapaz de abrir la boca sin que suba el precio del pan, crezcan los enanos del Circo Mundial, un tornado arrase algún país tropical, Wall Street se desplome y la última estación espacial rusa se salga de su órbita. Lo último que ha hecho ha sido afirmar que hará todo lo posible para que España no salga del euro. Se trata de unas declaraciones tan escandalosas e irresponsables que Libertad Digital ha tenido que cambiar el titular sobre la marcha.

A la vista de estas declaraciones, sólo podemos colegir una de estas cuatro opciones:

1. Rajoy se ha vuelto loco, no sabe de qué habla y hace lo que sea porganar unas elecciones. No se da cuenta de la gravedad de lo que estádiciendo.

2. Rajoy sabe que hay posibilidades de que suceda. Se está cubriendolas espaldas para que si ocurre, el PP logre una super-mayoríaelectoral y prácticamentedestruir para mucho tiempo las esperanzas del PSOE de ganar. (Si es quedespués de algo así un partido es capaz de sobrevivir.) Incluso en estecaso, Rajoy estaría actuando de forma heterodoxa.

3. Rajoy lee burbuja.info y tiene ya sus ahorros en latas de atún.

4. Rajoy se etá dedicando a soltar indirectas o hipótesis absurdas para desestabilizar al gobierno de ZP. La más probable, la más irresponsable y sin duda la peor. Porque encima de ponerse a gritar "¡Bomba a bordo!" en un avión de pasajeros, lo hace creyéndose un fino e inteligente estratega.

Sobre la salida del euro ya hemos hablado aquí. Que es una posibilidad real no se le escapa a nadie mínimamente informado y sabemos que puede ocurrir. Pero la salida del euro, con sus inevitables acompañantes, la devaluación y el corralito, tendría unas consecuencias tan indeseables sobre la confianza nacional e internacional en el país, su economía, su prestigio y su desarrollo futuro que solamente debe caber como solución racional en las mentes más ignorantes o temerarias.

Por ello, la mera mención de la salida del euro como posibilidad real, como hecho concreto a evitar como objetivo político, por parte del Jefe de la Oposición causa un daño irreversible en la confianza que nuestro país genera en el extranjero. Y eso, en un momento en el que tenemos que colocar deuda pública porque estamos sumidos en una situación de insuficiencia fiscal con un sistema financiero en quiebra y necesitado de árnica del exterior para evitar la pura y simple quiebra del Estado... es intolerable.

En cualquier caso la ineptitud de Rajoy y la incapacidad de su equipo económico para ofrecer  soluciones a una crisis por ellos mismos creada, una vez asumido que tenemos Zapatero hasta el 2016, puede ser incluso una buena noticia. Tenemos una crisis sistémica del 78 y los líderes de los partidos pilares del mismo conforman el peor binomio Gobierno-Oposición que ha conocido este país desde que Floridablanca y Aranda se las ingeniaron para dejarle el camino libre a Manuel Godoy. Se acerca más que nunca el momento de nuevas ideas. De nuevos partidos.

Mientras tanto, mis queridos fanboys y fangirls del voto útil... disfruten de la mediocridad y de la idiocia que han votado y apoyado.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Martes, 08 de septiembre de 2009
Hora: 20:42

Personalmente, es la primera vez que oigo semejante tema, por consiguiente entiendo que hasta que no lo oiga de la voz del presidente no me lo creer?.