S?bado, 05 de septiembre de 2009

Libertad y discriminaci?n

Me entero a través de HazteOir.org (acúsome, Orisson,porque he pecado) de que la encargada de un bar de copas ha sido condenada a  pagar un euro de indemnización y un año de inhabilitación por expulsar de su local a un grupo de disminuidos psíquicos,que acudían al mismo en compañía de sus monitores. Se trata con todaprobabilidad -aunque la noticia no lo menciona- de una condena por un delito tipificado en el Artículo 512 del Código Penal.  No tengo nada clara mi postura sobre este asunto.

Dudosísimo y feo tema este de las condenas por discriminación. Es bastante impresentable  -y hasta humanamente cruel- el expulsar de un local a cualquier minusválidopor el mero hecho de serlo... pero no me convence en absoluto el hechode que los dueños de un bar de copas tengan que soportar la presencia de ocho personas con síndrome de Down en su local un viernes por la noche (sí, lo he mirado: Ese 15 de Diciembre de 2006 fue  viernes).
Porque,en palabras de la propia encargada de local (esposa, a la sazón, del dueño del mismo), cualquier dueño de un establecimiento de ocionocturno tiene derecho a preguntarse "por qué tienen que ir allí a joderla a ella".O, traducido al finolis,porque tiene que obligársela a cargar a ella con el coste de la integración de estas personas. La ley es muy clara:Porque les toca. Y les toca porque sí.

El problema es que, independientemente de una sentencia condenatoria absolutamente lógica por la comisión de una obvia  discriminación tipificada penalmente, es evidente que la presencia en un local de copas de un grupo de personas con síndrome de Down un viernes por la noche sí afecta al normal funcionamiento del negocio. Y puede suponer una carga excesiva a todas luces para el dueño del mismo.

Guste o no, creo que el público objetivo que acude a un local de copas un viernes por la noche tiende a huir de determinadas visiones. Y eso tiene consecuencias económicas negativas con las que cargan los dueños de los locales. La clientela no acude a un bar de copas a realizar políticas sociales de integración, sino a divertirse, beber, olvidar problemas, relajarse y ligar. Todo ello incompatible en principio con la visión, unos metros más allá, de una de las facetas más duras y difíciles que puede ofrecer la sociedad.

El equilibrio entre ambos derechos se me antoja muy complicado. Mucho más, desde luego, de como lo pinta el Código Penal y como lo recoge la Sentencia. El que una señora se encuentre condenada a no poder trabajaren su negocio de copas -!ni en su oficio de hostelera!- por tratar de salvar la caja de un viernes por la noche de las pérdidas más o menos evidentes que le puede generar la continuada presencia en su local del grupo en cuestión no deja de parecerme una sanción completamente excesiva. Y que a muy corto plazo, generará consecuencias muy negativas para el propio colectivo de minusválidos psíquicos.

Porque, efectivamente, ningún hostelero volverá a cometer el error de expulsar de su negocio de un grupo de afectados por Síndrome de Down alegando los imprudentes y delictivos argumentos de la condenada. Apartir de ahora, serán detenidos antes de entrar por los porteros, que alegarán, con exquisita educación,  incumplimiento de normas de vestimenta, reservas incomprobables de aforo, pagos de entrada disuasorios... o, en último extremo, la advertencia de que en media hora empieza una fiesta privada y que disponen de ese tiempo paraterminar sus consumiciones. 

Evitar esta situación se va a hacer cada vez más difícil. El Código Penal no va a ser disuasorio en absoluto, máxime cuando introduce penas tan difícilmente controlables como la de la "inhabilitación para ejercer como hostelero". Más apropiado para estas situaciones sería una normativa administrativa con capacidad de imponer multas realmente disuasorias a los locales de hostelería. Introducir situaciones de choque de derechos tan poco claras como la que nos ocupa en lalegislación criminal no es ni proporcionado ni eficaz.

Y o mucho me equivoco o así lo ha visto también el Magistrado de turno,que absuelve al dueño del local y marido de la condenada. Al menos uno de los dos cónyuges podrá seguir trabajando en su negocio sin temor aque le imputen un quebrantamiento de condena.

Opinad vosotros: ¿Es perjudicial para un bar de copas que un grupo de afectados con Síndrome de Down decida acudir al mismo un viernes por la noche? En caso de que lo sea... ¿Es justo que el dueño del local esté obligado a soportar tal carga? ¿Qué derecho creéis que tiene preferencia?

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 13:24

Buenas tardes.

Es la primera vez que paso por este blog, y me he quedado estupefacto al leer esta entrada. Espero que el resto de ellas no sean tan discriminatorias, dentro de tu libertad de expresi?n.

Si la educaci?n y el respeto hoy en d?a estuviesen totalmente arraigados en la cabeza de una persona "normal" como pretendes por aqu?, que un grupo de personas con esta enfermedad entrase en un local de ocio para divertirse no deber?a implicar NINGUNA DIFERENCIA EN NINGUNO DEL RESTO DE SUS VISITANTES. ?Has probado alguna vez a relacionarte, hablar, divertirte con una persona con S?ndrome de Down? Te sorprender?a descubrir que a veces parece que los que tienen caracter?sticas de disminuido ps?quico son precisamente algunos que no padecen S?ndrome de Down.

[Contin?o]
Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 13:26

[Continuaci?n]

?Qu? pasa, que est?s ligando con una preciosa chica en la barra de un bar, tomas un trago mientras te r?es de los chistes de tu nueva amiga, y al mirar hacia las mesas detr?s tuya, en vez de alegrarte de ver a un grupo de personas con S?ndrome de Down que se est?n divirtiendo a su rollo, como si escuchases re?rse a un grupo de treinta?eros burl?ndose de la pol?tica, en lugar de eso te entran ganas de vomitar, y decides no beber o no reaparecer por ese local?


Pues nada, dile a los due?os del bar que ya que est?n, total, pongan un cartel en la puerta de "Prohibida la entrada a disminuidos ps?quicos."

Y haz el favor de publicar los comentarios, demostrar?as algo muy bueno por tu parte ;)

Un cordial saludo.
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 14:09

En teor?a, efectivamente, no deber?a interferir.

En realidad, y ese es el problema, no tengo tan claro que no interfiera. Creo que la presencia de un grupo de discapacitados s? rompe completamente el ambiente que se busca en un local de copas y eso tiene una repercusi?n directa sobre la recaudaci?n.

Desde luego, si esa mujer no hubiera estado convencida de que la recaudaci?n del viernes se le iba a la mierda, no habr?a expulsado a esos chavales de su local.

Hay una hipocres?a social sobre este tema muy importante. Y yo me pregunto si no estaremos obligando al hostelero a pagar un pato que, realmente, rechazamos todos.
Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 17:16

Fray Fanatic- Supongo que los dos tenemos el mismo problema. Nuestras ?ltimas y respectivas entradas nos est?n dejando a los dos estupefactos.

En fin, voy a intentar responder "as?pticamente" a pesar de la repugnancia que me causan las actitudes "as?pticas".

Si planteas el problema como un conflicto de derechos en el terreno del derecho positivo inmediatamente te insertas en el marco de referencia revolucionario-liberal. Y dentro de ese marco de referencia el derecho positivo, como reflejo de la soberana voluntad popular, es la ?nica fuente de moralidad. De modo que te has contestado a ti mismo. La ley manda, y toca callarse y aceptarla con entusiasmo. En este caso y en este momento, hasta que el sistema decida otra cosa por v?a de la mayor presi?n de un grupo m?s fuerte, el conflicto de derechos se soluciona en favor del grupo de minusv?lidos. Tu papel se debe limitar a ensalzar lo extraordinariamente acertada y justa que es la ley. (sigue)
Autor: Feynman
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 17:47

Esta entrada no es absoluto discriminatoria, es solo una reflexi?n sobre la importancia relativa del discapacitado a disfrutar de un bar de copas como una persona m?s y del due?o de un bar a asegurarse la caja del viernes. Derecho a la igualdad frente a libertad de empresa. Art. 14 CE frente al Art. 38 CE.

Ambos derechos son leg?timos y razonables, pero el primero goza de una protecci?n adicional por tratarse de un derecho fundamental. Lo que no significa que el primero deba dejar absolutamente de lado al segundo. Seguramente a ello se deba la concreci?n del marco penal en el m?nimo posible de 1 a?o, ante la previsible ausencia de agravantes o atenuantes (la agravante del Art. 22.4 queda subsumida en el tipo del Art. 512, de lo contrario se estar?a penando doblemente la discriminaci?n). Y es que no es lo mismo soltar esa barbaridad por las buenas que hacerlo porque te juegas el pan de tus hijos.
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 18:08

El problema, Anonimo de las 17:16 (?Embajador?) es que yo no asumo la ley positiva como ?nica fuente de moral. La ?nica reflexi?n posible bajo ese punto de vista la acaba de hacer Feynman y es inatacable desde el punto de vista del derecho positivo.

Pero como ya he dicho, yo s? me atrevo a poner en entredicho que la actuaci?n por la que ha sido condenada esta se?ora, por muy repugnante que me parezca, sea materia de C?digo Penal.

Aqu? no trato de un marco de referencia liberal, pol?tico o legal: Aqu? hablo de moral. De deberes morales. De la existencia o no de una obligaci?n moral a llevar determinadas cargas. Y de la traducci?n -o no- de tales obligaciones en legislaci?n penal u otra.
Autor: Defton88
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 18:23

El tema expuesto es bastante complicado y espinoso ya que hay que escoger las palabras adecuadas para que nadie vea una intenci?n malvada.

Nos estamos centrando el los due?os del bar y el problema es de los monitores. Efectivamente un grupo de estos ni?os tienen el mismo derecho que los "normales" a divertirse, al igual que los ni?os de 5 a?os o que los mayores de 80 a?os.

EL problema est? en que la integraci?n de personas con discapacidades es bastante comlicada debido al "miedo" o al "odio" hacia estas personas y considero que imponer que unos chicos vayan a un local de copas, no va a normalizar la situaci?n.

Dec?a que el problema es la falta de profesionalidad de los monitores. Un chico con S?ndorme de Down, es como un ni?o. Si conoc?is estos casos, como yo, sabr?is que ellos necesitan repetir ciertas actividades todos los d?as ya que al llegar a una determinada edad, se les olvida .../...
Autor: Defton88
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 18:24

.../...

Es gente con la que tanto monitores como padres deben trabajar a diario en rutinas tan sencillas para un ni?o de 5 a?os o una persona de 80, como poner la mesa, para que no caigan en el olvido

Pero se?ores ?Uds. llevar?an a un cr?o de 5 a?os o una anciano de 80 a un bar de copas? Pues si esto es un tema de discriminaci?n, tambi?n lo es para ciertas personas de 50 y 60 a?os que me constan no haber podido entrar en bares de copas por tener esa edad.

Me he relacionado con gente con S?ndrome de Down, con autistas etc y puedo asegurar que cualquiera de estas personas ven m?s all? de lo puramente superficial como ligar en una discoteca. Sin embargo, esta ventaja de seguir manteniendo viva la inocencia de la infancia, es lo que les hace m?s impresionables a la hora de ir a bares de copas, como podr?a resultarle a un ni?o.

.../...
Autor: Defton88
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 18:25

(Y con esto, termino)

Los monitores deber?an conocer m?s a fondo el tipo de personas a las que cuidan y tener una responsabilidad bastante firme, cosa que a mi parecer, no han demostrado.

Lo m?s triste, es que conozco un caso de este tipo y el resultado es espeluznante: el monitor est? liado con una de sus alumnas. Y la alumna, es feliz porque y repito palabras textuales ?hago cosas de mayores?.

Echarles del local me parece mal ya que muchos aguantamos a borrachos y consumidores de sustancias nada legales y nadie les expulsa. Pienso que los due?os deber?an haber acudido a otro tipo de medidas como notificar a los padres o tutores este tipo de actividades.

Y las declaraciones de la se?ora due?a merecen una temporada en un colegio de educaci?n especial.
Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 05 de septiembre de 2009
Hora: 23:04

El Embajador en el Infierno al aparato. Efectivamente era yo el an?nimo anterior. Aprovecho para volver a echar pestes de esta plataforma de blogs y te ruego una vez m?s que la abandones con car?cter de urgencia, porque es una casta?a. En fin, como la respuesta me ha salido un poco larga y me pone de los nervios intentar contestar aqu?, lo he hecho en mi propio blog. La respuesta sale ma?ana por la noche. He modificado ligeramente la parte ya publicada aqu?, pero creo que no ha sido en ning?n aspecto sustancial.
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Domingo, 06 de septiembre de 2009
Hora: 22:10

El Embajador, efectivamente, ha respondido en su blog. Y lo ha hecho con una entrada que no puedo discutir bajo ning?n punto de vista y que os recomiendo a todos:

http://embajadorenelinfierno.blogspot.com/2009/09/derechos-y-discriminacion.html

Yo planteaba una cuesti?n en clave de libertades y de moral. El Embajador me la ha dado en clave de moral -s?- pero tambi?n de derechos.

No le gustar? a muchos, pero a m?, como cat?lico y como jurista, me ha convencido del todo. Gracias mil.
Autor: Anonimo
Fecha: Jueves, 10 de septiembre de 2009
Hora: 19:23

Estimado Fray Fanatic:

Llevo d?as pensando como contestarte. Es curioso que uno tiene el gatillo f?cil para rebatir al que le rebate pero no est? en absoluto preparado para contestar adecuadadamente a quien tan noblemente le da la raz?n.

Gracias por la lecci?n que me has dado.

Saludos

Embajador
Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 11 de septiembre de 2009
Hora: 12:21

Si permitimos que, para proteger el negocio de un viernes por la noche se pueda hacer cualquier cosa, hoy no dejar?n entrar a personas con s?ndrome de Down, ma?ana no dejar?n entrar a arabes o marroquies o negros(pueden perjudicar el negocio), pasado ma?ana a los que no vayan con la svastica grabada en el pecho (puede perjudicar su negocio) y al siguiente ?qu??.

Hay que poner reglas, y para que se cumplan hay que penalizar su incumplimiento porque sin? nadie las cuimplir?a. Y como tu mismo dices en un comentario, la picaresca espa?ola se las apa?a muy bien para buscar superfujios para incumplir las normas y que no lo parezca. No se lo pongamos encima m?s f?cil.
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: Viernes, 11 de septiembre de 2009
Hora: 13:42

Lamento decirte, querido An?nimo, que llegas con bastante retraso: Pocos negros y menos magreb?es encontrar?s en los locales de moda de Madrid.

Y s?, en Madrid hay ya infinidad de locales en los que sin una determinada est?tica... no entras.