Mi?rcoles, 02 de septiembre de 2009

Pasito a paso hacia el federalismo

Luis del Pino publica hoy un pequeño artículo a propósito de la auténtica "hoja de ruta" hacia la aprobación del Estatuto catalán, cada vez más evidente a raíz de las últimas declaraciones de Rubalcaba en favor de que el Tribunal Constitucional reconozca cualquier cosa que salga del Parlamento de Cataluña que, no lo olvidemos, ejercer funciones derivadas de la Constitución del 78.

Si el Tribunal Constitucional sentenciara en forma favorable a los puntos más polémicos del Estatuto catalán, nos encontraríamos ante una Cataluña convertida en algo solo un poco inferior a un Estado Libre Asociado. Y, si bien este blog se ha posicionado en alguna que otra ocasión como crítico hacia un modelo de solidaridad interterritorial que ampara en varias regiones el puro y simple satrapismo, no me parece defendible que el modelo financiero y político se rompa de forma unilateral desde un ente no-soberano que ejerce meras facultades delegadas.

Los pasos que se han dado han ido destinados, esencialmente, a la desestructuración interna y externa del PP.. Partido que, querámoslo o no, ha venido jugando el papel de defensor de la letra y el espíritu de la Constitución del 78 y, en este sentido, de gran línea roja  del Sistema vigente. Esta desestructuración ha sido posible por la extrema debilidad de Mariano Rajoy, quien ha sido pura y simplemente incapaz de controlar la progresiva baronización de su partido. La "cláusula Camps" y las políticas lingüísticas llevadas a cabo en Galicia o Baleares bajo mandato popular son sintomáticas. No hablemos ya de la deriva del Partido Popular de Cataluña, del follón navarro en el que no está nada claro que el PP salga fortalecido o del riesgo de una fagocitación del PP vasco por parte del PSE.

La debilidad de Rajoy y su incapacidad de imponer un discurso unitario en toda España suponen, de hecho, un enorme paso más hacia la transformación controlada del sistema autonómico en uno federal. Tras el fracaso de la negociación con ETA, en el que una acción contundente de amplios sectores de la sociedad civil forzó al Partido Popular a anunciar que no cumpliría ningún acuerdo alcanzado con la banda -y al propio Gobierno a oponerse al Plan Ibarreche, que muy bien podría haber sido la base de tal acuerdo- se han empezado a dar preocupantes pasos entre bambalinas. La caza y captura de los sectores más sanos del PP -Esperanza Aguirre lleva meses actuando como auténtica oposición a la Oposición, como se demostró en el tema de la financiación autonómica- va muy posiblemente en esta línea.

Lo peor del tema es que el federalismo, como tal, es mejor modelo organizativo y, desde luego, financiero, que el actual Estado Autonómico. Y obligaría a las actuales castas políticas regionales a ser verdaderamente responsables y a llevar a cabo la tan manida seguna descentralización en favor de los Municipios, que siempre se han negado a realizar. El problema es, señores, que el federalismo lleva aparejada la soberanía. Y cada paso hacia el federalismo es, sin un proceso constituyente claro que marque unas reglas de juego comunes, un paso más hacia la ruptura del país. Rubricado por el Constitucional y con el silencio de la cúpula de Génova.

¿Y la Corona? Bien, gracias. A fin de cuentas, la reforma "de facto" de la Constitución del 78 preserva la figura del Monarca de forma mucho más eficaz y segura que el polvorín de un nuevo proceso constituyente.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Jose de la Cuesta Avila
Fecha: Domingo, 04 de octubre de 2009
Hora: 23:12

El FEDERALISMO TERRITORIAL es, aparentemente, la formula de la gobernabilidad para el futuro. Ello implica lograr en un mismo esfuerzo avances hacia la globalizacion y la identidad. La realidad de un mundo comunicado impone la creacion de sistemas para su conduccion que logren ventajas en la unidad y preserven los derechos individuales.Ya no se discute sobre DEMOCRACIA pero si se debate sobre la forma de gobierno y, logicamente, la representacion. En las ultimas decadas privo el tema de las "ideologias" y/o las "corporaciones" que unieron verticalmente a los electorados y se perdio la cuestion de las necesidades y las aspiraciones que son la base de cada sociedad. El desarrollo de la UNION EUROPEA es un ejemplo a partir del nivel NACIONES, pero debe lograrse la coherencia dentro de cada nacion para hacer de todo un sistema compatible. Existen muchas ideas que tropiezan con los "intereses" de la actual estructura de los politicos peero por el bien del futuro ello debe revisarse.
Autor: Jose de la Cuesta Avila
Fecha: Domingo, 04 de octubre de 2009
Hora: 23:21

CONTINUACION.

Se sugiere para el futuro un sistema electoral con voto directo en las bases y luego por representantes en colegios electorales. De esta manera la sociedad elegiria sus autoridades basicas y luego ellas por escalones territoriales sus superiores. De esta manera se lograra un autoridad ejecutiva y un nivel consultivo (el que actuo de electoral) y se evitara la concentracion de poder que lleva a las dictaduras.
Es evidente la necesidad de actuar bajo las mismas bases de la republica para teber CLARAMENTE los tres poderes ya que ello dara coherencia y efectividad.
El avance hacia la UNIVERSALIZACION es materia indiscutible, la cuestion es la forma en que se GOBERNARA y el FEDERALISMO TERRIORIAL parece ser la mejor formula.
[email protected]