Martes, 14 de julio de 2009

Una serie de inc?modas preguntas

Ha muerto, trágicamente, un niño recién nacido en un hospital madrileño. Rayán, un bebé de padres marroquíes. Se trata de una desgracia lamentable y condenable, por la que es deseable que se depuren todas las responsabilidades a todos los niveles. Y esta tragedia viene a sumarse a otras dos ocurridas en la misma familia y en España: Un abuelo muerto en accidente laboral hace cinco años y una madre muerta por un mal diagnóstico de gripe porcina escasos días antes.

Y sin embargo, vale la pena preguntarse, antes de lanzarse a la demagogia fácil, algunas claves de las que rodean esta serie de catastróficas desdichas:
- ¿Alguien puede explicarme qué hace un prejubilado del ejército marroquí trabajando en un andamio en Cataluña? ¿Puede hacerlo legalmente? ¿Entró legalmente en España? ¿Cuáles eran sus cotizaciones mensuales a la Seguridad Social?

- ¿Tenía trabajo Dalila, (de diecinueve años) la madre de la pequeña en el momento de su trágica muerte? ¿Quién pagaba su asistencia sanitaria? ¿Realmente no trabajaba o lo hacía en "B"?

- En cuanto al padre de la niña, Mohamed (veintiún años)... ¿Cuánto tiempo llevaba en el paro? ¿Cobraba prestación por desempleo? ¿Cuántos meses había cotizado anteriormente?

- ¿Cuántos años llevaba en España esta pareja residiendo legalmente? ¿Y residiendo ilegalmente? ¿Es realmente posible que una pareja joven y extranjera viva en Madrid y se plantee tener un hijo sin trabajar ninguno de los dos? ¿Cuánto tiempo llevaba esta gente estafando al sistema de Seguridad Social de España obteniendo prestaciones sin cotizar nada? 

- ¿No tendrán alguna culpa los Mohameds y las Dalilas que consumen recursos públicos sin aportar nada o aportando las cotizaciones mínimas de los problemas de la Sanidad Pública que han desembocado en la trágica muerte de Rayan y la de la propia Dalila?

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Alberto
Fecha: Domingo, 19 de diciembre de 2010
Hora: 17:30

A mí me dá igual si aportan o si no aportan nada: los hijos que les tengan en su país y con la nacionalidad que tienen que tener: marroquís.

Porque ¿qué es eso de irse al país del vecino y empezar a reproducirse como conejos? Una ofensa,eso es lo que es: que se vallan. Y como no se van a ir QUE LOS ECHEN!

Autor: Alberto
Fecha: Domingo, 19 de diciembre de 2010
Hora: 17:37

A mí me dá igual si aportan o si no aportan nada: los hijos que les tengan en su país y con la nacionalidad que tienen que tener: marroquís. Porque ¿qué es eso de irse al país del vecino y empezar a reproducirse como conejos? Una ofensa,eso es lo que es: que se vallan. Y como no se van a ir QUE LOS ECHEN!