S?bado, 11 de julio de 2009

Por fin, Federico, te vas a tomar por culo.

Por fin, Federico, te vas a tomar por culo. Por fin se ha puesto fin a tu obscena explotación de las ondas de los Obispos para la promoción gratuita de tu entramado mediático paralelo. Por fin tu belicismo, tu obstrucción permanente hacia cualquier opción que pretendiera romper el PP, tus múltiples juicios perdidos a mayor desprestigio de la cadena que te paga el sueldo y en general tus cruzadas mesiánicas contra todo aquello que no entraba dentro de lo que debía ser tu ortodoxia pepero-liberal se ha terminado.
Y se ha terminado, además, con el único desenlace posible y el que yo ya vi venir: Eras un cadáver mediático desde que perdiste el juicio contra Gallardón.  Ninguna cadena se ha peleado por tus arengas matutinas. Solo has encontrado trabajo en tu propio tinglado. Tú te lo guisas y tú te lo comes, con tu propio dinero y las licencias que has rapiñado en concursos públicos, muchas veces en competencia con tus ya ex-jefes. Por fin.

Desde este momento vamos a asistir a la desintegración del aparato mediático y de la influencia de Federico Jiménez Losantos, la secta que ha montado con sus seguidores del liberalismo de salónque se va a deshacer como un azucarillo sin los postes de la COPE para sostenerlos. Federico tiene ya el mismo peso, exacto, que el estornudo de un microbio.  Se terminó. Por fin.

 Ahora solamente queda esperar que la dirección de la Cadena acierte con el sucesor de Federico. A quien hay que reconocer sus dotes de comunicador nato. Aunque no las haya emnpleado más que para dar carnaza a la progredumbre y para defender el aznarismo.

 Adios, Federico, adios. No te voy a echar de menos. Por fin.

 

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Martes, 14 de julio de 2009
Hora: 22:17

Mal que os pese a muchos, Federico tiene m?s amigos de lo que t? piensas. Y te dir? que cuando uno cree tener raz?n no necesita adornarla con estupideces ni comentarios despectivos como los que haces en tu comunicado, el cual denota falta de cintura democr?tica por los cuatro costados.