Jueves, 12 de marzo de 2009

Los espa?oles rechazamos nuestro cine de mierda (Actualizado)

Enésimo año consecutivo con pérdida de espectadores y cuota de pantalla del cine español: Millón y medio de espectadores menos respecto al año 2007. No es de extrañar en absoluto teniendo en cuenta que la industria del cine patrio, acomodada bajo el amiguismo generoso de la subvención pública, puede permitirse y se permite ignorar total y absolutamente las apetencias y demandas del público.

Es vergonzoso que invirtiendo en cine cantidades ingentes de euros y sosteniendo una producción cinematográfica que supera los 100 films anuales, ni una sola película española logre figurar entre las diez más vistas del año 2008 en nuestro país. Pero comprensible.

Comprensible desde el momento en el que la producción cinematográfica española, queda secuestrada por lobbies de piratas y amigos del dinero público bajo el santo y seña de la ceja y el canon digital es, simplemente, un cine de mierda con el mínimo apego posible a la realidad española y prácticamente invendible dentro de nuestras fronteras... y no digamos ya en las de fuera.

Que esta banda de haraganes a la que alimentamos vía impuestos, que esta banda de comediantes al más puro estilo de artículo de Larra crean, además, ser la élite cultural del país no ayuda en nada a que se esfuercen lo más mínimo por mejorar su obra. Porque el problema de fondo es precisamnete que los artistas de la ceja, los titiriteros, las bardemes y los almodóvares patrios... opinan que son unos genios a los que el pueblo, en su ignorancia, rechaza porque no comprende.

Y se pueden permitir rechazar y despreciar a su público y seguir haciendo el cine de mierda con el que nos degradan cada vez que osamos descargarnos del ARES una de sus horribles e insufribles películas pura y simplemente porque son completamente ajenos al mercado: Viven enganchados a la teta del Estado. Viven de nuestros impuestos. Se creen realmente con derecho a que les paguemos por un producto... que simplemente nos es detestable.

El cine español es endogámico, cutrecillo y casposo y sus temáticas y estéticas tienden a ser zafias, burdas y groseras. No es de extrañar que los españoles, cada vez más, demos la espalda a gastar nuestro dinero en cine español. Por más que los politiquillos de todo pelaje se empeñen en hacérnoslo pagar por la fuerza vía impuestos.

El portavoz de Cultura del PP de Rajoy, por ejemplo, acaba de salir presuroso en defensa de la banda de la ceja, como ya hizo la Titiritera del PP, la diputada Rodríguez Salmones a propósito del canon digital. No, por desgracia, esto no es cosa solo de rmalvados rojo-comunistas, sociatas y perroflautas varios: El mantener a esta casta de vividores del cuento a expensas de Erario Público es uno de esos consensos PP-PSOE de los que nos habla Alberto Noguera.

13/03/2009 ACTUALIZACIÓN: Y encima, resulta que lo que estos paniaguados reciben vía subvenciones... ya es más de lo que logran recaudar voluntariamente de los espectadores. Porca miseria.

Comentarios

Añadir un comentario