Lunes, 02 de marzo de 2009

Hagan juego, se?ores...

Los resultados electorales del País Vasco nos dejan un cuadro politico muy similar a otros vistos en ocasiones anteriores. El PSE, convertido en fuerza bisagra en la Cámara Vasca, puede liderar una coalición no-nacionalista por primera vez desde 1978. O puede apoyar a la lista más votada -la del PNV- y entrar así en el Gobierno de Vitoria al tiempo que conserva el apoyo de los diputados separatistas en el Congreso de los Diputados.

En este momento, no es descartable ninguna de las dos opciones y tampoco la de un gobierno en minoría del PSE, basado en un pacto de no-agresión similar al que mantiene a UPN en el gobierno de Navarra. Ojo, porque la fuerza moral del PNV como partido más votado va a ser mucha y la necesidad de ZP de apoyos en el Congreso puede aguar las celebraciones anticipadas que vienen oyéndose por ahí.

Por su parte, Rajoy ha logrado oxígeno personal y político con la victoria en Galicia. Aunque el hecho de que PP vasco lleve en caída libre desde la marcha de Mayor Oreja compromete las posibilidades del PP de llegar a la Moncloa, casi imposibles si no levanta cabeza en Vascongadas, Cataluña y Andalucía... y si no se recompone el acuerdo con UPN, que venía proporcionando a la bancada popular dos escaños seguros.

Son muchas mesas las que se han abierto ayer. Hagan juego, señores...

Comentarios

Añadir un comentario