Viernes, 27 de febrero de 2009

El voto util de las monterias y los yates

Tengo la sospecha de que el PP volverá a gobernar en Galicia, a la vista de que el experimento nacional-socialista no ha dado ningún resultado. En cambio, es mas que dudoso que el PSE de Patxi López obtenga más escaños que el PNV en las elecciones vascas: El voto útil del batasunismo ilegalizado es, precisamente, el del PNV. Cuentan que eso es precisamente lo que dice la última encuesta de las que tienen en Ferraz, que me parece bastante creíble. Dos o tres mil votos decidirán las gallegas. Y un López no será nunca lehendakari, que buen cuidado tendrán de asegurarlo las redes clientelares nacionalistas.

Mientras tanto, las huestes del voto útil se quitan la careta.  Tras meses y meses de hacer seguidismo del losantismo más montaraz contra Mariano Rajoy, Anghara y Elentir (¡quien te ha visto y quien te ve, Elentir, desde que ambos militábamos en el falangismo y moderábamos foros conjuntos, como el de Coincidencias en Yahoogroups!) se suman in extremis y al unísono al voto útil a Feijoo en las elecciones gallegas.Honda decepción la que me causa Anghara, aunque no un Elentir a quien sabemos instalado por sistema en el giliflautismo.

 El problema está en que se equivocan. La sinvergonzonería del BNG-PSOE solo chirría un poco más porque se recubre de un mensaje separatista, pero no es esencialmente distinta de la sinvergonzonería generalizada de nuestra casta autonómica en general, ya sea en Madrid, en Valencia, en Cataluña o en Andalucía. La implantaqción del pensamiento único y teledirigido vía canal autonómico que realizan las castas autonómicas del PP no difiere fundamentalmente de la que realiza el PNV o el PSOE de Andalucía en sus respectivos territorios.

Es el signo político lo único que cambia, porque a monterías y yates van todos. Todos. Monterías y vacaciones náuticas  o de otro tipo en las que se cocinan contratos, actuaciones y comisiones a mansalva. Lo que pasa es que Anghara y Elentir prefieren que el sátrapa sea de su color político, por la cosa de que, ya que van a oprimirles, al menos que les regalen el oído. 

Feijoo no es ni renovación, ni fin de la imposición lingüística, ni fin de la corruptela generalizada. Feijoo era el Vicepresidente de la Xunta de Fraga en plena inmersión lingüística dirigida por la Xunta. Centrista y sin ideario claro es, más que un avatar de Rajoy, un Gallardón a la gallega.  Es, en esencia, todo lo que llevan criticando meses a Mariano Rajoy. Le quieren en una poltrona autonómica por puro y simple sectarismo que, desde luego, se afanan en pintar de colores.

Comentarios

Añadir un comentario