Lunes, 23 de febrero de 2009

Pol?tica-Ficci?n: Regenerando la democracia

Imaginemos –no hay otra forma de que ocurra- que en 1979 se hubiera presentado a la sociedad española un proyecto político y económico liderado por   Blas Piñar, José Luis Arrese, el Marques de Suanzes y Doña Pilar Primo de Rivera, con un estupendo proyecto politico para desarrollar un estado aconfesional, democrático y descentralizado según los principios establecidos en  la Constitución del 78. Sospecho que el cachondeo hubiera sido generalizado, ¿verdad?

Pues si mi ejemplo les parece absurdo, que haga alguien el favor de explicarme como es posible que el Partido Popular presente a Rajoy, a Cristóbal Montoro o a Esperanza Aguirre como la solución a la crisis que vive España, crisis que tiene su raíz en la absurda burbuja inmobiliaria y migratoria iniciada bajo el gobierno de estos tres señores y del inefable Rodrigo Rato, permanente tapado y gran esperanza de futuro de los opositores a Rajoy dentro de la derecha sociológica.

 Pretender que este conjunto de amantes del ladrillo y de las Cajas de Ahorros, que estos apologetas de la inmigración masiva, son los hombres y mujeres que nos hacen falta para desactivar el inmenso monstruo de Frankenstein económico y social que ellos mismos crearon durante sus ocho años en la Moncloa es simplemente inverosímil.

Tan inverosímil, si no mas, que pretender que Nuñez-Feijoo es el político que necesita Galicia para desactivar la bestia nacionalista y separatista que echo a andar precisamente cuando el propio Feijoo era Vicepresidente Primero de la Xunta en tiempos del ínclito D. Manuel Fraga Iribarne, otro gran regeneracionista de la política española, siempre que admitamos que la regeneración bien entendida empieza por uno mismo.

 Vientos de cambio, al menos de boquilla, trae también UPyD.  Que promete acabar con el fraude permanente del “voto emigrante” en Galicia y con el insolidario y asimétrico “cupo vasco”. Cosas ambas que están muy bien, pero que vienen propuestas por una exconsejera de un bipartito PNV-PSE, con predominio nacionalista del que se resistió a salir como gato panza arriba cuando el PNV se acerco a HB (el famoso Pacto de Lizarra), tal y como  lo cuenta Iñaki Anasagasti en su blog.

¿Sorprendidos? Yo ni en lo mas minimo. Y es que hace tiempo que tengo claro que pretender que la casta política española actual va a regenerar la democracia… si que es autentica política-ficción. Desde dentro, la actual partitocracia no la regenera ni Guy Fawkes. Es hora de buscar otras opciones. Otros partidos.


Comentarios

Añadir un comentario