Martes, 17 de febrero de 2009

Rubalcaba se equivoca al rectificar y Rajoy al no definirse.

Alfredo Pérez-Rubalcaba se ha equivocado gravísimamente al rectificar los cupos numéricos de detención de inmigrantes ilegales que se venían asignando a cada Comisaría y Delegación/Subdelegación del Gobierno. Cupos que, además, pecaban de ser francamente modestos. A un barrio degradado como el de Vallecas es ridículo asignarle la detención de 35 ilegales por semana cuando deberían estar deteniendo al menos al doble.

 Otro acierto del Ministro del Interior era el primar la deportación de marroquíes (es de suponer que también de argelinos) y no sólo por lo económico de su deportación, sino también por su elevada conflictividad. Por criticar algo, le ha faltado al Gobierno de Zapatero el tener un poco de valemtía a la hora de denunciar a esos Estados traficantes de personas (como el Ecuador o Bolivia) que, de hecho, viven de tener porcentajes escandalosos de sus poblaciones fuera de su territorio con la desvergüenza, además, de negarse a sus repatriaciones.

Y sin embargo, como todo lo bueno se acaba enseguida cuando se trata de la política española, Rubalcaba ha decidido rectificar -esta vez sí- ante la reacción del Ministerio de la Oposición.

Y es que el PP de Rajoy y Soraya, como de costumbre en fuera de juego, ha aprovechado para criticar lo que es una medida de sentido común y tachar al Gobierno de irresponsable por su política de "papeles para todos". Política que, de hecho, se implementó en España siendo Ministro Mariano Rajoy. No hubo regularizaciones tan vergonzosas y que crearan un efecto llamada mayor que las llevadas a cabo por Aznar en el periodo 1996-2004. Pero este nuevo PP, tan irresponsable como el de Aznar, prefiere no acordarse de aquello y apuntarse a la baza fácil del buenismo y del escándalo.

Porque, en definitiva... ¿Qué es lo que en opinión de Rajoy debe hacerse con los inmigrantes ilegales? No lo sabemos. ¿Qué alternativa ofrece Soraya a asignar cupos mínimos semanales de detenciones a las Comisarías de Policía? Ni la más remota idea. ¿Está de acuerdo el PP en permitir que los ilegales lampen libremente por el territorio nacional? Vaya Ud. a preguntarle a Rappel, porque lo que es en Génova no van a darle ni media pista. El principal partido de la Oposición y su líder vegetan unánimemente en la más absoluta indefinición, del más mínimo atisbo de discurso coherente sobre un asunto de crucial para España.

Y lo grave es que, encima, les han hecho caso.


Comentarios

Añadir un comentario