S?bado, 07 de febrero de 2009

Rumania en la cuerda floja: La "Nueva Europa" necesita un rescate.

  Tomen nota de lo que les digo: Antes de que acabe el trimestre, Rumanía necesitará ayudas extraordinarias de la UE o del FMI para evitar la bancarrota. Es más que posible que en este mismo trimestre entre en recesión (algo desastroso para un país en vías de desarrollo). Su principal fuente de divisas, que son sus trabajadores en el exterior, se está secando. Y ya hay una comisión rumana en Bruselas mendigando 5000 millones de euros de aqui a Marzo para hacer frente a numerosos pagos, mientras el Banco Central griego desaconseja explícitamente las inversiones en el país.
Son las consecuencias de ampliación masiva de la Unión Europea  en el año 2004, que no debió producirse nunca. Ni en 2004 debieron haber entrado 10 países, ni se debió ampliar la Unión a Rumanía y Bulgaria en 2007. No sólo por causas económicas. En ese momento las instituciones europeas estaban en pleno proceso de modificación. Ni aquellos doce países estaban listos desde el punto de vista económico, ni políticamente estaban maduros. Y sin embargo, entraron. No solo por ser geopolíticamente importantísimo para Alemania (puro lebensraum) sino también y sobre todo porque a los Estados Unidos de América exigieron el aislamiento a Rusia y garantías de que no volvería a reconstruir su área de influencia en el Este.

Todo eso se aseguraba con la entrada de esos países en la Unión, dentro de la cual han actuado desde entonces como fidelísimos aliados de Washington en asuntos tales como la invasión de Irak, las relaciones con Rusia, la independencia de Kosovo, la guerra ruso-georgiana, la posición respecto a Ucrania  o el escudo antimisiles. La Administración Bush  llegó a despreciar públicamente el peso político de lo que llamó "Vieja Europa" recelosa de su permanente aventurerismo exterior  frente al de la "Nueva Europa" que, en el Este, lo apoyaba con entusiasmo.

 Ahora, en época de vacas flacas, resulta que la "Nueva Europa" necesita un rescate. La "Nueva Europa" que lleva dos décadas practicando una política exterior propia del siglo XIX y convirtiéndose en obstáculo permanente en las relaciones UE-Rusia y siendo permanente aliado de Estados Unidos frente a la "Vieja Europa". Debemos darles ese rescate. Y procurar cobrárselo muy caro tanto en lo económico como, sobre todo, en lo político de cara al futuro.



Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Hernan
Fecha: Lunes, 16 de marzo de 2009
Hora: 23:20

me gusta tu espacio de verdad es bien interesante
Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 11 de diciembre de 2010
Hora: 1:54

dejo un comentaio por que sino cabreo al monstruo xDD