Lunes, 26 de enero de 2009

Rescate Fiscal para Pasapiseros

Los pasapiseros ya tienen publicado en el BOE su propio Plan de Rescate. Y no, no es ninguna broma, sino parte de la Exposición de Motivos de la Ley 4/2008 de 23 de Diciembre que reconoce, sin ambages, que va específicamente destinada a favorecer el pasapiserismo, actividad económica consistente en comprar pisos sobre plano o en construcción para venderlos antes de escriturar ante el Notario. Todo en documentos privados y moviendo ingentes cantidades de dinero "B". ¿No se lo creen? Pues sigan leyendo.


Para entendernos, el pasapisero es el tipo de pollo quete pone en una farola un cartel como el de la imagen vendiendo dos pisitos de obra nueva de 47 m2, y un dormitorio por 325.000 euros "por no poder escriturar". Las razones por las que pueda  "resultar conveniente incentivar" esta actividad me resultan ignotas. Y esto es lo que nos dice el BOE en la Exposición de MOtivos de la Ley antes señalada:

Una medida importante para mejorar la situación de los particulares en el mercado inmobiliario es la relativa al tratamiento fiscal de la cesión de créditos o derechos de adquisición de inmuebles en construcción, conocidos vulgarmente como «pases», cuya regulación determinaba una base imponible cuantificada en función del valor total construido de los inmuebles, que se modifica para que se ajuste al valor real del inmueble en construcción en el momento de la cesión del derecho privado de compra, lo que permitirá su transmisión a los actuales contratantes que tengan dificultades para seguir con la adquisición y una mayor flexibilidad a este mercado.

La limitación de la base imponible al valor real que tenga el bien en el momento de la transmisión del crédito o derecho se dirige especialmente a los supuestos de transmisión entre particulares del derecho de adquisición de una vivienda en construcción. Es una modificación necesaria para evitar un gravamen impositivo que, sumado al que se produce por el IVA que satisface el nuevo propietario del derecho cuando adquiere la vivienda, hacía, en la práctica, casi imposible la transmisión de estos derechos.

Teniendo en cuenta la coyuntura actual del mercado inmobiliario, también resulta conveniente incentivar la transmisión de derechos de adquisición de vivienda, considerando especialmente a los particulares que compraron tales derechos con unas expectativas de evolución de los precios de los inmuebles y de oferta hipotecaria que en la actualidad no concurren.


Pura y simplemente, el Gobierno y las Cortes consideran que la  profesionalización de la especulación inmobiliaria (pues no otra cosa es ekl dedicarse a comprar pisos sobre plano para venderlos) merece promoción fiscal y que los pasapiseros pillados con ladrillos invendibles merecen también un plan de rescate.

 Por supuesto, la medida será absolutamente inútil: Los pases de pisos han muerto junto con las expectativas de revalorización absurdas que hemos tenido estos años. Pero no es descartable que el falso fondo (false bottom, dicen en los foros) del que hablábamos el otro día aun sirva a los pasapiseros más avispados para pegar sus últimos pelotazos con fiscalidad bonificada.

 No nos olvidemos de que esa fiscalidad bonificada son ingresos a los que el Estado renuncia. La Ley 4/2008 de 23 de Diciembre protege las plusvalías del psapisero con cargo al dinero de todos los contribuyentes. Esto es lo que hace un gobierno socialista en pleno horizonte de insuficiencia fiscal. No me digan que no nos merecemos TODO lo que nos pase.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Tremendelirius
Fecha: Lunes, 26 de enero de 2009
Hora: 17:49

Pasapiserismo: tambi?n conocido como especulaci?n y practicado por doquier. Es una pena que se malgaste dinero p?blico de esta manera en vez de destinar los pisos a quien verdaderamente lo necesita.
Autor: Anonimo
Fecha: Lunes, 23 de febrero de 2009
Hora: 2:17

Son viejas medidas que ocultan mas miga.

Si que incentiva, pero a que busquen formulas tipo alquiler con opci?n a compra y esas mandangas.

Y es que no lo olvidemos, si se hunden ellos, y no pensamos en formulas de sostenimiento, nos hundimos todos en la miseria.

Hay gente que no sabe hacer nada mas que especular con la miseria de los demas.

Esta medida deber?a tener aparejada otra para la detecci?n de estos individuos.