Viernes, 23 de enero de 2009

Hordas B?rbaras

A una de mis hermanas, no se muy bien porqué, no se le ocurrió otra gilipollez más que irse a apuntar a la biblioteca de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo, como una indigente cualquiera. Probablemente habría leído en cualquier web insustancial que a David Bisbal se le ve a menudo por allí. Para apuntarse la exigían -vaya Dios a saber porqué- apuntarse a una de las dos Bibliotecas: Hispánica o Islámica. Eligió la islámica, como cualquier joven piji-progre carente de criterio.
La actitud de mi hermana, quien viéndose incapaz de elegir "se azara" y elige lo políticamente correcto, es decir, lo extranjero, lo totalitario y lo moro frente a lo tradicional, lo culto y lo español, me genera hondas preocupaciones sobre el devenir futuro de nuestro país si llega a caer en manos de esta horda bárbara educada en plenos años 90, que tiene ya 20 años cumplidos y siguen en plena adolescencia... al tiempo que les toca vivir la peor crisis de las últimas décadas. 

La generación del post-botellón tiene la carrera a medio terminar. Y el coco comido por lo políticamente correcto, la indefinición extrema en todos los ámbitos y la insustancialidad cultural e intelectual más absoluta. De los que vienen detrás, mejor ni hablamos. 

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: La hermana aludida...
Fecha: S?bado, 24 de enero de 2009
Hora: 16:28

Este no es el lugar, ni el momento, de explicarte los pormenores de haberme apuntado a esa Biblioteca. Sin embargo, como te veo un poco confundido conmigo, te dir? que me da igual que la susodicha sea isl?mica, china o senegalesa, s?lo voy a ESTUDIAR... aunque claro, entiendo perfectamente que te cueste entenderlo...
Si t? hubieras hecho lo mismo en esa u otras bibliotecas en lugar de dedicarte a perder el tiempo con blogs como estos que escribes otro gallo te cantar?a, hermanito.
Autor: Fray_Fanatic
Fecha: S?bado, 24 de enero de 2009
Hora: 16:38

Yo ya super? mi periodo formativo hace tiempo y tengo la inmensa suerte de poder ejercer la vocaci?n para la que me form?.

Y sin necesidad de apuntarme a ninguna biblioteca isl?mica. Ni para estudiar ni para ninguna otra cosa.